Con la reforma el local ha ganado mucho y se separa la zona de comida para

Con la reforma el local ha ganado mucho y se separa la zona de comida para llevar del comedor. Como siempre una buena opción para picar algo con calidad. Buen jamón, excelentes gambas a la plancha o exquisito revuelto de setas con foie. El vino está en cava climatazada y tienen una interesante selección aunque el servicio consiste en abrir la botella y dejarla sobre la mesa (eso sí, están atentos a cambiar las copas si hay cambio de botella). Lo peor el pan y los postres (bolleria-reposteria industrial). El servicio anda algo despistado y muchas cosas hay que pedirlas varias veces hasta que llegan a la mesa. Buenos gin-tonics para el "fin de fiesta".
En general local recomendable en el que hay que reservar con algo de tiempo si se quiere tener sitio durante el fin de semana.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar