Restaurante Europa Mundo II en Barcelona
  

Restaurante Europa Mundo II

1
Datos de Europa Mundo II
Precio Medio:
9 €
Valoración Media:
4.0 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
4.0 10
Entorno:
4.0 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Asiática
Vino por copas: No
Precio desde 9,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Europa Mundo II

El anteriormente conocido como "Restaurante thailandés Air" se ha reconvertido en un japonés, aunque no han cambiado la máquina registradora y sigue apareciendo el nombre en los tiquets. Lo elegí porque tenía que hacer tiempo para recoger el móvil de mi hija, que se ha ido hoy a Berlín, en el FNAC de L'Illa-Diagonal y en éste restaurante había gente en la terraza y el que hay enfrente, Kiku Chan, tiene una pinta que tira "patrás". Si es que parezco tonto...

Decoración sencilla, mesas bastante apelotonadas, servicio foráneo (aunque me apuesto lo que sea que no japonés) muy soso y parco en palabras, ambiente ruidoso. Me instalaron en una pequeña mesa del estrecho pasillo que da a la cocina, donde impides el paso como no te sientes bien recto. No sé si hay carta, pues sólo me ofrecieron el menú de mediodía, consistente en 4 platos (de tamaño mediano, como de media ración justita) a elegir de una lista bastante larga, más una bebida; cerveza San Miguel en mi caso. Los platos me los sirvieron en el orden que mejor les pareció y apenas cupieron en una mesa supuestamente para dos y que sólo ocupaba yo. No sé si entra el postre porque no me apetecía nada más después del menú.

Por 9,50€, almorcé:
- Fideos con verduras - Como los fideos con carne, pero sin la carne. Encima, estaban cortados y resultaba complicadísimo comerlos con los palillos. Pobre.
- Rollitos de salmón y aguacate - Makis más finos de lo normal y pegados unos a otros. Suerte que el wasabi picaba...
- Empanadillas al vapor - Cuatro empanadillas tipo gyoza, una de ellas abierta. Bastante bien con la salsa agria con que las acompañaron.
- Pollo del sur de Tailandia - Este lo dejo como sorpresa para los que deseen pasarse por el restaurante porque no me veo capaz de explicar lo que me sirvieron. Eso sí, cargadito de sal.

Gracias a la cerveza y a una destreza con los palillos inusual en mí pude engullir buena parte de la comida, pero no me quedó fuerza para el postre.

Y todo porque mi hija no me cogió el teléfono cuando la llamé para preguntarle la dirección de La cuina de l’Uribou :-(

Por cierto, hay que abrir la puerta despacio e ir con cuidado al salir del lavabo para no tropezar con nadie.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar