Restaurante Amadomio en Valencia

Restaurante Amadomio

Datos de Amadomio
Precio Medio:
32 €
Valoración Media:
5.4 10
SERVICIO DEL VINO:
4.8 10
COMIDA:
5.6 10
ENTORNO:
6.2 10
Calidad-precio:
6.2 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Valencia
Localidad: Valencia
Zona: Camins del Grau
Dirección: C/ Belgica, 30
Código postal: 46021
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 12,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Amadomio
OPINIONES
28

Lunes.
Solo 1 mesa ocupada, la nuestra. Esto de la crisis comienza a pesar lo suyo.
Local "moderno", pero sin estilo. Oscuro, a medio camino entre un bar de copas y un restaurante.
Las patatas con foie decepcionantes. El rollito de carne de avestruz solo correcto. La fruta bien presentada, aunque escasa de variedades.
Bodega correcta, están cambiándola y algunas referencias no estaban disponibles.
El trato bien.
Tomamos un Terrerazo a precio aceptable
Deberá ajustar sus precios y aumentar su imaginación, si no quiere ser arrastrado por el sunami de las surprimes.
Suerte¡¡

Segunda visita a este local que tiene un toque romántico, tal vez propiciado por la escasa luz ambiente. Se distingue con mucha dificultad lo que te estás comiendo. No sé si eso será bueno.
Vajillas y copas de calidad, las mesas cubiertas por mantelería “camino de mesa”, sillas algo incómodas, mejor los asientos adosados a la pared.

El servicio es atento, discreto y eficiente, era martes, lo cual facilita mucho las cosas.

La oferta de vinos, suficiente, con referencias de las denominaciones mas habituales, pero bien seleccionadas. El precio muy ajustado, aproximadamente a 1,5 del precio de las tiendas. Bebimos “La Montesa” de Bodegas Herencia Remondo, crianza 2005 de la D.O. Rioja. 15 euros mas IVA. Un vino de calidad media adecuado para la gran mayoría de paladares. Típico Rioja bien elaborado.

La carta de cocina mediterránea con un toque de modernidad, bastante bien resuelta. Existe un menú de noche a muy buen precio, 18,50 euros mas IVA, extractado de la misma carta, que resulta una opción bastante acertada.

En conclusión un lugar original, tanto por la sala como por la cocina. Satisface sin sorprender. Excelente relación calidad precio.

  • Escalibada sobre tosta de aceite

    Escalibada sobre tosta de aceite

  • aperitivo montadito de frutos del mar

    aperitivo montadito de frutos del mar

Es un restaurante al que acudo con frecuencia al mediodía por el menu mas que aceptable que tienen. También se cena muy bien, con algunos platos más conseguidos que otros, pero con tendencia a mejorar en las últimas visitas. La carta de vinos con precios muy ajustados, algunos casí a precio de tienda. Si lo pides, aparecen los decantadores. El servicio muy amable y diligente, pero insuficiente cuando se llena el restaurante. A mi juicio les falta un empujoncito a todos los niveles para aumentar la calidad de su propuesta. Todos sus defectillos son superables y creo que ganas no les faltan

La primera impresion es algo cutre (en efecto esta oscuro, pero eso tapa muchos defectillos, como grietas en paredes y tal), y las mesas estan demasiado juntas en el fondo (ayer era lunes y estaba vaciito, pero cuando este lleno debe ser un pelin agobiante y ruidoso) Eso es lo menos bueno, lo demas todo bueno. Me gusto el servicio distendido pero eficiente, buen trato del vino, carta algo corta, pero [email protected] se apanya la mar de bien (tienen cosas interesantes), y los precios de los vinos son excelentes. La comida es estupenda, muy bien conseguida, bien servida, imaginativa, buena calidad, punto impecable; los platos bonitos, ... los precios algo altos para la categoria del local (han hecho maravillas, de verdad, con un presupuesto ajustado, pero lo del "ajustado" se deja notar). Un sitio a seguir.

Restaurante de los de nueva generacion con algunos toques simpaticos en la cocina,servicio agradable.
Local para mi gusto un tanto oscuro,pero bien
rcp ajustada

Desde hace algo más de un año, suelo ir con regularidad a comer. EL localpasa bastantre desapercibido. Una vez dentro transmite tranquilidad y amplitud, la música en su punto, a veces algo alta, la atención siempre amable y si todo lo anterior está bien, el menú de medio día, de lo mejor que he encontrado en Valencia junto con unas pocas opciones muy interesantes como Maldon o Mattilda.
Platos originales, preparados con gusto y los arroces, además, abundantes y sabrosos.
La carta de vinos es mejorable, pero suficiente para una comida desenfadada. Algunos fallos recurrentes. Una buena opción es el cava, la oferta es corta pero bien tratado. Los postres, perfectos, ligeros y sorprendentes. Una RCP de las mejores para medio día.
He levado mucha gente y siempre les ha gustado. Vale la pena probarlo.

Restaurante muy oscuro y frío, le falta textil y mejorar la iluminación.
Trato al cliente un poco demasiado familiar para nuestro gusto aunque no deja de ser aceptable.
Tardan lo justo entre plato y plato
Comida correcta pero nada imaginativa ni elaborada. Gustos y combinaciones corrientes.
Menú a buen precio aunque estaría mejor si fuera más variado. Los platos individuales son caros, encontramos ensaladas de más de quince euros.
La carta de vinos también es sólo correcta.

Noche. Es muy fashion, pero cómodo. Nos pusieron al fondo, muy retiraditos y a gusto, hasta que nos tocaron dos parejas al lado excesivamente ruidosas, pero bueno, eso no es culpa del local. Tomamos unos huevos preparados muy originalmente y muy, muy buenos. Unos canapés con jamón de primera y piña muy frescos y buenos. Un atún tratado con exquisitez, buey delicioso. Nada demasiado innovador, pero todo realmente bueno. Llegamos a los postres, pedimos uno solo para compartir entre dos porque estamos casi llenos (uno de nosotros se ha retirado ya), un sufflé de chocolate con menta. Nos advierte la camarera (un cielo, atención casi perfecta) de que tardará un poco su preparación. OK, decimos. A los diez minutos la camarera nos comenta que... al cocinero el sufflé se le ha venido abajo. Que lo siente muchísimo, que si queremos esperar nos hace otro, o si no cambiamos. No tenemos prisa y nos queda vino, así que decidimos esperar. Sorpresa: desde la cocina se tiene a bien "inventarse" (no estaban en la carta) sobre la marcha un par de pequeños (bueno, no tan pequeños) postres para amenizar la espera. Muy buenos, la verdad, sorprendentes. Y cuando llega el sufflé... uf, anonadante. Estaba tremendo, lo disfrutamos muchísimo. Pagamos los casi 50 euros por cabeza bien a gusto. Ojo: dos botellas de vino para tres, muy bien servidas. En general, una experiencia tan grata que entramos a la cocina a felicitar.

Pues a mi, la verdad, me gustó.
Tomamos un menú de mediodía a 14´50 euros, realmente bueno.
Muy bueno el tartar de salmón y verduras, así como el arroz con bacalao; noissetes de ternera envueltas con bacon, aceptables:
Los postres, a base de melisa, deliciosos.
No tomamos vino, pero estuve ojeando la carta, que resulta escueta, pero bastante decente.
Quizá si comes a la carta pueda resultar un poco subido de precio pero, insisto, como menú de mediodía muy bueno.

Mal,muy mal,fatal.Mas de lo mismo estoy empezado a cansarme de este tipo de restaurantes que no se claramente lo que te intentan vender, mas de lo mismo,estilo minimalista la dueña o encargada la verdad muy guapa, pero realmente a lo que se va que es a comer nada,
servicio y rapidez muy deficiente.NO VOY MAS.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar