Experiencia total

Tenía la referencia de El padre y eso ya era garantía de calidad. Con Angelita han solucionado el problema que tenían: el local. El actual es amplio, luminoso y dotado de la infraestructura suficiente.

David no estaba en sala, creí verlo organizando en cocina. Una pena no poder hablar con él de vinos, pero estuvo bien suplido por el encargado, un chico italiano.

Unos cincuenta vinos por copas, todos excelentes. Destacó un riesling trocken.

De comida puerros a la brasa con salsas varias, tataki de salmón con crema vietnamita y presa ibérica a la brasa con crema de boniato. Buen pan de masa madre y excelente servicio. Raciones perfectas para dos personas.

Un valor seguro en Madrid.

Una pena que la coctelería adjunta no abra hasta las 17'30. Debería abrir a las 16, tras las comidas.

Recomendado por 1 usuario

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar