Restaurante La Viña Del Ensanche. El Taller en Bilbao
  

Restaurante La Viña Del Ensanche. El Taller

4
Datos de La Viña Del Ensanche. El Taller
Precio Medio:
61 €
Valoración Media:
7.3 10
Servicio del vino:
7.8 10
Comida:
7.4 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 57,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de La Viña Del Ensanche. El Taller

Aunque voy a comentar mi experiencia en lo que llaman el taller de cocina, antes tengo que comentar que esta familia lleva enriqueciendo la gastronomía de Bilbao desde hace 90 años, empezó en el bar con los bocadillitos de jamón Joselito y el dulce vino cariñena, todo un clásico de la zona, montaron una tienda de producto de calidad y por último ampliaron al taller de cocina pegado a la tienda.
En el bar tienes buena y variada cantidad de pintxos, fríos, calientes, incluso un menú, pero vamos a centrarnos en el taller, allí el menú es cerrado, 50€, bebida aparte y otro más sencillo de 40€.
Empezamos por el más largo.
Empezamos con un aperitivo, sobre una torta crujiente, rico Salmon ahumada Carpier (lo trabajan en la tienda), con crispís de yogurt, original mezcla, el Salmon es de primera.
Crema cuajada de foie-gras, reducción de PX ,con vinagreta de manzana rico.
Continuamos con unas ricas verduritas asadas, parmentier, brotes, todo muy bien decorado y ordenado en el plato.
Un rico arroz cremoso de begihaundi, en su punto.
Rape con vizcaína ligera, tirabeques y su jugo, acertado.
Presa ibérica, imagino que Joselito, con un chutney de mango, muy rico final, salado.
Crema de yuzu y aceite albahaca con helado de coco, fresco, rico.
Y Galleta de avellana con cremoso de chocolate y helado de speculoos, nada que objetar.
50€ el que llaman menú gastronómico, una rcp muy buena, ya que el producto y la técnica lo valen.
Para beber una botella de cava Rimarts chardonnay 23,3€ , otra de Domaine William Fevre 2015 23,8€ y una última de Tajinaste 2017 por 15,8€ .
Cocina a la vista, su Komado y su buena selección de vinos , ayuda mucho que tengan una tienda de buen producto , vinos,etc .
A la hora de reservar, recordar, es el taller de cocina, no pasa nada si acabáis en el bar, pero no es lo mismo.
323,65 , cinco individuos ___64,73€

Algunas variaciones en el menú, respecto a la última vez, pero variaciones acertadas. Entra el atún marinado con un caldo dashi, delicado, equilibrado y sutil. Sigue siendo un menú cuidado, con buen producto, de calidad, sin estridencias. No es barato, pero tampoco caro, 50 euros. Me encantaron los dos nuevos postres, una especie de mousse con helado de manzana y otro de zanahoria y frutas tropicales, muy ricos, sin estridencias , ni excesos. Un ambiente agradable, esta vez con demasiados olores. Un servicio amable y la opción de acceder a una buena carta de vinos

Difícil será encontrar a quien no conozca La Viña del Ensanche en Bilbao. Buenos pintxos, buenos vinos, buenas raciones…… Ahora le han dado una “pequeña” vuelta de tuerca y han abierto su tienda y “taller”. Allí, a cocina vista, ofrecen un menú degustación de 7 platos entre los que incluyen un par de postres. Además se da importancia a la bodega y podemos encontrar buenas referencias de donde poder elegir.
Con vistas al estupendo ambiente que se respira en esa zona un viernes noche nos acomodan en una de sus amplias mesas de cuatro comensales, algunas de dos quizás pequen un poco de tamaño un tanto reducido para el tipo de local.
La sumiller habitual está de baja, ha sido amatxu y no hemos tenido el placer de conocerla. Pero su vuelta es casi inmediata y algún día volveremos para que nos guíe de manera distinta por su oferta. De todos modos, nuestro “anfitrión” ha dado sobradamente la talla y su amabilidad y su buen hacer nos ha hecho sentirnos estupendamente.
Tras un par de dudas e incluso probando uno de los posibles candidatos a acompañarnos en la cena de hoy, nos decantamos por un Ribeiro Viña Mein, cosecha 2013. Un vino que lleva como uva principal la Treixadura pero acompañada por algunas variedades más como la Godello, Loureira, Torrontés, Albariño y Lado. Tiene un color brillante. En nariz se nota mucho la fruta. Es muy fresco y la acidez invita al trato pausado. De esos vinos que sin dispararse en absoluto en el precio, te hacen pasar un rato muy agradable. Rico, muy rico.
Comenzamos la andadura con un Pan Bao con pollo al curry. Nos invitan a degustarlo “a mano”. Que más quiere uno que “perder la compostura” con “permiso”. Está muy rico el conjunto.
Llega ahora un plato mucho más tradicional. Un plato de los triunfadores. De los que jamás deberían desaparecer de sus ofertas. Algo que, curiosamente, no es tan simple como parece. Coincidiremos todos que hay “huevos” y “huevos”. Se lee igual pero….. Unos Hongos salteados con huevoo escalfado. Aquí prima la calidad del producto y luego ya las buenas manos del artista. Plato sabroso, con intensa nariz a tierra. “Obligatorio” mojar pan.
La tercera propuesta nos sorprende. Como base un caldo dashi, un caldo muy ligero de pescado que se prepara con alga kombu, copos de bonito seco y agua. En esta ocasión acompañado de atún rojo marinado. Desde luego que a este caldo le han “ayudado” y con acierto. Está riquísimo. Sabor potente pero agradable. Iguala a más de un caldo de pollo de esos que degustamos en el invierno. Son distintos pero ambos calientan el estómago y además nos hacen disfrutar. Nos ha encantado.
Marijose no se sentía excesivamente atraída por el nombre de este plato y lo ha cambiado por un Txipiron a la plancha con arroz en su tinta. Buena elección también. Otro clásico que triunfa. Buena mano tienen estos jóvenes cocineros, alguno de los cuales tiene ya mucha escuela y mucha práctica.
Como plato de pescado nos deleitan con un rodaballo al horno. Buen pescado, fresco, suelto… acompañado de unas piparras, de cebolla pochada, patata…. Sin aventuras raras. Buena cocina, bien planteada y para todos los gustos, sin duda.
Terminamos la parte salada del menú con Pluma ibérica “Joselito”. Mi compi ha sido carnicera, algo sabe de carnes pero….. es de los que tiene esa creencia, como la inmensa mayoría de la gente, que el cerdo hay que hacerlo mucho. Si hablamos de carne “blanca” quizás sí pero en este caso esto tiene color rojo de por sí. Bien pudiéramos confundirlo con carne de vacuno incluso. Así que se ha terminado animando y tiempo habrá de devolverlo para que le den un “plus”. Pues no, nos lo hemos zampado al punto. Teniendo temperatura así da gusto comerse la carne. Rica, mucho.
Me gusta, cuando hay dos postres, que el primero sea fresco, suave, que ayude a nuestro sistema digestivo a trabajar como debe. Pues hoy así ha sido. Un sorbete de manzana. Realmente más parece mousse que sorbete. El “helado” que puede ser casi una gominola, tiene un sabor exquisito a manzana. Postre muy apropiado en este momento de la noche. Un acierto.
Terminamos con una tarta de zanahoria y helado de frutas tropicales. Un pastel muy jugoso. De excelente sabor. Como podéis ver el plato está presentado de manera muy original. Muy buen remate de velada.
Destacar la simpatía y buen hacer del equipo del restaurante.
Para ver alguna foto: http://gastiondo.blogspot.com.es/2016/10/la-vina-del-ensanche-el-taller-bilbao.html

Con ilusión de conocer un lugar nuevo, me acerqué a este restaurante que en general, no defraudó mis expectativas. Un lugar bonito, moderno, agradable, junto a la tienda de siempre y con el gusto y bien hacer habitual de sus dueños. Amplitud entre mesas, sin mantel, algo frías en este sentido, no muy cómodas la verdad, al menos las pequeñas. Grata sorpresa al solicitar la carta de vinos, a precios razonables, amplia, con posibilidad de encontarr alguna joya y administrada por una buena sumiller, que ganó la nariz de oro y que sabe aconsejar y tratar el vino. Se ofrece un único menú de 50 euros, algo carete a mi entender, pero bueno , sin alardes , cuidando la presentación, más bien clásico, con buen producto, bien cocinado, rico. Comienza con un excelente foie y manzana, verduras asadas algo blandas y con mucho pure por debajo, magnífico arroz caldoso con cigala, lubina al horno aceptable y cordero asado en su punto y tiernito. Dos buenos postres , un browni con helado de avellana y una infusión de piña refrescante con helado de yogurth. Dos buenos postres que cierran un menú equilibrado, con buen gusto, capaz de satisfacer a la mayoría de comensales por 50 euros, siempre que los tengan claro.....

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar