Restaurante Il Grottino en Santa Teresa Gallura (Cerdeña)

Restaurante Il Grottino

Datos de Il Grottino
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
- 10
SERVICIO DEL VINO:
- 10
COMIDA:
- 10
ENTORNO:
- 10
Calidad-precio:
- 10
Fotos:
 
País: Italia
Localidad: Santa Teresa Gallura (Cerdeña)
Dirección: Via del Mare 14
Código postal: 07028
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Il Grottino
OPINIONES
1

Tras el palizón de día (carretera exasperante sarda – ferry a Córcega – carretera exasperante corsa – visita y comida en Sartène – carretera exasperante corsa – visita a Bonifacio – ferry de regreso a Cerdeña) se nos hizo muy tarde y ya conocemos todos las costumbres sardas en cuanto a los horarios. Pero nos llevamos la alegría de que en Santa Teresa Gallura, donde nos dejó el ferry, no existen esos problemas, tienen los horarios más laxos.

Habíamos reservado desde el barco en el que más fama tiene de esta bella localidad costera, pero llegamos ahí y había un montón de gente haciendo cola, todos con reserva: el segundo turno. O sea que sí, que tienes hora pero dependes de si a los anteriores o a los anteriores de los anteriores les da por alargar la sobremesa o no… Tensión familiar (ya sabemos, “No hay turismo sin gastronomía”) y decidimos buscarnos la vida por otro lado. Llamamos a Il Grottino del que también teníamos alguna buena referencia y nos dijeron que no tendríamos que esperar. Para allá que fuimos y sí, efectivamente no tendríamos que esperar… pero si comíamos en un improvisado anexo en pleno paso de cebra (textual, ver foto pinchando aquí). Como no había cola, o éramos los únicos de la misma, decidimos esperar a que se liberara algo más civilizado.

Y mientras no podía dejar de pensar: “pues vaya jugada, me encuentro en las mismas que hace media hora, cuando hemos decidido irnos del anterior restaurante por no esperar… si nos hubiéramos quedado allí seguro que ya estábamos sentados, y encima era el que más nos habían recomendado”… Vamos, que me estaba poniendo de una mala os… quepaquétevíacontá.

Como a cámara lenta, como si el arcángel San Gabriel Argumosa hubiera bajado a ampararnos, el ruido cesó, la gente ralentizó sus movimientos, las voces callaron aunque las bocas seguían vocalizando, un inexplicable estado de bienestar invadió cosquilleante todos los puntos de nuestro cuerpo y… los de la mejor mesa de la terraza se levantaron con una rapidez pasmosa dejándola libre.

IUPIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII!!! Alegría, alegría!

- Oiga, no me saque la carta de vinos, simplemente dígame cual es el mejor Vermentino di Gallura que tiene (obsérvese que nos encontrábamos en Santa Teresa Gallura, centro neurálgico de la citada D.O), me da igual el precio, hemos tenido una aparición sobrenatural con inesperados y estupendos efectos y queremos celebrarlo.

Y nos sacaron una botella de Incontru 2013 que estaba para llorar de alegría, de hecho yo creo que entre esto, lo cansado que estaba y la experiencia celestial anterior, lo hice, algún lagrimón llegó a desprenderse de mis cansados acais.

El local es rústico, “vivido”, italianote… y lleno de italianos, buena señal. Agradable sin más la terraza y no excesivamente apretadita.

Desmenuzamos la carta, claramente sarda y p’allá que vamos:

Misto mare grottino. Unos antipasti marinos diferentes a los que tomamos en otros sitios durante nuestra estancia, pues incorporaban algunos de ellos el concepto de empanado, el de frito, el de mahonesa… y otros, los frescos o cocinados, iban servidos en conchas de vieiras.
Fregola alle vongole . Fregola, una pasta típica de esa zona, redonda y de sémola. Sabrosísima, las almejitas estaban cocinadas al pimentón y se impregnaban gozosamente en pasta.
Spaguetti alla aragostelle. Lo que no conseguí en Alghero lo conseguí aquí. Una langosta entera pequeñita, sabrosa, acompañando a unos spaguettis al dente cocinados en una salsa de tomate y fondo de crustáceo. Fino, fino el plato, menos expansivo que la fregola pero suave, elegante, acariciante. Me quedo con los dos. No me da la gana de elegir oye. La mitad de cada.

Correctas copas, hielera esta vez sin carencias de hielo…

Buen servicio, gente profesional, educada y con ritmo.

Pues cenamos bien, muy a gustito.

Carretera (exasperante) y manta de nuevo… 60 km hasta Calarossa, que aquí son como 180... Ufff qué cooooooñazo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar