Acudimos a cenar el jueves pasado, gracias a la recomendación de los

Acudimos a cenar el jueves pasado, gracias a la recomendación de los veremeros. El sitio nos encantó. La barra es fantástica, pero el restaurante no desmerece nada (únicamente un fallo: no hay sala de no fumadores). La atención y la amabilidad, exquisita, La comida muy buena, con excelente materia prima y sin estridencias, La RCP muy adecuada, y el gin-tónic de postre, espectacular. Quizás no sea un local para paladares exquisitos, pero creo que vale la pena visitarlo. por supuesto, volveremos para probar la carne (no nos dió para probarlo todo). Eso sí, reservando con tiempo, pues siempre está lleno.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar