Restaurante Topa Sukalderia

2
Datos de Topa Sukalderia
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
7.4 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.8 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Vasca, Peruana, Internacional
Vino por copas:
Precio desde 30,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: martes y lunes y miércoles a la noche .

Teléfono


2 Opiniones de Topa Sukalderia

Restaurante del Grupo IXO (Mugaritz, Ni Neu, Bodegón Alejandro, Nerua) galardonado con un, a tenor de lo visto y probado, merecido Bib Gourmand en la guía Michelín. Un local que despierta pasiones encontradas y en el que gran parte de la clientela, al menos la noche que cenamos nosotros, es extranjera. En cocina ya no está Jessica Lorigo (ahora oficia en el Bar Gerald's del mismo barrio), pero siguen funcionando como un reloj.
De entrada, comentar que los precios están ajustados a las raciones y a la calidad de lo que se ofrece. Cenar rico, diferente y por menos de 30€ por cabeza un fin de semana en Donosti no es tarea fácil, por lo que celebramos que pueda hacerse en un local que enriquece la ya tremenda oferta gastronómica de Gros.
¿Y qué sirven? Pues se trata de pequeñas raciones para compartir, normalmente entre 2 personas, con una inteligente mezcla de ingredientes y recetas vascas y mexicanas.
Nosotros probamos lo siguiente:
- Guacamole Tôpa (10€): El preparado se presenta en mortero para que los comensales lo preparen al momento a su gusto, con la cebolla, el cilantro y la lima aparte (cosa que agradezco porque detesto el cilantro). Lleva tomate seco confitado, lo que le da un plus de sabor, y los totopos están crujientes y nada aceitosos. Muy bien.
- Croquetinhas de pollo (8€): Curiosas croquetas de pollo y patata (6 ud) especiada con menta, rebozadas con panko y servidas con una salsa de menta. Una fusión arriesgada y que a mí me parece un sabor cansino. Perfectamente elaboradas, eso sí.
- Quesadillas de Queso Topa y setas de temporada (6€, 2 uds): Sencilla masa de trigo con un sabroso relleno de buen queso y buenas setas (zizahoris). La masa salió poco cocida, una ración casi-pintxo porque se come en dos bocados. Muy ricas, aunque de ración escasa.
- Tacotalos de maíz y mijo con merluza frita, salsas Veracruz y tártara (7€, 2 uds): Probablemente el mejor plato de la cena, una riquísima merluza rebozada, acompañada de dos impecables salsas de tomate picante y tártara (mayo, mostaza y encurtidos). La masa de los talos esta vez sí salió en su punto.
- Tacotalos de maíz y mijo con Roast Beef con salsa macha (12€, 6 uds): Los talos se presentan aparte y el roastbeef está cubierto por una salsa que, a mi parecer, mataba totalmente el sabor de la carne, principalmente por ser cilantrófobo. También me pareció que llevaba algún fruto seco majado, que le daba un contraste de texturas interesante.
- Anticuchos de pollo a la parrilla con crema de piquillo y ajos (9€, 2 uds): Muy ricas estas brochetas de pollo con unas patatas gajo aparte con salsa de piquillos. Pese a que los anticuchos son de origen peruano (allí se utiliza el corazón, aquí al parecer muslo), también se elaboran en otros países latinoamericanos.
- Hamburguesa MacOndo (8€): Otro de los platos estrella de la cena, se trata de una riquísima hamburguesa con salsa de chile y piparras troceadas, os encantará si sois amantes del picante. Muy cachondo jugar con el nombre de la cadena de hamburguesas más famosa del mundo y la palabra euskalduna ondo (bien).
- Mamia con guayaba y garrapiñadas (6€): Se presenta sin mezclar, y por la diferencia de temperaturas la mamia tiende a desuerar. Por lo tanto, hay que mezclar bien todos los ingredientes. Mamia casera con buen sabor a leche de oveja y un toque exótico interesante. El dulzor se lo aportan las garrapiñadas (con un poco menos, mejor).
- Rosca de churro con naranja y lima (6€): Otro de los postres que no deja indiferente, se trata de una ligera porra (es más gruesa que el churro) con unas salsas que le aportan frescor y restan sensación grasa al churro. Muy bien.
Para beber, una Michelada (3,60€; cerveza especiada con sifón, no me gustó pero hay que reconocer que combina bien con este tipo de comida), copas de Artuke Pies Negros (3,50€/cada), Viña Zorzal Rosado (2,30€), agua del grifo (sin cargo) y un cortado (1,60€).
Coperío de buen nivel (Schott) y una carta de vinos con mucho argentino/chileno.
Servicio profesional: simpático, servicial y diligente. Además tuvieron la gentileza de traernos una figura de cumpleaños tradicional mexicana y ponernos la canción de Parchís (una de las comensales cumplía años).
Muy importante reservar, porque además tienen doble turno (nosotros cenamos a las 20.15 h y tranquilamente nos dió para disfrutar antes del siguiente turno de las 22 h)
En definitiva, un lugar ideal para ir en pareja o con amigos y disfrutar de una comida desenfadada y divertida. Muy recomendable

Aunque tengo varios comentarios pendientes, por si alguien se acerca por la zona, al ser un local que ha abierto hace una semana, prefiero comentarlo ya.

Nuevo proyecto del grupo IXO, que lidera Luis Andoni Aduriz, fusión entre el producto vasco y la cocina latinoamericana, esa unión se ha dado a lo largo de los siglos, ya que la emigración vasca por esas tierras ha sido notable.

Este nuevo local se sitúa en el barrio de Gros, zona que esta poniéndose las pilas, y a los ya clásicos locales de pintxos de toda la vida, como el Bergara, se suman incorporaciones con el Matalauva, del que os comentare mas adelante y este nuevo proyecto Topa Sukaldaria, "Topa" es la expresión que se utiliza en euskera cuando se brinda topando las copas y Sukalderia es cocinas .

Local dirigido por gente joven, tanto de la tierra como algún latino, haciendo honor a la filosofía de la casa.

La jefa de cocina, Jessica Lorigo, también muy joven, cuenta con un equipo, tanto en cocina como en sala, como he dicho muy joven, todavía se nota que han abierto hace una semana, pero aun así, las ganas y el esfuerzo por que todo vaya sobre ruedas, se palpa.

“Fruto de esa conexión vascoamericana, la carta del Topa Sukalderia ofrece unos "tacotalos" de mijo y maíz, que pasa a ser una versión vasca de la clásica tortilla mexicana que se rellenan con chipirones en su tinta, de merluza frita o de cerdo en adobo. También se podrán degustar los ceviches, uno de los cuales se sirve caliente y muestra "la cara más vasca de Perú". Con aires venezolanos, la "arepa de huevo" con un ramalazo vasco a base de aceite de chorizo. De Brasil, las "croquetinhas", una interpretación de las clásicas coxinhas de pollo. El "tiradito de bacalao a la oriotarra" lleva su refrito de ajo y vinagre que lo acerca al modo cantábrico. También un "txoripan”, el preñado de toda la vida, un asado de ternera con influjos argentinos”.

La carta de bebidas también combina las dos culturas , tienes vino , no demasiados , ni tampoco muy arriesgados , sidra , una artesana de Iparralde , que esta buenísima y la típica coctelería , el pisco, el tequila, el ron o incluso el txakoli se combinan con lima, azúcar de caña o ginger ale y se presentan en jarras para compartir y acompañar a la comida .

Los precios también están bastante arreglados, teniendo en cuenta que hablamos de Donosti, que es una ciudad, en general, cara.

Local situado en una calle tranquila , dos entradas , aunque una cerrada , local moderno , nuevo , pero sin extravagancias , madera en las paredes , mesas y sillas de madera en color roble , no es demasiado grande , aunque si que esta bien aprovechado y tiene una barra , para tomar un vino y un pintxo , aquí no podía ser de otra manera , poca variedad de pintxos en barra , lo suyo es sentarse a disfrutar de la carta , no demasiado larga , pero si bien nutrida de distintas elaboraciones , imagino que ira variando .

Mesas sin mantelería y servilletas de papel, sencillo y cómodo.

La mejor opción es compartir, así que todos los platos que os comento han sido compartidos entre cuatro adultos, para las dos crías sacamos algo mas de su gusto, empiezo por ellas, tener en cuenta que antes de sentarnos a comer habíamos estado de pintxos, cosas que recomiendo.

Takotalos al pastor vasco, yo pensé que serian de queso, pero para nada, se cocina en forma de kebab la carne de cerdo adobada, en México la llaman tronco, por la forma, además panceta y piña, en un takotalo de maíz se presenta todo, un par de ellos por plato, 6€.

Anticuchos de pollo, brochetas de muslo de pollo adobadas, acompañadas de pimientos de piquillo y cilantro, dos por plato, 7€.

Arepas de huevo y chorizo, masa de maíz, rellenas de crema de chorizo y yema de huevo, al final la masa, no les gusto mucho, 4€ cada una.

Para nosotros.

Empezamos con un ceviche de Xargo, su leche de tigre, guindilla vasca, cilantro, cebolla roja y unos tacos de boniato, muy rico y acompañado de topotos , 15€ .

Tiradito de bacalao a la oriotarra, finas laminas de bacalao fresco, que se napan con el típico refrito, ajo, perejil, aceite y vinagre, eso si en frió y ves como se impregna de la gelatina del bacalao, también muy rico, 9,5€.

Ceviche de lubina, se sirve en una hoja de maíz, se acompaña de un caldo de pescado que se echa por encima, para cocinarlo, un poco, en esta ocasión, el caldo estaba mas bien frió, 15€.

Quesadillas de setas, dos por plato, partidas a la mitad, cuatro trozos, los justos, las quesadillas son de harina de trigo, mezcla de queso idiazabal y emmental y las setas depende del día , en esta ocasión xixa hori , rebozuelos , 6€ .

Empanadas argentinas , al horno , no las fríen , de osobuco de ternera , hechas al kalimotxo 50% vino , 50% coca cola , y pintadas al kalimotxo , si señores , como se os queda el cuerpo , y encima estaban buenas , ese toque dulce de la coca cola , les va bien , cuatro , 9€ .

Molcajete caliente de langostinos, chipirones y mejillones, en un bonito recipiente de piedra volcánica, que traen de México y que ponen bocabajo en el fuego para calentarlo, te lo acercan a la mesa con unos guantes especiales, ya que coge y mantiene mucha temperatura y te lo taren con una sirena de estas de ambulancia, pero sin ruido, ya te lo dice todo.

En el interior echan en crudo , los langostinos pelados , chipirones , mejillones , una hojita de laurel , cebollitas asadas y ajo confitado , dejan que se selle con el calor y echan un poco de mescal , poco , dejan que se evapore y echan la salsa de pescado y marisco , lo dejamos un minuto y nos queda un rico preparado , parecido a una rica de pescado , 16€ .

Begihaundi en tempura con agua de Lourdes, buen producto, troceado y pasado por la tempura, el agua de Lourdes es un recipiente de plástico con forma de virgen de Lourdes y que lleva en su interior una salsa picante, rica, 12€.

Acabamos lo salado tacotalos de maiz y mijo de chipirones en su tinta con mole, seis tacotalos y un buen recipiente de txipis, para ir cogiendo, muy sabroso 12€.

De dulce escogimos los tres que hay en la carta , para compartir torrija de chocolate picante , muy rica , no picaba en comparación con lo salado 4€ , flan bolívar , también muy rico , 4€ y rosca de churro con naranja y lima , 5€ , este es el que mas nos gusto a los seis , pedimos otra ración , buena masa de churro , crujiente y buena combinación con la lima y la naranja .

Para beber escogimos una sidra, que habíamos probado en la barra, mientras esperábamos, artesana de Iparralde, el país vasco-francés , kupela gorria se llamaba , tenia otra versión , menos dulce con la etiqueta negra , ambas muy ricas , diferentes y a 5€ la botella , curioso , porque un vaso en la barra te valía 2€ , aunque no me di cuenta , pues en el listado de precios lo ponía bien claro , por la diferencia , me hubiese pedido una botella .

Unos cortados 1,6€ y una manzanilla 2€, el agua no nos lo cobraron, lo traían en botellas decoradas por ellos mismos, así que no seria mineral y pan tampoco , nos sacaron un par de cuencos de topotos , vamos nachos .

Resumiendo, local distinto, para nuestra zona, donde no hay demasiada oferta de cocina latina, esto en Madrid o ciudades similares, no seria una novedad, pero en nuestra zona, seguro que pitara , eso si el producto muy bueno y las elaboraciones fusionando lo vasco y lo latino , como se promete , salimos por 163 ,30 € , me pareció muy barato , si bien es cierto , que mientras lo relataba para vosotros , me he dado cuenta que es todo compartido , si no es por los tres o cuatro pintxos que nos metimos antes , no hubiese cundido tanto , nueva, buena y distinta opción para una ciudad con tan buena gastronomía .


.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar