Nuevo restaurante abierto en el barrio de Gracia. Pequeño y acogedor,

Nuevo restaurante abierto en el barrio de Gracia. Pequeño y acogedor, decoración moderna pero sencilla. Comida a base de platillos, muy ricos en general, con una carta no muy extensa pero variada. En todos los platos quedan claros los ingredientes y no se arriesgan. Algunas sugerencias disponibles fuera de carta. Carta de vinos variada y actualizada. Sirven vinos a copas. Los precios en general no son baratos pero sí aceptables. El servicio es muy atento, se nota que tienen ilusión. 35€ por persona, incluido cava y postre. Les queda camino por recorrer.

A ver que tal la próxima vez, quizá sea pronto.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar