Comedor con vistas para verano

Local ya comentado con acierto por Josep Gallego y poco que añadir a sus apreciaciones. La terraza es una maravilla por su localización y orientación para comer los días calurosos y acabas viendo pasar las barcas de pescadores hacia puerto. Lo mejor con diferencia.
Fuera una terraza para la noche (a medio día de verano es imposible) anuncia un buen sitio de copas aunque sin vistas al mar.

Reserva obligada en la terraza. El servicio algo irregular en su atención. Buen cambio de copas, platos y cubiertos pero el vino traido con temperatura demasiado alta para servirlo, teniendo que estar que se enfriara en cubitera ¿? dado a catar, primer servicio y algún servicio esporádico más, a veces cruzando la botella al otro lado de la mesa al servirlo.
El arroz que tardaba y que vimos en la paella, acabó servido casi frío, perdiendo bastante de su atractiva presencia. Un fallo que para una cocina de arroces proveniente de la arrocería Duna, no es muy entendible tanto más cuando que se pidió in situ (sin encargo previo).

Siete a comer en nuestro peregrinar de "arrocito para comer" pensado para cada dos mesas pero que cada vez se acerca más a una vez al trimestre.
Unas cervezas a la llegada, un vermut tinto Yzaguirre traido servido desde cocina y sin saber cual era aunque al final trajo la botella. Un pan normalito (1.5€ p.p. de servicio). Un buen aceite Cortijo de Linares, agua Lanjarón, y unas correctas aceitunas por cortesía de la casa, hicieron de aperitivo mientras encargábamos la comanda.

Para beber tiene una carta de vinos más que suficiente pero con bastante clásico en su planteamiento en todos los apartados; empezamos por un básico Mar de Frades 2016 (23.40€), mejoramos con un clásico de la casa Felix Azpilicueta 2015 (21.20€) y rematamos (alguno empezó) con Les Alcusses 2013 (19€).

Para comer dispone de una carta amplio (valenciano, español, inglés) con bastantes opciones de entrantes frios y calientes, arroces, carnes y pescado. Elegimos unos entrantes a compartir:
. clotxinas: buena ración, tamaño mediano de molusco, planteamiento muy básico sin lograr un caldo atractivo
. tomate valenciano de buen tamaño, bien de maduro, pelado y puesto entero en la mesa, acompañado de ventresca, mojama, bacalao, pimiento asado. Muy efectista en el plato y en general bien de sabores. Recomendable.
. puntilla: nada aceitosa, algo pequeña, buen rebozado
Principal:
. arroz de carabinero: ración correcta con media cigala y buen carabinero pelado, fondo sin profundidad, tropezones ajustados. Lástima de estar frio.
Postres:
. muchos sorbetes diferentes, todos, muy agradables: de mojito, de mandarina y cava, mango y cava: trata de manzana con helado referida como buena.
. buenos cafés finales, sin ofrecimiento de chupitos, pero sin prisas para cerrar, lo que se agradece porque se estaba de maravilla en la terraza casi encima del mar.

  1. #1

    G-M.

    Y has sido capaz de pasar por la puerta de Vini y cornear de esa manera a Jose Miguel Bartual a escasos metros de él?

  2. #3

    Abreunvinito

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    En el grupo de "arrocito" elegimos una vez yo y otra no.
    Ya sabes quien ha elegido esta vez. Pasé con vergüenza.
    Saludos

  3. #4

    Joan Thomas

    Te encuentro algo magnánimo hoy en tu puntuación sobre la comida ... :-) porque servir asi un arroz de carabinero en un restaurante especialista de la cocina de arroces, es casi pecado mortal ;-)) no ?. Imagino que el que le hayas dado un 7 viene compensado por la calidad de los entrantes y de los postres.
    Saludos

  4. #5

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Bien razonado. El problema es que tardaron en servirlo.
    Igual que el servicio de vino que tardó en coger temperatura (algo que está siendo muy presente este años en especial)
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar