Restaurante Arrels racó Gastronómic: Mucho más que una pizzería


En mi familia y entre mis amistades se me han adjudicado irremediablemente múltiples “san benitos” relacionados con la gastronomía y la restauración: que si gourmet, que si asesor gastronómico, que si gastro-pijo… Se aceptan de buena gana (mejor esos que otros de otra índole). Pero, en mi defensa, alegaré que aquí “hasta el más tonto, hace relojes”. Mi hermano, por ejemplo, se permite también más de una salida gastronómica y hasta osa aconsejarme lugares que yo todavía no he visitado. Esas recomendaciones, todo sea dicho, casi siempre resultan afortunadas o sea que no sé yo quien gana a quien en el campo de la gastronomía.

Fue él quien me habló hace unas semanas de esta pizzería situada en la vecina localidad de Gata de Gorgos que, además de su oferta de cocina típicamente italiana, se ha permitido complementarla con una carta de tapas “poco convencionales” a nivel de comarcal (aquí se usa sobretodo la plancha) y que empieza a hacerse notar en la amplísima oferta gastronómica de la Marina Alta.

El local está compuesto por una primera estancia en la que conviven la barra y unas cuantas mesas y a la cual se le ha dado cierto aire intimista y acogedor gracias principalmente a la iluminación utilizada que va en esa línea. Más adentro hay un patio cubierto que se ha acondicionado como salón, mucho menos cuidado en su decoración que este primero y con un aire mucho más informal.

Tres comensales en la mesa y nos centramos directamente en esa oferta de tapitas que se anuncian a precios realmente sorprendentes. Nuestra comanda (en dos tandas) quedó así:

- Caramelitos de butifarra, piñones y miel: un pequeño bocado para entrar en materia. Crujiente por fuera y con el relleno de esa combinación siempre triunfadora: embutido y miel.

- Tartar de atún rojo: Aliño más bien clásico, sin las innovaciones y excentricidades que he podido degustar en otros lugares (frutas, tomate…). Me gustó.

- Figatells de salmón con nueces y pan de especies: Se sirven tal como se hace en las últimamente tan recurridas miniburguers, cada uno con su panecillo redondo y con la peculiaridad de que aquí se consiguen panes de distintas tonalidades: negro, anaranjado, verde pistacho… Gran presencia del sabor tan característico del salmón, sin intención de “domesticarlo” mi enmascararlo. Resultón.

- Minihamburguesa de angus con cheddar y pan de especies: Mismo “envoltorio” que la tapa que le antecede. Carne de calidad para un bocado que siempre agrada.

- Tallarines de sepia con carpaccio de champiñones: Para mí, el mejor plato de la noche. Finísimos pero sabrosos esos tallarines con un fondo de gran densidad y toques agridulces (¿Algún vino generoso? ¿PX?) y el contrapunto acertado en textura y temperatura que suponen esos champiñones laminados.

- Gambón enrollado: Tapa sencilla. Se agradece que no se juegue al engaño como en tantos otros sitios donde la carta reza “gamba…” cuando en realidad se trata de estos langostinos. Prescindible.

- Samosas de pollo: Ricas empanadillas fritas elaboradas con la pasta filo y un relleno con gran presencia del curri. No nos resultan para nada aceitosas.

- Mansas japo: Berenjena cortada a tacos con una tempura crujiente y salsa teriyaki. Ración abundante de esta tapa divertida que, en cierto modo y salvando las distancias, me recordó la tempura melosa del Canalla Bistro de Ricard Camarena. Por lo adictiva que resulta, supongo.

No tomamos postres. De beber empezamos con unas cañas y refrescos, seguimos con una botella de Príncipe de Viana Edición limitada y acabamos unos cafés. La carta de vinos ofrece unas veinte referencias que intentan desmarcarse un puntito de las típicas marcas de rotación que ofrece la mayoría de los bares/restaurantes de la comarca. El vino, eso sí, salió a una temperatura demasiado elevada, deficiencia rápidamente solucionada por el equipo colocando una “camisa” para enfriarlo sin necesidad de que la pidiésemos, y fue servido en unas copas poco apropiadas. Aspecto a mejorar.

El servicio estuvo siempre atento y simpático, tanto el personal que sirve las mesas como el propio cocinero que se acercó a la nuestra para captar nuestras impresiones e interesarse por el detonante de nuestra visita. Se agradece el hecho que se transmita preocupación por la satisfacción del cliente y ganas de agradar.

  1. #1

    oscar4435

    Buena pinta , divertidos enunciados.

  2. #2

    JoseRuiz

    Con esa oferta les da para montar otro restaurante anexo a la pizzeria...

    ¿El gambón era de 5ª gama o casero?

  3. #3

    Otilio Haro

    APTC mucho ese plato de tallarines.

  4. #4

    JaviValencia

    Lo que si eres es un gran comunicador y un excelente cronista, además de un sibarita sin remedio ;-)

    ¿Eso es una pizzería? :-O

  5. #5

    Abreunvinito

    A esa pizzería sí que me apuntaría yo. Me gustaría ver la cara de los que se sientan a por una "4 formaggi", y ven la carta....
    Saludos

  6. #6

    Antoni_Alicante

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    Se agradece el afán por ofrecer algo diferencial en la carta de los locales "de pueblo". Poco a poco se va "educando" al personal y se descubre que hay un mundo más allá de las bravas, la sepia a la plancha, el calamar a la romana o los montaditos de jamón.

  7. #7

    Antoni_Alicante

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    En la breve conversación con el cocinero (y propietario, creo) intuí que esta oferta es la que a él realmente le gustaría imponer y donde realmente se siente realizado. Aun así, la pizzería sigue siendo un reclamo poderoso para atraer clientela de la comarca.

    El gambón estaba rico.

  8. #8

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Otilio Haro
    Ver mensaje de Otilio Haro

    Ya te digo! Probé algo parecido por primera vez en "Es tapa ti" en Dénia, donde estuvimos cenando tu y yo, pero luego me lo quitaron de la carta, no sé porqué.

  9. #9

    Antoni_Alicante

    en respuesta a JaviValencia
    Ver mensaje de JaviValencia

    Se hace lo que se puede, Javi. Y lo de sibarita creo que es un mal (o un don) generalizado entre los que hacemos un uso habitual de este portal. Y tu uno de los que más, jajaja

  10. #10

    Antoni_Alicante

    en respuesta a Abreunvinito
    Ver mensaje de Abreunvinito

    La carta de pizza y pasta existe, no te creas. En las mesas aledañas algunos iban a ello. Y, viendo el buen hacer del cocinero en el apartado de tapas, me atrevo a decir que bien buenas deben estar. Quizás algún día me acerque a probarlas.

  11. #11

    Abreunvinito

    en respuesta a Antoni_Alicante
    Ver mensaje de Antoni_Alicante

    Pues si además hace pizzas buenas, ya es la repera...

  12. #12

    Ferran000x

    Muchas gracias Antoni por tu comentario tan extenso y positivo en el que nos referencias. Como propietario y cocinero del restaurante, siempre es un placer recibir críticas constructivas que nos hacen crecer bien y poder corregir ciertos resultados que puedan no ser correctos o del agrado de nuestros muy queridos clientes, reitero mi más sinceros agradecimientos, Ferran.

    Por cierto Joseruiz los gambones son caseros hasta el crujiente, los palillos del pincho por desgracia no se hacerlos, un saludo gastroenológico.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar