Restaurante Baobab

1
Datos de Baobab
Precio Medio:
64 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 64,92 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Baobab

Tras el cierre de Vinícolas, reaparece una vez más, afortunadamente para la gastronomía valenciana, Raul Alexandre en un local más céntrico, en la GranVía en la zona de Cánovas, un local elegante, con mucha luminosidad por amplios ventanales a la calle, con una zona de barra de bar frente a la parte de cocina / emplatado, incluso con una estupenda mesa al fondo del local que se cierra por cortinas quedando como reservado.

Bien decorado, buen montaje de mesas, muchas de ellas con banco bajo el ventanal, sillones cómodos; buena vajilla, copas, cambio de platos y magnífico servicio dirigido por el jefe de sala con su amplia experiencia. En la cocina gente jóven bajo la dirección del chef y su gordito Michelín de raza negra allí presente; a Raúl se le ve comprometido con este nuevo reto.

La carta de comidas contiene una serie de pocas sugerencias, importante cantidad de entradas/aperitivos; en principales 3 opciones de carnes (cordero, lomo alto y pichón), pescados (San Pedro, bacalao, raya), guisos y arroces hasta 7 opciones, postres con 6 opciones. La carta de vinos es bastante amplia con variedad importante, la mayoría de vinos de rango medio y algunas opciones para un dia especial, todo ello a precios bastante comedidos.

Al centro unos encurtidos, un buen pan del que repetimos, más una cata de aceite Valderrama, de arbequina, suave y facilón. Fuimos 8 para comer al final del puente por lo que Raul nos embarca en su idea de compartir al centro lo que nos quiere preparar a modo de menú de degustación. Aceptamos el reto y tomamos:

. croqueta de topinambur x 1 p.p.: perfecta de elaboración

. buñuelo de bacalao x 1 p.p.: en Raúl es algo imposible de negarse

. berberecho al vapor x 2 raciones: gran tamaño y calidad, poco hechos, amplia ración

. biquini de queso brie con trufa x 1 p.p.: mucho mejor de sabor que de presencia.

. corte de foie con galleta de piñones y puré de manzana a la vainilla x 1 p.p. (una excepción que fue un corte de ensaladilla a petición personal): una ezquisitez aunque el foie andaba demasiado frío.

. coca con burrata tomate seco piñones albahaca y aceituna negra x 2 raciones: muy sencillo pero perfecta la masa, muy adecuada ña eñaboración de los ingredientes

. carpaccio de setas, trufa y vinagreta de piñones x 2 raciones: muy bien preparados y buen fonde de sabor

. carpaccio de pulpo con mango y cilantro x 2 raciones: complicada mezcla de ingredientes pero que se consigue un perfecto equilibrio de todos sin que nadie se apodere.

. matrimonio de anchoa x 1 p.p.: anchoa en salazón con pimiento y berenjena asados y aceituna negra: la presencia es un poco amontonado, pero cuando lo llevas a la boca, es todo puroi sabor

. arroz plancha x media ración p.p.: plato estrella de Raúl que quien no lo conozca se ha perdido una gran creación. Perfecto como siempre.

. crème brûlée con crema de whisky y helado de vainilla x media ración p.p.: muy bien de sabor, ajustado de dulce

. postre de Luis (un magnífico canelón de piña acompañado de helado de coco) x media ración p.p.: un postre fresco, bien elaborada esa piña perfecta de madura y un helado de coco algo escaso para lo bueno que está.

Para beber empezamos a la llegada con unas cervezas Zeta de tiraje, algunas 0.0, un Martini blanco bien preparado en la mesa y un palo cortado de Leonor perfectamente servido en el sitio, más 3 botellas grandes de agua Numen; de  vinos elegimos Pago de Tharsys brut nature (25€) y luego un Allende blanco (28€) que vino justo, rematando con un dulce muy curioso para los postres: Lacum, un palomino fino dulce muy interesante con que nos obsequiaron.

Unos buenos cafés finales con gominolas de petit fours y una larga sobremesa con el compromiso de dar cuenta de esos torpedos de atunes recien pescados, en una comida casera para una próxima reunión del grupo. Un local que merece mucho la pena y que se hará pronto con el espacio dejado por Vinícolas cuya ubicación alejada y complicada de llegar parece que le ha condenado. El ave Fénix renace de nuevo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar