Restaurante 99 Sushi Bar Alcocer

3
Datos de 99 Sushi Bar Alcocer
Precio Medio:
82 €
Valoración Media:
7.9 10
Servicio del vino:
8.0 10
Comida:
8.0 10
Entorno:
8.0 10
Calidad-precio:
7.5 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas:
Precio desde 64,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de 99 Sushi Bar Alcocer

Uno de los locales en la ciudad (aparte de fuera, en Barcelona y hasta en asia) de este emporio de la gastronomía, con un local lleno, situado junto al hotel Eurobuilding, al otro lado de  DiverXO.

Tiene una bonita decoración que produce sensación de elegancia con byuena separación de mesas, mucha gente al servicio muy diligente y amable además de profesional. Hay una terraza acristalada cercana a la calle dejando un local con muchas plazas a cubrir pasra ser el tercer local de la empresa (parece que es el de mayor tamaño). Dispone de algunas plazas en barra frente a cocina que debe ser interesante para ir solo o en pareja pero para pequeño grupo como nosotros que haría imposible la conversación por la distancia.

Carta de platos con muchas opcione, dividida en tartares, makis sushi, niguiri sushi frios y templados, gunkan sushi, temakis, sashimi, entrantes, ensaladas del mar, tempuras; además carnes con especial apartyado para wagyu y pescados (atun, bacalao negro y sakana nabe. Dispone además de amplio menú de degustación (95€).

Carta de vinos con muchas opciones y nivel de precios al uso (tan excesivo como frecuente). Destaca el apartado de champagnes. Buenos consejos en el apartado de comida y también interés por aconsejar en bebidas.

Cinco para cenar dispuestos a probar una cocina ya conocida por un miembro del grupo lo que nos permitía tener algunas ideas preconcebidas que se complementaron por los consejos recibidos al tomar la comanda.

Previamente un par de manzanillas pasadas Lustau servidas perfectamente, unas cervezas, coca cola y agua Cabreiroa. Unos cuencos con edaname asgilizaron la espera.

Platos servidos al centro:

. tempura de langostino tigre con salsa kimuchi que pica algo, pero que es lo que más aporta en el plato; servido sobre hojas grandes de roble, lechuga. Muy recomendable.

. gyozas (ravioli) de jabalí con cebolla caramelizada, unos toques de queso de Arzua y una infusión de castañas pilongas.con un punto levemente picante. Muy estético, sabroso y rematado por bolitas de caviar; muy buena salsa.

. erizo: sobre una base de hielo y hojas de kechugas, erizo en crudo y preparado con salsa que liga el producto. De lo mejor de la noche pero solo para muy adictos al mar.

. repetimos tempura de langostinos tigre. Plato que hay que conocer.

. sashimi de toro: perfecto de textura y sabor

. makis: de salmón (flambeado con lima), de toro (flambeado con  tomate), pez mantequilla con trufa

. mistura roll de langostino en panko, tartar de atún, cangrejo  real con aguacate y láminas de lubina

. costilla de buey wagyu con saikyo de miso al Oporto sobre una cama de berenjenas, cocinado durante 20 horas a baja temperatura: perfecto de sabor, de cocción, jugoso. Muy recomendable.

Para el postre llegamos solo tres. Todos ellos muy bien elaborados y emplatados.

. tarta de queso: mus de tarta de queso con dulce de leche y galleta crujiente de sésamo negro

. parfait de yogurt y azuki: semihelado de yogurt y judía roja con crumben de hibisco, gelatina de fruta de la pasión, midori y sisho

. tiramisú de té verde: bizcocho savolardi, mascarpone, te macha y galleta de café

La vajilla, copas, mantelería y cubertería con cambios de platos y palillos de forma continuada. El ritmo de servicio desde cocina muy adecuado que en el caso de este tipo de restaurantes es muy importante ya que son muchos pequeños platos.

Para el vino empezamos por un Chablis 1º cru 2015 Fourchaume Domaine Alexandre elegante y gustoso. Seguimos con un Valdesil Pezas da Portela 2014 contundente para aguantar la carne. Rematamos con un dulce de Gramona gewürtztraminer vi de glasse que gustó mucho para el postre.

Unos cafés finales con petits fourse de chocolate blanco para rematar la velada.

Sitio muy recomendable de cocina japo.

.

Día extraño, poca gente, poco trafico, posibilidad de aparcar en la calle, pocos restaurantes abiertos, ¿Total para que? Para cuatro gatos que se han quedado en la ciudad y media docena de turistas, ¿Para que vamos a abrir?....La misma historia de todos los años, y hasta a lo mejor llevan razón.

De entre los pocos que permanecen abiertos, optamos por volver a este lugar después de mas de un año desde la anterior visita, y enlazando con el punto anterior, medio aforo y eso siendo generoso.

Recordaba una muy grata impresión como resultado de aquella visita, pero claro después de mas de un año, uno crece, evoluciona, prueba mas sitios, y donde creíste ver uno de los tres mas grandes, -en su estilo-, el paso del tiempo y otras experiencias, te hacen ver la realidad con otros ojos, y sin negar su calidad, - que la tiene y mucha-, ya no puedes ubicarle en el puesto super top al que le tenias asignado.

Afortunadamente para el comensal, la multitud de oferta existente produce estos efectos, lo que hoy es blanco, mañana puede ser gris e incluso negro.

La sala sigue siendo de nivel, aquí no hay cambios respecto a los recuerdos.

La oferta de comercio y bebercio sigue siendo importante, variada y completa. Tan importante como sus precios, a modo de ejemplo, no hace muchas fechas disfrute de un vinazo en otro lugar a 27€ y aquí, el mismo vinazo, a 37€. Obviamente este no ha sido el elegido, nos hemos conformado con algo mas modesto, un Do Ferreiro del 2015 a 22,6€ + IVA.

Del comercio sensación dispar, algunas cosas de mucho nivel, y otras en cambio, siendo buenas, no han producido sorpresa de ninguna clase.

A modo de entretenimiento y aperitivo previo, un correcto Edaname y un muy insulso Sushi de salmón.

Sube muchos enteros, unas buenísimas Gyozas de jabalí, con cebolla caramelizada, unos toques de queso de Arzua y una infusión de castañas pilongas. Sin duda uno de los mejores platos. Plato muy equilibrado.

Tempura de langostinos tigres, plato clásico de la casa que goza de prestigio, y que hoy no ha producido las mismas sensaciones de la visita anterior.

Pasando a los nigiris, a destacar el de Pez mantequilla con trufa, y el Rodaballo flambeado, ambos de muy buen nivel. Menos destacables los nigiris de carne de Waygu, el de Anguila asada con salsa Tare y el Gunkan de erizo de mar. De los tres bastante esperaba mas. Respecto al de Salmón flambeado con lima, sencillamente no hay quorum, el toque acido de la lima, que se notaba bastante, no es del agrado de todo el mundo.

Cerramos con un Atún en teriyaki de oloroso, con compota de manzana y pack choi. Buen plato, tierno, con un buen contraste de sabores.

Tarta de queso con dulce de leche y sésamo negro. No esta mal, simplemente.

Cafés con hielo y unas ricas Trufas de té verde ponen punto final a esta visita.

Esta ha sido la última inauguración del grupo.Situado en el hotel Eurobulding ,pero con entrada independiente;dispone de una terraza acristalada.Bonita decoración,separación entre mesas y personal numeroso y diligente.Más simpatico el 2º sumellier,que la ppal (Mónica).Como ya conocemos su carta del local de C/Hermosilla...practicamente tenemos decidida la comanda:Ensalada de Buey de mar con pepino y algas (11,8)plato refresante y donde el alga ,armonizaba perfectamente con la carne del buey de mar.1/2 de Tempura de langostinos tigre (14,3)plato emblemático de sushibar y como siempre magnífico.1/2 de sashimi de Toro (18,2)6 laminas perfectamente cortadas...pero el sabor quedo por debajo de las expectativas,comparandolo con ocasiones anteriores.1/2 de Tartar de Atún Kimuchi con encurtidos(14;9):buenisimoooo,el pescado con una textura y sabor increible ,el aderezo en su punto y el contrapunto de los encurtidos.Terminamos con los nigiris (2 und de cada):Pez mantequilla con trufa(8,5)correcto...Pero los calientes fueron espectaculares:anguila (8,8) y Foie plancha (9,5).Aunque Mónica nos comento que quizas fuera algo corto al tomar la comanda,la verdad es que nos costo llegar al final...no hubo postre ,ni cafe o infusiones.
La carta de vinos esta muy bien estructurada y es realmente brillante en el capitulo de Champagnne.Me decidí por un Vallegarcia Viognier 2012 (24,3),perfectamente servido y no dejando vacias las copas en ningún mometo ;Agua cabreoira (2,8).
Por todo lo anterior se comprende sus llenos diarios y la buena y expansiva marcha del grupo..Sólo dos apuntes negativos:El más grave bajo mi punto de vista es "LA ILEGALIDAD" de mantener la carta de precios sin el iva correspondiente (los precios de mi comentario son los de la carta y por ello luego se añade el iva en el ticket),el2º es menos grave ,se abrio una segunda botella de agua,sin consultar y que no se bebio-si se rellenaron los vasos-pero se cobro..

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar