Restaurante Ipar Txoco: Variedad y materia prima


Ipar-Txoko se parece más a un bar de menú con un salón pequeño y sencillo únicamente decorado con una serie de cuadros, pero su carta y su manejo en los fogones le sitúa a la altura de los mejores restaurantes vascos de cocina tradicional. El dueño es una persona dicharachera y merece la pena dejase aconsejar por él. La carta te la "canta" y normalmente te ofrece 4 ó 5 pescados a cocinar de diferente forma. Su apuesta es clara por la calidad y por productos de temporada. Recuerdo de primero unos Chipirones sin igual de diminuto tamaño y muy bien cocinados (según él la noche de antes habían dormido en la mar ya que tiene quien se los pesque). De segundo nos decantamos por un rape a la donostiarra (un rape entero por persona), también excelente. El albariño normal aunque se agradece que ofrezca otras bodegas más allá de las habituales. La próxima vez pediremos carne ya que sacó algunas Txuletas para otros comensales con una pinta excelente.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar