Estrella merecida

No conocíamos a este restaurante de cocina nikkei, pero reconozco que las expectativas fueron bien cubiertas y los temores previos quedaron desvanecidos. El local es agradable, moderno sin estridencias y, de alguna manera, da la sensación de sumergirte en una especie de telar antiguo. El servicio es amable y atento, la carta de vinos no es extensa, pero si bien escogida y a precios razonables.
En total se ofrecen unos 33 bocados diferentes, por lo que, para no ser excesivamente prolijos, destacare algunos, en el orden que nos fueron servidos. Todos ellos en el aspecto visual muy bonitos y elegantes, y resultaron, en el peor de los casos interesantes, y en el mejor, realmente brillantes y extraordinarios.
En un primer momento se nos sirvieron juntos unos aperitivos (aunque este concepto es un tanto extraño), basados en la cocina kaiseki, es decir, unos platos relacionados con la ceremonia del te japonesa. En concreto un pistacho tierno, tofu con aguacate y erizos de mar, un sabroso sunomomo, caballa con puré de satoimo y miso (muy buena) y una tortita de choclo muy agradable.Siguieron una ostra con caldo de trompetas de la muerte, que no me encanto, una yuba con trufa blanca (tremenda) y unas palomitas a la huancaina, buenas pero no maravillosas. Para acabar esta especie de primera parte una gamba en dos servicios: cabezas fritas crujientes y prácticamente crudas con una salsa deliciosa.
Siguieron tres niguiris (de besugo y miso, bonito con ponzu y atun zuke) y luego un ceviche esplendido con leche de tigre de guanabana. Luego entraron las Causas, una de sipioneta, salsa de ostras y lima y una frita de pollo con huacatay, que hay que probar para creer lo buena que estaba. De diez el sanguchito de pulpo, una especie de bocadillo que se sirve en las calles del Peru, de lo mejor que he comido en los últimos tiempos. Muy buenas las gyozas de pollo, asi como el tremendo tataki de atun con ponzu. Y para rematar esa serie de platos brutales, un ceviche amazonico muy diferente a todo lo que haya probado antes. Buenísimos el anticucho de pollo a la brasa y un gindara añejo (carne de vaca), que sabían a poquísimo. Bien el Furofuki daikon con crema de foie.
La parte dulce empezaba con cinco postres servidos a la vez, de los que destacaría sobre todo el mochi de nata y fresas, el caqui con gelatina de umeshu y el increíble flan de salsa de soja. Aparte vino el bizcocho con crema de gengibre, lastima que no lo sirvan en las pastelerías de esta parte del mundo.
Muy buenos los petits fours que acompañaron a unos excelentes cafés.
Para beber habíamos tomado unos piscos muy refrescantes, una botella de malvasía seca de Sitges que combinó muy bien con la cocina del Pakta y unos cócteles para tomar con los postres. En definitiva, un lugar al que volveremos sin duda, con sabores diferentes a los que estamos habituados, pero que han resultado un descubrimiento.

Recomendado por 3 usuarios
  1. #1

    Micky Mouse

    Por lo que rejonean, ¡como para dar mal de comer! Me estaba apeteciendo mucho ir al leer tu comentario, pero cuando he visto la cuenta, se me han quitado las ganas de golpe.

  2. #2

    Farmonton

    Tengo reserva para dentro de un mes, espero disfrutar tanto com tu, creo que el menú degustacion es muy tentador.
    Un saludo.

  3. #3

    Jordimon

    en respuesta a Micky Mouse
    Ver mensaje de Micky Mouse

    El precio es un tanto elevado, pero no encontré que fuera "demasiado" elevado. Es decir, delante de tantas elaboraciones y del nivel de calidad de cada una de ellas, pienso que pagué por lo que comí. Saludos

  4. #4

    Jordimon

    en respuesta a Farmonton
    Ver mensaje de Farmonton

    Espero que lo disfrutes. Creo que se ha de ir con la mente (y el paladar) abierta, para disfrutar sin complejos. Ya puestos te recomiendo el menú Macchu Picchu, que aunque es el de precio mas elevado, te deja un monton de sensaciones que valen la pena. Saludos

  5. #5

    Bernie

    Hice la mejor mejor comida del año.... Incluido el Celler de Can Roca.
    Poca broma.

  6. #6

    Jordimon

    en respuesta a Bernie
    Ver mensaje de Bernie

    Hombre... no me atreviría de decir que comiera mejor en Pakta que en el Celler de Can Roca, pero admito que este año mi visita al Celler no ha sido tan satisfactoria como en los anteriores. Y además me divertí mucho, yendo de sorpresa en sorpresa. A ese nivel de diversion un tanto "canalla" solo puedo compararlo con "A Fuego Negro" en Donosti. Volviendo al Pakta, realmente ver las caras de los comensales de otras mesas ya te decía que no eramos los únicos en pasarselo bien. Desde luego que volveré lo mas pronto que pueda, aunque las opciones son muchas y la billetera demasiado escasa para tanta "chicha"... Un saludo cordial

  7. #7

    Bernie

    en respuesta a Jordimon
    Ver mensaje de Jordimon

    En el Celler de Can Roca disfruté mas de lo vinos que de la comida. En los ultimos diez años no ha fallado la visita anual a Girona. El año entrante me lo voy a tomar sabático.

    Estaba en mi mente que este año al Patka le iban a dar la Michelin.

    En fin, que nada es para siempre......

  8. #8

    Jordimon

    en respuesta a Bernie
    Ver mensaje de Bernie

    Es curioso que nos haya pasado lo mismo... los vinos excelsos, pero hubo algun detalle que ya no hace que le puntue con un diez como en los años anteriores... y yo tambien era de visita anual. Por otro lado, que no tengan el detalle de dejarte reservar en el mismo restaurante, aunque sea a un año vista, siendo clientes habituales, me hacen pensar que este año no pienso intentar volver.
    Saludos

  9. #9

    Francescf

    en respuesta a Bernie
    Ver mensaje de Bernie

    Ja, ja,... però no penges un comentari ni per casualitat. Ets un gandul. I després em dius que no encerto amb els restaurants ;-)

    Una abraçada :-)

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar