Buen sitio de materia prima

Local comodo con aceptable sepracion de mesas, asi como cristaleria y vajilla. Cuberteria mas floja.
La comida se basa en la materia prima. No hay grandes elaboraciones ni originalidades. Apuestan claramente por una cocina basada en el producto , la cordialidad del servicio y el precio contenido.
Hemos comida sepionets (impresionantes) y revuelto de salmon con trigueros (excelente el salmon, aunque la el punto del revuelto estaba un poco pasado)
De segundo arroz con puntillas y setas con un buen punto de coccion y un sabor potente de fondo a setas.
De postre pastel de chocolate (mas bien deberia de llamarse pastel de trufa) y un muy buen flan con queso.
Carta de vinos correcta y sobre todo muy adecuada a los clientes habituales. No muy extensa y con algunas referencias interesantes. El servicio del vino practicamente no existe, limitandose al descorche
Me gustaria volver para comer en base a las tapas. Creo que esa es su mejor arma

El precio es sin vinos

Recomendado por 2 usuarios
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar