Restaurante K G B en Málaga
  

Restaurante K G B

3
Datos de K G B
Precio Medio:
24 €
Valoración Media:
7.8 10
Servicio del vino:
7.0 10
Comida:
7.5 10
Entorno:
8.0 10
Calidad-precio:
8.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Creativa - de Autor
Vino por copas:
Precio desde 13,65 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


3 Opiniones de K G B

Parece que con la salida del anterior chef KisKo García Bar (KGB) camino de su Choco Bar, estrellado local en Córdoba, se ha redirigido el nombre del local hacia Kuartel Gastronomic Bar (KGB) para mantener un nombre que ha calado en la gastronomía informal (gastrobar) de la ciudad pero manteniendo la carta de comidas con las necesarias renovaciones de tapas en el mismo ambiente divertido que transmite desde que entras en el local.

Ubicado en zona peatonal del epicentro de la ciudad (2 minutos de la catedral) y como isla innovadora de la gastronomia de la zona abocada al turista de paso con obejtivo de salvar el momento con una paella o pescadito frito. Tiene muy poco espacio para comer sentado pues una bonita bodega enmarca a modo de puente un comedor, bien decorado, para un máximo de 12 comensales, con sillas cómodas y mesas de madera con mantel individual; el cambio de cubiertos se resiste. Por contra la barra es muy amplia en forma de L y con alguna opción de sillas altas hacia la pared. Los clientes son de edad media joven, de paso rápido, casi todo parejas o singles.

La carta de bebidas es bastante amplia y sobre todo es de agradecer que todos son servidos por copas, que dado el tipo de clientes, es con mucho lo más frecuente. Por mi parte empecé con una caña de cerveza porque no había abierto la carta de cervezas que acompañaba a los vinos; continué con una copa de un tinto local: Cortijo de Los Aguilares 2017 bien servida en mesa, a buena temperatura, de tamaño correcto. En el postre no me resistí a una copa de vino dulce tinto Zumbral muy agradable de moscatel oscuro.

La carta de comidas es muy amplia y cada cierto tiempo se le añaden un par de tapas nuevas de cocineros invitados (ahora estaba Juanjo Carmona del estrellado marbellí El Lago); alguna de esa tapas se incorporan al núcleo central de la carta. Muy recomendable ver la última página con el TOP 10 de la venta de tapas en el local en los últimos 6 meses. No se limita a tapas de inspiración local (rabo de toro..) también hay un pequeño apartado de tapas internacionales (tataki de tiburón, cochinita pibil..). Mucho donde elegir y bien explicado en sus ingrediantes. Lástima que por algún problema del local varias de mis peticiones de tapas se vieron censuras de su presencia (cochinita, tataki, ensaladilla, croquetas ..). Sobre la mesa, un paquete de picos y regañá envasados para el local y un poco de pan correcto, para acompañar el pedido, servido a buen ritmo desde cocina:

. hamburguesa KGBull: hamburguesa de rabo de toro, queso Havarti, rúcula y mayonesa de su propio jugo; tras más de 52.000 hamburguesas parace que ya salen bastante bien. Servida en un mini pan (dos bocados) de hamburguesa, siendo muy jugosa, con abundante mayonesa que mejora la textura del pan.

. patatas bravas divorciadas: patatas a pequeños dados casi como tostones, con la mitad cubiertas de una salsa roja y la otra mitad con otra salsa verde con importante presencia de picante de fondo (para valientes) en una ración amplia casi necesaria de compartir.

. foie mi-cuit con mermelada de temporada: 3 medallones de un buen foie, servido junto a un mini paquete de tostadas industriales (¿?) y con una mermelada que no recuerdo origen.

. postre especial de la casa: nuestro bizcocho de 3 leches con helado de vainilla y Malta: con una presentación un poco de montonera sobre una base de crema de leche evaporada y condensada al punto de ron, cubierta con nata montada y sobre ello  el bizcocho y sobre ello el helado.

Si quieres tapear en la ciudad y ya no te apetece seguir con pescadito y fritura, y buscas algo más de creatividad y novedad, aquí tienes una buena opción. Así lo ha pensado el Sr. Michelín que le ha dado su recomendación. Para mí le falta un poco de "limpieza" en las presentaciones, es decir, estética, para que no de la sensación de salsa por encima que tapa al elemento principal del plato.

De “tapas” (nombre clave de nuestra operación) por Málaga, nos dispusimos a investigar y supervisar exhaustivamente las del KGB, del Camarada Kisko García. Sospechábamos, según informaciones que habíamos podido sacar de algunos prisioneros interrogados, que iban a ser de nuestro agrado.
Nuestro plan era pedir unas tapas, obtener las mejores fotos posibles y salir del lugar sin levantar sospecha, y así lo hicimos. Pedimos:

- nem vietnamita: al principio, por el nombre, esta tapa nos pareció sospechosa y nos puso a la defensiva, pero nos dejó más tranquilas el descubrir que se trataba sólo de un rollito de primavera muy bueno y refrescante.

- croquetas de salchichón de Málaga: pudimos descubrir al salchichón malagueño, a pesar de estar perfectamente “camuflado” en una suave bechamel. Sabrosas.

- la KGBbull: hamburguesa de rabo de toro (receta “robada” a su camarada, el gran Dani García). No pudimos averiguar cómo había llegado ese rabo de toro a estar tan tierno y sabroso.

- cordero a la parrilla con cuscús: no sabemos el día ni la hora, pero el cordero, claramente, fue “asesinado” para esta tapa. El cuscús estaba muy bien ejecutado y el cordero en su punto.

- pollo al “Margarita”: pollo muy bien cocinado y “encubierto” en una suave crema-espuma llamada Margarita, que escondía dosis de tequila, cointreau y lima, quizá con la intención de dejarnos fuera de combate. Muy buena combinación.

- una cestita de pan, hecho por ellos, que estaba muy bueno.

- 2 cervezas y una copa de vino azul (Pasion Blue Chardonnay).

Total: 27,30 euros. Muy recomendable.

Un pero: los camaradas del personal, ese día, no tenían el suyo, estarían en otra misión distinta a la nuestra: fuimos el sábado al mediodía y, al pedir el Mollete de cochinillo al curry, nos informaron de que se había agotado el viernes (¿no se pudo reponer el sábado por la mañana?). Además, al pedir el café, respondieron que no les había dado tiempo a comprarlo (¿¿??). Nos dieron ganas de sacar nuestras pistolas PSM, pero no llevábamos silenciador y queríamos pasar desapercibidas.

De todas formas, la operación secreta resultó bastante exitosa.

  • la KGBbull

  • pollo al “Margarita”

  • cordero a la parrilla con cuscús

  • croquetas de salchichón de Málaga

  • nem vietnamita

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar