Restaurante Caña de Azucar en Barcelona

Restaurante Caña de Azucar

Datos de Caña de Azucar
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
- 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
- 10
Entorno:
- 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Barcelona
Localidad: Barcelona
Dirección: Muntaner, 69
Código postal: 08011
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 43,15 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Caña de Azucar


Siguiendo la recomendación de un amigo y sin tenerlo muy claro, nos decidimos a probar una cocina de no conocíamos, la tradicional venezolana.

Pero no una cocina tradicional al uso, sino que partiendo de los platos más tradicionales y populares venezolanos, en el Restaurant Caña de Azucar los reinventan, y sin perder un ápice de su esencia los convierte en joyas de alta cocina.

Entorno colorido y desenfadado, con un servicio de mesa acorde a lo esperado, el excelente trato, cercano y al mismo tiempo profesional, y especialmente lo que va llegando a la mesa procedente de sus fogones, pronto hacen que centres la atención en lo que realmente importa en un restaurante, sus platos.

Casi no miramos la carta, ya que teníamos clara la recomendación y nos lanzamos sin dudarlo al menú "Savor a Venezuela" que nos habían recomendado.

  • No suelo pedir aperitivo, pero cuando noto buen hacer en un restaurante caribeño, no me resisto a una buena Margarita, y ésta estaba buenísima no, lo siguiente.
  • Y Empieza la fiesta con unos Tequeños. Una fina masa de trigo rellena de queso de vaca fresco acompañada de chutney de rocoto, Rosita de la Vera y melao de Caña de Azúcar. Plato típico de Los Teques, zona situada al sur de Caracas y que tras la margarita sirvió para asentar el estómago.

  • Y seguimos con el primer y delicioso toque de atención, la Cachapita. Un plato indígena a base de Tortita de maíz tierno a la leña, bajo queso de Mango fresco y mantequilla noisette.
  • Y llegamos al Caribe con Vuelve a la Vida. Explosión de sabores capaces de resucitar a un muerto, de ahí imagino que le viene el nombre al plato. Pulpo marinado en lima y fruta de la pasión sobre carpaccio de aguacate, salsa roja quemada acompañada de plátano macho crujiente.
  • Y vamos de sorpresa en sorpresa, en esta ocasión con el Pabellón Criollo. Un crujiente de plátano maduro relleno de carne desmechada a 89º y Guayanés, sobre cremoso de frijoles negros, nata criolla y picante de ají amarillo.
  • Mis disculpas por la foto que en absoluto le hace justicia al plato. No te enamores del Ceviche. De nuevo nos vamos al Caribe para degustar esta Corvina salvaje, marinada en salsa de jalapeños quemados, quinoa negra crujiente, maíz y pico de piña. Genial el "toque" de la Quinoa crujiente.
  • En esta ocasión y para ir terminando, nos vamos al oeste cerca de la frontera colombiana para probar el Patacón. De nuevo contraste de sabores con este jamón a 89ºc, marinado con guayaba en horno de leña sobre plátano macho crujiente, queso Llanero rallado, aguacate, crema agria y pico de gallito caribeño. ESPECTACULAR, por cierto que el jamón me recordó al de la cochinita mexicana.

    Postre.
  • Tres Leches. Un postre típico latinoamericano, a base de biscocho bañado en tres leches, bajo nube de
    marshmallow y frutos del bosque.

    Para beber:
  • La susodicha Margarita, una cerveza y unos chupitos de Ron Macerado. Aunque en nariz el de cítricos huele que alimenta, al final me gustó más el de hierbas.

    La Cuenta:
  • Más que razonable, clara y sin sorpresas.

    Resumiendo:
  • Pues tengo claro que volveré y a no tardar mucho. Un restaurante para recomendar.
    • Tres Leches

    • Vuelve la Vida

    • Patacón

    • Pabellón Criollo

    • Cachapita

    Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
    Cerrar