Restaurante Senia by Alvaro Sáez

6
Datos de Senia by Alvaro Sáez
Precio Medio:
26 €
Valoración Media:
8.1 10
Servicio del vino:
8.0 10
Comida:
8.3 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Valenciana, Tradicional
Vino por copas:
Precio desde 15,45 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Senia by Alvaro Sáez

Me he atrevido a compartir mi opinión y puedo resaltar la variedad de arroces, la buena carne, sus diversas guarniciones, raciones buenas y excelente trato de los camareros (aunque se notaba la falta de personal) fue una bonita velada, el problema vino cuando fuimos a barra y vimos a una señorita muy poco dispuesta a trabajar, con cara de perro (literalmente), que se equivocó en la factura y nos dió pocas, por no decir ninguna solución hasta que llegó un camarero a solucionar el entuerto. En general muy bien, pero considero que para estar cara al público hay que tener un poco de buena fe y consideración hacia el cliente.

Bueno, he visitado este local en muchísimas ocasiones y nunca falla, hoy decidimos probar un arroz diferente.

 4 adultos y los 2 niños, como siempre atención muy profesional , amabilidad y rapidez.

 

Para el centro:

Navajas plancha: obsequio de la casa, y menudo obsequio, empezamos bien, navajas estupendas.

Tartar de atún: esto lo clavan, con huevas de salmón y aguacate, aliñado perfectamente que le da saborazo al atún.

Pulpo gallega sobre patata panadera: cuando el pulpo esta bueno, sobra el acompañamiento.

Ensalada valenciana: pero de calidad con un buen tomate y coronada con un buen trozo de ventresca de atún.

El arroz: meloso de rabo de toro, alcachofas y ajos tiernos: bueno pues este no lo había probado, soy más de arroces secos que melosos o caldosos, pero este estaba sublime, con un toque de canela que le daba una chispa al arroz muy buena, generosos trozos de rabo, arroz perfecto de cocción, raciones abundantes: espectacular. Detalle: sobró y nos pusieron 2 tupers para llevar, se agradece.

 

De postre tarta de queso con frutos del bosque y muffin de chocolate con helado: caseros y muy buenos también.

 

De beber, cervezas, aguas , refrescos y una botella Rafael Cambra 2 que maridó perfecto con el arroz.

Nos volveremos a ver y pronto además.

 

Local abierto no llega a dos años y que se ha ido ganando a la gente a base de hacerlo bien, incluso en un tema complejo en Valencia como es el arroz. Varios intentos en este tiempo pero los domingos cierran, y venir adrede desde Valencia se hace incómodo, sin embargo entre semana abre a medio día todos los días incluyendo los fatídicos lunes.Hay opciones de arroces a domicilio (paella con y sin pato y de fesols i naps) con lo que en pleno verano, todo va a tope.

Local a la entrada de La Cañada (frente a Consum) con elegante fachada y entrada, zona de terraza para la noche y en el interior dos ambientes: la zona de barra y mesas para tapas y un local interior como restaurante bien decorado con predominio de blancos y negros, bien vestido, mesas algo juntas, correcto en copas, cambio de cubiertos y platos.

Servicio en sala con buenos profesionales curtidos, con un jefe de sala. En caja su mujer y en cocina el chef. Todo atado y bien atado y funcionando perfectamente. Vamos con la idea de arooz pero la demora nos lleva a un interesante menú de diario por 12.95€ sin incluir bebidas, con 3 opciones a elegir de primero, de segundo y de postre (más una de fruta) y que van variando cada día.

La carta tiene unos entrantes para abrir boca que ya invita a comer solo de picadas compartidas habiendo incluso una zona de clásicas tapas y las imprescindibles ensaladas, pero lo más interesante y recomendable son los arroces de los que hay más de 12 variedades (entre 16-20€) y alguna opción de fideuá. Si quieres arroz conviene encargarlo pues la demora será de unos 45 minutos ya que todo se hace en el momento. Por supuesto unas pocas opciones de carnes (5) y de pescados (4) entre 17-20€ /plato.Cinco postre más la opción de fruta de temporada completan las referencias.

No tuve opción ¿? de carta de vinos ya que al pedir el menú se supuso que sería "low cost" en la bebida. Tampoco iba a ser muy necesario en dia de poniente y para beber solo después de un encuentro de Verema y saturado de vinos durante casi tres días. Opté por copa de tinto (lo menos usado en el finde) y me abrieron un Lopez Cristobal Roble 2016 más una clarita y una de agua sin gas; el vino bien servido en copa, a buena temperatura y ración correcta, que ahora observo en factura no se ha incluido., cumpliéndose el dicho de que casi el 50% de las veces la factura de un restaurante contiene algún error, siendo más del 99% de las veces a favor del cliente.

Dos para comer con un buen bocadillito como pan (poco cocido) más un aperitivo de la casa consistente en una crema tibia de calabacín, bien de textura y sabor, con un pan (rosquilleta) de cristal. Elegimos los platos dejando de lado entre los prmeros la ensalada templada con setas y habitas y espárragos con esgarraet de bacalao; de los segundos obviamos el pollo al ajillo y las croquetas de setas. Coincidimos en elegir primero y segundo:

. fideuá de marisco como me ensechó mi papá: bien hecha, de fideo demasiado gordo para mi gusto, bien de cocción, bien de fondo, tropezones justos (el menú de bajo costo obliga a ser así), ración correcta.

. merluza de pincho a la gallega con pimientos del Padrón: los pimientos no congenian mucho, acompañaba también algo de cebolla y patata cocida (poco) y una ración ajustada (recuerdo menú) de merluza buena de sabor, con algo de más de tiempo en el fuego pero correcta.

.En el postre, descartamos la fruta y el helado y acertamos con las otras dos opciones:

. yogurt con muesli y mermelada de frambuesas: buena mezcla de texturas, sabores y colores., servido en recipiente cilíndrico para profundizar con la cuchara y comer de todo a la vez.

. coulant de chocolate: simplemente perfecto de textura externa e interna, intensidad de chocolate elevada, buena calidad y tamaño correcto. Impensable en un menú.

Las presentaciones de los platos cuidadas. Tiempos de servicios muy buenos (favorece el ser menú). Preguntaron por nuestra opinión. Se hace imprecindible volver a por arroz (de menú o fuera de menú)..

Segunda visita y esta vez queríamos porbar otro arroz, en esta ocasión el elegido fue el arroz negro.

Que espectacularidad de arroz, que buenos por favor, paella d e un dedo de grosor, fina pero de un puntos de coccion del arroz y sabor insuperable.

Antes degustamos sus grandes entranes, pues el porducto es muy bueno, pedimos ensalada con jamos ibérico, el calamar de playa impresionante, pulpo a la brasa que nunca falla y es un plato 10 y bravas muy ricas tambien.

Éramos 4 adultos y 2 niños, pedimos cervezas, refrescos, agua, 1 botella del rico chardonnay barbazul y cafes,

Del precio no hablo, no pagué yo.

Pero si te quieres comer un buen arroz, ve a Senia.

Ya era hora de que en La Cañada abrieran un sitio bueno, con una calidad-precio acorde a nuestros tiempos. Comida para 3 un domingo de julio de calor agobiante. Me habían recomendado las paellas de este sitio y aproveché que venia gente de fuera para ver qué tal. El sitio estaba lleno y además tenían una celebración en el reservado. Aún así, servicio atento y profesional (tan escaso en esta ciudad!)
Pedimos algo simple: una ensalada de tomate del Perelló con ventresca y queso de cabra y un arroz del sinyoret.
La ensalada estaba buena, la materia prima era buena, pero el arroz excelentísimo.
Felicidades al chef!
Volveré

Restaurante de nueva apertura a la entrada de la Cañada, fuimos 4 adultos y 2 niños, lleno hasta la bandera, decoracion, cuberteria, vajilla y coperío de nivel.

Cocina de arroces y producto espectacular.

Carta de vinos con suficicientes referencias, bien de precio y buen servicio de vino.

Servicio atentísimo , muy amable y cercano en todo momento.

Nosotros degustamos:

Ensalada templada de habas: muy rica, con tomates de envergadura y muy sabrosa.

Pulpo sobre patata: excelente pulpo sabroso, toque de brasa, espectacular.

Calamar playa, poco que decir con el nombre pero cuando el calamar es el protagonista con esta calidad lo que hay que hacer es dejar el plato limpio.

Arroz del senyoret: el plato fuerte sin duda son los arroces pero este estaba sublime, punto del arroz perfecto, sabor sabor y sabor de todo el marisco pelado. Raciones generosas, paella para 5 de la que repetimos 3 y sobró.

De postre solo tomamos un comensal: tiramisú en conserva: presentado en un bote de conserva, original.

Para beber: 4 cervezas, aguas, refrescos, 1 botella blanco Barbazul (chardonnay VT Cadiz) y Cafes.

Fui invitado pero la cuenta no me pareció para nada elevada: 140 euros para 6 personas.

Sin duda interesantísima opción, recomendable y repetiremos.

Éxitos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar