Para Ir y Volver

He estado varias veces y procurare ir muchas más.

Estamos hablando de un restaurante donde triunfa una cocina tradicional, una cocina gallega en estado puro, pero sin olvidar cierta creatividad e innovación.

Una atención esmerada, un sitio y entorno preciosos y una comida excelente. Mención especial merecen tanto la propia casa como sus jardines que son francamente bonitos y merece la pena visitarlos.

Las últimas veces que he estado he comido un menú de 25 euros que más o menos se componía de 5 o 6 platos y francamente sólo puedo decir que nos encantó. Altamente recomendable la Merluza con erizos y ajos tiernos, la Vieira sobre fondo de puré de patata y vinagreta y en temporada las Xoubas de Rianxo fritas.

El único "pero" del restaurante para mi es su escasa carta de vinos, por lo demás maravilloso y de lo mejor de la zona.

Alejado del centro es necesario coche pero buen aparcamiento.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar