Restaurante Bar Marvi en Valencia

Restaurante Bar Marvi

Datos de Bar Marvi
Precio Medio:
8 €
Valoración Media:
6.6 10
SERVICIO DEL VINO:
5.0 10
COMIDA:
7.8 10
ENTORNO:
4.8 10
Calidad-precio:
7.4 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Dirección: C/ Santos Justo y Pastor 14
Código postal: 46021
Tipo de cocina: Tradicional, Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 6,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Bar Marvi
OPINIONES
4

Cita de almuerzo con nuevo grupo de amigos con la intención de cierta continuidad (si el bicho lo permite) y que arranca tras los comentarios leídos en la anterior visita.

Algunos cambios han aparecido pese al poco tiempo transcurrido como que la reserva en terraza no es lo que se entiende por reserva sino que se van ocupando mesas si hay clientes y tu entras a la espera en esa hora; afortunadamente no había ninguna mesa ocupada a la llegada aunque luego sí se llenó la terraza. Otro cambio habido es el aumento de precio del "Paquito" a 8€ al incluirlo en el esmozaret valenciano típico.

Cuatro para almorzar y con cervezas como acompañamiento, tomamos:

. aperitivo cortesía de la casa: unos encurtidos

. el gasto: una cortesía de la casa obligatoria en el concepto del esmorzar y que son cacaos, en este caso sin corteza (llamados panchitos) y unas correctas aceitunas.

. medio (como poco más de un tercio de barra de cuarto) de revuelto de la casa que incluye patatas, huevo, pimiento frito y no recuerdo si algún ingrediente más: referido como bueno.

. 3 x Paquito: ya comentado anteriormente y que en esta ocasión tenía muy relleno algo más abundante y que triunfó entre los recién llegados.

. dos cafés del tiempo, cortado y un cremaet correcto completaron el inicio de este grupo tras larga conversación de recuerdos colegiales.

Veremos cuando la dichosa pandemia nos permite repetir almuerzo porque las terrazas ya no son de verano.

  • bocadillo Paquito

    bocadillo Paquito

  • aperitivo y el gasto

    aperitivo y el gasto

Nueva época más bien en los clientes que andamos buscando locales con terraza mientras el tiempo no lo impida y en Valencia parece que tenemos una prórroga interesante de momento. Imprescindible que además haya opción de reserva y aquí la hay, así que hacemos kilómetros para ir a la ciudad tras asegurar esa misma mañana la reserva, aunque es verdad que luego había alguna mesa más libre, pero no era cuestión de ir paná.

Grupo de amantes del esmorzaret y complicada opción de aparcamiento (hay uno de pago cerca del hospital La Salud) y algo alejado del local. Como siempre ocurre un par de vueltas y desespero y acabamos en el parking para llegar y sentarnos con  un hueco al lado de la mesa. Ley de Murphy.

Nada más que comentar del anterior escrito del interior. En el exterior unas pocas mesas sobre la acera suficientemente amplia para no molestar ni ser molestados por los viandantes. Material de terraza, petición del almuerzo en el interior y servicio y bebida fuera. Es importante entrar para pedir porque hay que ver las bandejas que hay preparadas y despertar el apetito (como si hiciera falta). Vimos una nueva especialidad: el Paquito.

Sobre la mesa unos cacaos sin corteza (panchitos) mejorables y unas aceitunas correctas. Por cortesía de la casa unos trocitos de chorizo criollo con setas a la plancha y leve aliño de aceite y perejil, sorpresa muy agradable y.... más despertar el hambre. Para beber vino cosechera de la casa en botella de cristal y gaseosa en ración ajustada aunque puede ser que fuera ampliable. Para comer:

. 1 x bocadillo de baicon pimientos fritos y patatas a lo pobre: referido como bueno

. 2 x Paquito: bocadillo (no media barra, sino bocadillo de algo más de media barra) con cordero guisado a baja temperatura y terminado crujiente, trinchat de col con ajetes y encurtidos: un carrusel de texturas y sabores siempre con el punto de secreción de saliva con los encurtidos, carne bien guisada y sabrosa... Espectacular y sobre todo diferente. Siendo grande se hizo corto.

Unos buenos cremaets, bien hechos, finales donde predominaba más el cremaet que el café. Sin prisas para arreglar el mundo.

 

  • bocadillo cordero interior

    bocadillo cordero interior

  • bocadillo bacon

    bocadillo bacon

  • paquito

    paquito

  • bandeja almuerzos 2

    bandeja almuerzos 2

  • bandeja almuerzos

    bandeja almuerzos

  • cremaet

    cremaet

En Valencia el almuerzo es una religión a la que, por motivos laborales, nunca podía afiliarme. pero ahora ha llegado el momento de profundizar en su conocimiento. Como bibliografía hay muchas publicaciones y cuando diferentes autores coinciden, podemos decidir que el nivel de evidencia y recomendación es alto y el acierto es casi seguro. Y en el top ten está Marvi.

El local ya ha sido comntado por el amigo Otilio, así que no insistiré en sus detalles sino aportar que el local es amplio en su interior y que tiene unas mesas de terraza en la acera muy apetecibles para el almuerzo, más que para la comida/cena. En su nivel, diremos que cumple más que sobradamente.

Su especialidad son las tapas (hay gran variedad en la carta de comidas), sobre todo gallegas y en especial el pulpo, y los almuerzos que incluye también como sus buenos competidores un básico de cacaos, aceitunas y bebidas y café; si el bocadillo es el llamado "entero" el precio es 5,50€ (si es medio son 5€, pero no creo que nadie lo pida), incrementando en 0,5€ si es carajillo o cremaet, y sin café ahorras 0,20€. Eso es ajustar precios.

Esta vez y siendo ya tardío el horario, las posibilidades de elección se limitaron y me quedé con un bocadillo de pota con ajoaceite, en un buen pan en calidad (crujiente) y tamaño, mucho relleno perfectamente de fuego y rebozado, ligera la presencia del ajoaceite. Una buena cerveza de presión y un cremaet muy mejorable.

Servicio correcto en un local (por horario) semivacío de clientes y empleados.

Apostemos por los bares que lo hacen bien. Por aquellos que ofrecen un plus y buscan rodearse de buen producto y buenos proveedores.

Es extraño que no estuviera ya en estas páginas. Y sólo puede explicarse porque los que hayan estado, no consideren digno comentar un bar, o bien, por aquellos que habiendo ido, ya no pasean su verbo por aquí.

La fachada está pintada de negro queriéndole dar un toque, pero el local es un bar, bar. Barra de bar y sillas de bar... Sin embargo, observas anotaciones en las paredes que ya te hacen pensar que ahí se cuece algo más; sugerencias, vino recomendado... Recientemente incluso han ganado un premio a la mejor tapa de la "II Ruta del Tardeo de Valencia" con su vasito de pulpo. Tiene cositas, podría decirse.

Pese a que su carta se apoya mucho en lo gallego, nosotros pedimos un tapeo variado sin tener ésto demasiado en cuenta. No me pasó desapercibido su chuletón de Lugo, "lugo" tiempo habrá.

- Ensaladilla Rusa.

- Patatas bravas.

- Pulpo a la gallega.

- Calamar plancha con salsa romescu.

- Croquetas de erizo de mar.

Lo acabamos con una tarta de Oreo para el chaval y una pequeña muestra de helado de coco y lima, cortesía de la casa, de proveedores externos. Montejano en el helado y no recuerdo quién me dijo en cuanto a las tartas, pero alguien de su confianza.

El pan es el que utilizan para los almuerzos, lo que pasa es que a la noche ya se ven obligados a darle un punto de horno con un resultado más a rosquilleta que otra cosa. Por cierto, en la ruta de los almuerzos lo tengo.

Bastante buenas las tapas, en especial su pulpo. Diría que especial. La ensaladilla fina, bien el punto de cocción-fritura de las patatas, tierno el calamar y equilibrada la croqueta por la bechamel, esperaba más fuerza al ser de erizo, pero reconozco que así es más apta para todos, y de ahí que mi hijo se comiera la suya.

De beber, un par de Coca-Colas, una birra Turia y una copa de Bicos Albariño 2015 en buena copa y, atención, servido en la mesa mostrando la botella ¡Toma ya!. Que aprendan otros. Ya como detalle final, un par de chupitos de orujo tostado invitación.

El sitio merece más visitas. La figura de Tino es fundamental. Tiene oficio y esa sonrisa congelada por segundos propia de quien ha estado detrás de una barra o mostrador durante años.

Piensa aprovechar el periodo vacacional para meterle mano, pero yo de ti, Tino, no me pasaría mucho no vayas a perder a la gente del barrio.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar