Restaurante Barraca

2
Datos de Barraca
Precio Medio:
43 €
Valoración Media:
4.3 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
4.5 10
Entorno:
6.0 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
0
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 38,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de Barraca

Te advierten de que hay dos turnos, y el camarero de mesa te avisa de muy buenas maneras, de que quizás un domingo no sea el mejor día para venir a conocerlos, ya que " nos veras correr".
Barraca es un chiringuito de playa que trata de tener buenas formas, buenos resultados gastronómicos, amparados por una cocina muy bien dirigida, con unos precios algo más altos de lo normal para el espacio que ofrecen, pero donde se come dignísimamente.
Buñuelos, notables, pero no memorables, pan ton tomate y anchoas, más de lo mismo, calamares con tártara, muy bien fritos y gustosos.
Dos tipos de arroces, De pulpo con alioli, y de sepionet. Muy bien el grano, sabrosos, muy justitos de cantidad.
Dos botellas de vinos. Clar, un Xarel-lo, Gewurztraminer, Chardonay, y una magnífico Xarel-lo Babau.
Dos postres nada sorprendentes, pero buenos, y a un precio algo elevado, 6,50.
Total mesa de 4, 152 ,50 €
Buen pan, servicio desbordado pero atento, y un regusto más que agradable al salir del local. Lástima que los precios fueran de local con más pretensiones, porque la ración de arroz a casi 20€ parece un poco sorprendente.
Debe ser que pagar asesorías tan caras tiene su coste. Eso sí, a reventar los dos turnos.

Tras leer diversos artículos y comentarios gastronómicos interesantes sobre esta Arroceria de la Barceloneta, dirigida desde hace poco tiempo por el chef Xavier Pellicer (** Michelin, ex-Abac y ex-El Raco de Can Fabes), ensalzando la calidad de sus productos, la apuesta por una cocina marinera ecológica de proximidad y de gran calidad, decidimos reservar y visitar el restaurante en el que habíamos puesto muchas expectativas.

El restaurante, situado en primera linea del Paseo Marítimo, con vistas al mar y a la playa de la Barceloneta, tiene dos pisos, si no recuerdo mal, en el primero se encuentra una taperia, una terraza exterior y un colmado de productos ecológicos y en el segundo la sala del restaurante, bastante grande, tipo taberna marinera, de ambiente un poco frio propiamente hablando, con la cocina a la vista.
Mi primera sorpresa fue el no respeto de mi reserva, realizada a través del Tenedor(por la web del restaurante). En la sala no había ninguna mesa reservada a mi nombre, había pedido una mesa con vistas al mar, y quisieron adjudicarme una en pleno centro del restaurante (había una mesa libre para cuatro personas junto a la ventana). Al no aceptar su propuesta, me dieron la mesa de la ventana (que no estaba reservada). El servicio de sala esa noche estaba compuesto por dos agradables camareras, pero estas se limitan a dejar los platos sobre la mesa y el servicio te lo haces tu mismo... El servicio del vino consiste en abrir la botella y en servirte la primera copa. Las mesas están desnudas y las servilletas son de papel. Las copas son correctas. Ese día Xavier Pellicer no estaba en cocina, una de las camareras me dijo que estaba presente unicamente de lunes a viernes.

De primeros, MC, tomo una sopa de pescado al azafrán. En el plato habían varios trozos de pez limón crudo, gambas peladas, berberechos y mejillones sin cáscara y al lado una sopera con el caldo. La sopa estaba buena.
Yo tomé una ración de Almejas, mejillones y berberechos salteados con guindilla y ajo Las almejas y los mejillones eran algo pequeños, los berberechos de buen calibre. Los encontré muy gustosos. Le di a probar una almeja a MC y esta estaba llenisima de tierra y además sin almeja ...
Seguimos con una paella de arroz bomba, calamar, pescado de lonja, rossellones(?), mejillones y aceite de ajo y perejil. Nos dejaron la paella sobre la mesa y nos servimos nosotros mismos. La paella estaba sabrosa, bien guarnecida, y era de tamaño generoso pero estaba demasiado hecha (había ciertos calamares que estaban crujientes y ciertas zonas de la paella estaban completamente quemadas, digo bien quemadas, no socarradas) los mejillones eran pequeñísimos. En conclusión, nada del otro mundo, aparte del sabor que era bueno, hemos comido paellas infinitamente mejores.
No tomamos postre. Acompañamos la cena con una botella de verdejo, Groc BL, aceptable. Terminamos con 2 buenos cafés. Precio por persona 48 €, RCP 0 * .
* A causa de esta cena ambos hemos sufrido, durante 2 dias, importantisimos transtornos intestinales, que pensamos que han sido causados por la paella, ya que ha sido el único producto que compartimos los dos. He intentado contactar a Xavier Pellicer para informarle de esta triste aventura, pero aunque parezca increíble el restaurante no tiene mail de contacto. Encuentro lamentable que un chef de esta categoría pueda permitir que se sirvan en su restaurante productos deteriorados y no aptos para el consumo...
Lo siento por Xavier Pellicer, pues supongo que por los credenciales que posee debe de ser un buen Chef, pero esto es inaceptable. En conclusión, no se lo recomiendo a nadie y no volveré nunca más.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar