Restaurante La Reserva 12

2
Datos de La Reserva 12
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
6.0 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa

Teléfono


2 Opiniones de La Reserva 12

Casualidades de la vida y en una nueva visita a la ciudad, mi amigo local hizo la reserva para los cuatro comensales en este mismo lugar. Con tantas opciones que hay por el centro de la ciudad, ¿será necesario repetir?.

Sin cambios en lo descrito más allá del tiempo pasado, y volvimos a cenar otra vez en el comedor de la parte superior, muy bie n vestido, mantel y servilletas de tela elegantes, con buenas copas, vajillas y cubertería, sillas cómodas, decoración que transmite elegancia y sosiego; en dicho comedor estábamos las dos únicas mesas. Eso sí, las dos mesas pegadas, incluso con dificultad de paso de los camareros. ¿Será necesario tanta apretura?.

Una amplia carta con una página entera dedicada a huevos y revueltos, más otra dedicada a sopas y arroces y pastas; amplia presencia de pescados y mariscos ya apreciados en la vitrina a pie de escalera que sube a nuestro comedor; por supuesto otra página entera de opciones de carnes; otra página con ensaladas y diferentes opciones de fritura malagueña sin olvidar otra, la más amplia, de entrantes y aperitivos. No es nada frecuente actualmente encontrar una carta tan amplia y poco concreta. Ante tal situación preguntamos recomendaciones de pescado y el camarero, sin modificar el rictus, nos vuelve a describir la carta casi al completo sin ningún comentario diferenciador. ¿Será necesario?.

La carta de vinos también es amplia pero nos centramos en la página entera de tintos dedicada a la DO Sierras de Málaga (Ronda) donde hay hasta 15 opciones de vinos tintos con una descripción de su composición de uvas y en un rango de precios entre los 18 y 45€. Muy destacable. Nos quedamos con Cortijo de Los Aguilares 2018 (tempranilo 2/3, merlot 1/3) a 26€. Hay quien siguió con la cerveza del comienzo durante toda la cena por lo que con una botella hubo suficiente. ¿Servicio? Traido pasado de temperatura, dado a probar y primer y único servicio en copas; hubo que pedir enfriador (lo que parece no gustó nada) y a pesar de estar sin trabajo en sala, en ningún momento se planteó repetir servicio de vino en copas. ¿Será necesario?.

Tomamos entrantes compartidos y luego opciones de pescado de forma individual. Así fué:

. jamón ibérico (25€/125 grs): bueno, sabroso, bien cortado. Un valor seguro.

. boquerones en vinagre (14€): textura muy buena, bien de sabor.

. fritura malagueña variada (20€): con gambitas, pescadilla, pequeños salmonetes, calamar... perfecto de rebozado, ni gota de aceite. Todo sabor y amplia ración.

. pescado: en mi caso opté por un gran salmonete (6€/100 grs) de la vitrina: bien de sabor, nada de fangoso, bien frito, perfecto de sabor y buen tamaño. Acompañaron unas verduras y patatas panaderas al horno básicas y repetitivas en otros platos. Los compañeros optaron por besugos y brocheta de rape, todos referidos como buenos.

. postre: algunos optaron por tartas y en mi caso opté y recomende de nuevo la opción de tomar una copa de Victoria nº 2 de Jorge Ordoñez. De nuevo no había y directamente, sin preguntar, sirven dos copas de Jorge Ordoñez nº 3 Viñas Viejas, con la suerte añadida que no daba para una tercera copa y nos dejaron el pequeño resto de la botella en la mesa. ¿Será necesario tomarse siempre el nº 3, o simple casualidad que no haya del nº 2 y sí del nº 3?.

Un rato de charla preparativa del trabajo de grupo de la mañana siguiente y un remate con Gin Tonics en la cercana "Gintonicquería" cercana camino del hotel que mereció mucho la pena. Gran final del encuentro.

El local es un clásico de planteamiento de cocina con un género de primer nivel, con amplísima carta y con servicio tan académico y profesional como distante y estirado que nos apretó con la única mesa, no fué capaz de dar una recomendación solicitada ni un servicio extra de vino en copa, ni avisa del cambio de vino dulce solicitado. En la restauración muchas veces se va por la cocina o el chef, pero se vuelve por el servicio.

En la zona centro y peatonal de la ciudad que se ha convertido en casi todo locales de restauración, copas y turismo.
Uno de los locales con aspecto externo de elegante (los hay con aspecto de local de tapas y raciones) que se confirma en la mesa con buen ropaje, cubiertos y copas.

Servicio eficiente, con trienios en la profesión. Una vitrina anuncia buenos pescados.
Carta de comidas con variadas opciones. Carta de vinos más que suficiente, aunque acertamos el fallo (Botani) en blancos. En el tinto hubo más suerte y habían existencias de Descalzos Viejos 2013.
El servicio de vino dado a catar y servicio ocasional. Cambio de copas con el cambio de vino.

Comida de grupo amplio, 15, situados con suplemento de mesa circular sobre mesa cuadrangular con buen resultado final, en el comedor del entresuelo.
Un muy buen pan de rosca individual y un correcto aceite amenizaron la espera junto a cervezas. agua sin gas y un fino traido servido desde la barra y anónimo quedó.

Para compartir al centro:
. ensaladilla rusa: bie elaborada, con gambas, bien troceadas las verduras y una salsa que ligaba el conjunto sin comerse los sabores.
. alcachofas en témpura: buen producto y bien elaborado. Ración abundante.
. jamón ibérico: buena ración, bien cortado, buen sabor.

Principal: cada uno a elegir. Ganó por mayoría la urta que habíamos visto a la entrada y que sirvieron para 7 raciones quedando un poco corta. Hecha a la espalda. bien jugosa, con un poco de aceite crudo; no necesitaba más.

Postres fueron varias las opciones, pero preferí una copa de un vino dulce de Málaga y acerté eñ fallo con Victoria, así que entre bajar al nº 1 y subir al n 3, me fui hacia arriba. Con los varios que la cataron, les encantó; hay que ver esa moscatel malagueña que bien la trabaja Jorge Ordoñez.

Unos cafés finales y una sobremesa alargada sin apreturas por parte de la sala.

Sin fallos, sin alma especial.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar