Restaurante Casa Aurora en Sanxenxo

Restaurante Casa Aurora

2
Datos de Casa Aurora
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
8.5 10
Servicio del vino:
8.5 10
Comida:
7.8 10
Entorno:
8.5 10
Calidad-precio:
9.3 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Gallega
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 25,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Casa Aurora

El titulo le va que ni pintao, este local, Casa Aurora, que mantiene la fachada en el estilo que tenía hace muchos años , cuando el local perteneció a la familia del nuevo propietario, es digámoslo así, la chica de A Curva, otro local situado en Portonovo , ya comentado y en donde se respira y se vive el cariño al vino por todos los rincones , bueno pues nos han acercado a Sanxenxo , ese cariño por el buen vino en un , digamos , envoltorio mas atractivo , ya se sabe lo nuevo , queda mas chulo.

Local nuevo, diseño en madera moderno y desenfadado, gente joven y bien preparada, no en vano el propietario se ha encargado de formar y asesorar al personal, ya conocedor del mundo del vino y eso se agradece, ya que no es muy habitual.

Nos acercamos con Alberto y Ana, amigos de la casa y nos pusimos en sus manos, sobre todo en vinos, son dos amantes del vino sobre todo, Ana, que no, los dos, y eso en una mesa esta muy bien.

Empezamos con un Foster riesling del 2011, que acompaño de maravilla a unos berberechos de muy buen tamaño y al punto.

Continuamos con unas muy buenas zamburiñas, nuestro mono de rico marisco se notaba.

Plato de rico pulpo a feira y aquí nos sacaron un Eulogio pomares 2013, maceración con pieles, este me gusto mucho, mas que el otro vino que tienen con otra elaboración, Alberto no me acuerdo, ¿cual es?

Continuamos con una empanada de maíz, cojonuda.

Bacalao encebollado, hay hubo sus mas y sus menos, para mi correcto, sin mas.

Pedimos también un plato de carne con fideos al estilo asiático, muy rico y una hamburguesa , croquetas muy sabrosas , unas luras y unos canutillos de postre , bien calientes y acabamos con un tinto del amigo Rodrigo Mendez , Bastión de la luna , me recordaba al vino que se hacia en casa de mis abuelos , natural , sencillo ,sin complejidades y sin complejos y por lo que me dijo Alberto , eso es lo que buscaba , Rodri .

Resumiendo, sitio para disfrutar del vino y del producto gallego, eso si sencillo y bien hecho, por 172€, comimos y bebimos cuatro adultos y Uxue , muy bien.

Casa Aurora está ubicado en la turística y bonita ciudad de Sanxenxo. Establecimiento de recién apertura del propietario del Mesón A Curva (Portonovo – Sanxenxo). Con vistas al puerto deportivo, dispone de comedor interior y terraza. Decoración moderna en la que predomina el blanco de las paredes roto tan sólo por el mobiliario en roble claro.

La oferta culinaria es tradicional gallega. En la carta encuentras algo más de una docena de entrantes, así como segundos de pescados y carnes y cuatro opciones de postre distintas. Corta pero suficiente para las pretensiones de local y variada como para pedir un menú compensado.

Propuestas simples en las que prima la calidad y frescura del producto y su adecuada cocción.

La propuesta vinícola está muy bien escogida, con referencias españolas y extranjeras, pero lógicamente centrada en los vinos gallegos, especialmente en aquellos de pequeña producción. La cristalería es de calidad. El vino se sirve y mantiene a la temperatura adecuada. El recargo en el precio del vino muy moderado.

El joven y simpático Tino comanda la sala y el servicio del vino, con conocimiento y profesionalidad. Un gusto escucharle sobre los vinos que nos iba sirviendo.

Nos encontramos con Rodri Méndez y Alberto (nuestro amigo consejero) y nos tomamos un par de vinos con ellos antes de comer. Siempre es un placer comentar vinos “con el padre que los parió”. Rodri Méndez, nieto de uno de los fundadores de la D.O. Rías Baixas, es un elaborador empeñado en recuperar castas tintas autóctonas gallegas y producir vinos de alta calidad. En esta arriesgada apuesta cuenta con la colaboración del berciano Raúl Pérez y están consiguiendo que sus vinos atlánticos alcancen cuotas de calidad nunca antes vistas. Y si sus tintos son especialmente buenos y singulares, los blancos que elabora yo los catalogaría de impresionantes. Difícil imaginar mejor aperitivo…

Todo a compartir
Decidimos pedir todo a base de tapeo y a compartir:

Ensalada mixta. Sencilla, en la que destaca el tremendo sabor y frescura de la lechuga y el dulzor de la cebolla.

Empanada de millo rellena de zamburiñas. Empanada de maíz, sabrosa y densa

Pulpo. El mejor de los probados en nuestro periplo gallego. Fue un invariable en la comanda de todos los restaurantes visitados y este fue, sin duda, el mejor. Tierno y sabrosísimo.

Xouvas. Sardinas pequeñas con un rebozado ligero, muy ricas y frescas.

Almejas a la marinera. De tamaño pequeño/mediano, con una adictiva salsa de tomate, para mojar pan, como así fue…

Almejas en salsa verde. De tamaño mediano, más grandes que las anteriores. Excelente materia prima.

Chipirones rebozados y a la plancha. Rebozado ligero y sin gota de aceite. Ambos casos con la misma característica común de ternura y sabor, respetando al producto.

Postre: cañas fritas rellenas de crema, buenísimas y también alguna que otra tarta de manzana casera de gran nivel.

Para beber, tras unas cervezas iniciales, nos decantamos por un desconocido (para mi) Cos Pés 2012 de Forja de Salnés (de Rodri Mendez) fuera de la D.O. Un monovarietal de Albariño distinto, elaborado como un tinto con sus pastas. Pisado con los pies hasta que empieza la fermentación, para posteriormente macerar con sus hollejos por un periodo de 12 meses en fudres usados de roble. Aúna complejidad y frescura. Fue mi “descubrimiento” en este viaje y ya he hecho acopio…

Seguimos con un elegantísimo y a la vez imponente Goliardo A Telleira 2013 también de Forja de Salnés, éste si adscrito a la D.O. Rías Baixas. Criado durante 12 meses en el mejor y más antigüo fudre de la bodega. Con todo lo que se puede esperar de un monovarietal con crianza llevado al límite. Acidez marcada y complejidad aromática. Muy disfrutable también.

Paralelamente para aquellos que no perdonan un tinto, nos sirvieron el Ultreia Mencía 2010 de Raúl Perez.

Para acompañar los postres un original La Perdida de Valdeorras, dulce elaborado con la variedad godello y un Tokaji Pendits Furmint del 2009.

Muy recomendable casa de comidas, aúna excelentes vistas, cocina tradicional gallega muy bien ejecutada y una excelente oferta de vinos con especial énfasis en los de la tierra a precios tremendamente ajustados. Sencillo y bueno.
Post ilustrado con fotos en: http://www.vinowine.es/restaurantes/casa-aurora-vinos-y-tradicion-con-vistas-al-mar.html

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar