Es un restaurante con cuatro comedores que está dentro de una casa

Es un restaurante con cuatro comedores que está dentro de una casa solariega del siglo XVII y en la que también hay un bar de copas y un mesón. Es preciosa, y la decoración muy pintoresca y típica de Almagro. La cocina es manchega con toques modernos y creativos, y varía según la temporada. Estuvo todo muy rico, lo que más me chocó fue el torrezno con carabinero estaba buenísimo. En cuanto al servicio del vino, no tuvimos mucha suerte ya que después de devolver dos botellas porque el vino no estaba bien, Juan García Elvira, propietario y director de la sala, nos fue ofreciendo el vino que le parecía más apropiado a cada plato. No me gustó que aunque muy amablemente nos diera a probar el vino que está haciendo para sacarlo como vino de la casa, y que aún le falta mucho para ser bebible, no ofreciera otras cosas ni tampoco diera opción a elegirlas (lo cual parece que es lo habitual). La carta de vinos no está tan bien como me habían dicho, la excusa que nos dio el señor García Elvira es

DO Rias Baixas Francés
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar