Auga e Sal

¡Id! ¡Por el vino y por la comida! ¡Por la comida y por el vino! ¡¡ Id !!

¿Seguís ahí? ¿Sintonizaos? ... que lo mismo he sido tan elocuente que ya habéis salido disparados pa'llá.

Vamos primero con la sección "Casa y Hogar" que es lo que menos nos suele importar, ¿oui? Amplio y luminoso. Ya ves tú lo que he dicho. Pero es que no te lo esperas así. Pasa desapercibido en la calle. Pasé un par de veces por delante sin verlo. Cuando entras, pues oye, lleno de luz, amplio, largo y acogedor.

Sigo por el final. Si serán majos que, como soy un desastre y no anoto nada, ni hago fotos a nada, pues les pedí si podían imprimirme el menú y los vinos bebidos. Pueees no tienen impresora, de modo que una persona tuvo la atención de ir escribiendo con extraordinario mimo caligráfico lo comido y bebido para dármelo al final. Y estas cosas serán tontuneces, pero molan.

Obviamente ¿qué voy a decir del servicio? Pues que excelente. Atento y cordial y con paciencia infinita, porque cuando tengo el día preguntón no hay quien me soporte.

Sigo al verrés. La bebienda. Cuchen: Es imposible que haya quien no encuentre qué beber en esa carta. Es larga. Larga de verdad. Tiene montones de vinos, de montones de sitios yyyyy... ¡a precios asumibles! ¡Qué! ¿Cómo os habéis quedado corazones de salsifís? Sólo por el asunto vínico ya merece la pena ir.

Vamos ahora con el asunto del comer. Miras la carta de arriba a abajo y de abajo a arriba y te pasa como con los vinos. ¡Te apetece todo! Es una carta variada, con sentido de temporada y en la que, nuevamente, es casi imposible no encontrar algo que te llame el interés o, como en mi caso, que te apetezca todo.

Como todo no es plan pues ale a lo sencillo para mi, el menú largo. Es un menú largo pero asumible, que yo no estoy en edad ya para según qué longitudes. Como es habitual en mi no os voy a hacer un desglose, baste decir que todos los platos me gustaron, algunos notables, alguno sobresaliente y sólo uno no me terminó de convencer.

Por hablar de algunos platos (porque a eso hemos venido aquí), comienza con un muy agradable gazpacho con xurel marinado que te bienpredispone para todo lo demás. Plato destacable el de vieiras (lañadas) con puerros. El dulzor y lo salino daba un muy buen conjunto. Los chipirones con verduras están como para ponerte a comer y no parar hasta que te saquen de allí por la fuerza. Y para mi sorpresa me gustó la merluza a la mantequilla negra. No porque dudase de sus dotes coquinarias, si no porque no me suelen gustar las salsas con la mantequilla como base (la beurre blanc es mi particular kriptonita gustativa). Oye, pues esta estaba muy bien. Tenía un toque de acidez que le venía muy bien. Huelga decir que el punto del pescado era impecable.

En honor al 25º aniversario de la genial serie Frasier recordemos que en uno de sus capítulos volvía el Doctor Frasier Crane con su hermano Niles de cenar fuera en un lugar nuevo. Ambos coincidían en que algo mejor que una cena genial era una cena genial con un pequeño fallo. No soy tan malo (bueno, sí lo soy, pero ese es otro tema). Es sólo que un plato no me terminó de convencer. El gallo de corral sobre puré de patatas y cebolla glaseadas. En mi opinión tanto la carne como el puré estaban secos en demasía. Una lástima, pero que ni por un momento enturbia lo que por lo demás es un lugar, servicio, cocina y bodega sobresaliente.

Mención especial, y de nuevo, para los vinos. Con el menú escogí maridaje. Bien, pues cada vino estaba escogido de una manera bien concreta. No en modo prueba-ensayo no, estaban muy bien elegidos. Caso paradigmático, desde mi punto de vista, fue el del rosado Pícaro del Aguila, que ya es arriesgado ponerlo en un menú degustación por la visión general que tiene la gente de los rosados, pero además en el plato de la merluza a la mantequilla negra era jugarse el bigote. Pero no se lo estaban jugando, tenían claro que iba muy bien en ese plato, que lo habían probado y, en efecto, iba genial.

Y en fin, que poco más que contaros, que salí de allí felizmente comido y bebido y que sin ninguna duda comería allí mañana, pasado y al otro.

El menú está por 48 EUR (sí, habéis leído bien, ese es el precio del menú degustación) + 12 EUR de unos quesos (soy un alma débil, no me pude resistir) + 18 EUR por el maridaje.

Ah y sí, el agua fría de la jarra no te la cobran ^___^

Edito: Que entre el barullo de tickets del viaje acabo de encontrar este. Sumadle 2,5 EUR más en concepto de pan (muy rico Pan de Moa -Moscoso Moure-, que no había mencionado), aceite y agua. Eeesto es, 80,5 EUR

  1. #1

    oscar4435

    El puente de Noviembre tengo reserva , ya me gustaba la idea , asin mas .

  2. #2

    jose

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    ¡A disfrutar!

    Saludos,

    Jose

  3. #3

    Tantra84

    Ya lo tenía en mente para una visita a Santiago, tu comentario no hace sino aumentar las ganas de conocerlo.
    Probablemente tengan el mejor maridaje por RCP de España. Y con estos principios... https://twitter.com/ARG_augaesal/status/1000002136783118336
    Saludos y enhorabuena por el disfrute (imposible redondear la experiencia sin quesos ;)

  4. #4

    jose

    en respuesta a Tantra84
    Ver mensaje de Tantra84

    La enhorabuena debe ser para ellos y para todos aquellos que tienen la capacidad de hacer disfrutar.

    Saludos,

    Jose

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar