Restaurante Triciclo: Dia de Futbol en la capital.


Como comenta mi compañero de mesa, Toni, reserva hecha con mucho tiempo, en un principio para seis, tres días antes intento cambiarla para cuatro, por teléfono inútil, durante dos días llame a todas las horas posible y aunque daba señal nadie contestaba, lo puse en su facebuke, ninguna contestación, y el mismo día de la comida recibí un mensaje de confirmación para cuatro, pésima comunicación.

Local largo y muy concurrido, nada mas ver las mesas altas, no se porque me olí, que nos iban a tocar y así fue, entiendo que exista mucha gente que este encantada de comer en este estilo de mesas, pero yo no las soporto, me resultan incomodas, y ya me tocaron la fibra, claro como voy a esperar que me avisen de esta opción, si no pude comunicarme con ellos, la cuestión es que me parece de pena que no avisen , en mi caso prefiero otro local que estas mesas , si soy muy rancio , será la edad .

Por suerte mientras esperábamos a que nos atendiesen, por cierto bastante rato, dio tiempo a que una mesa de franceses , que suerte de sus horarios , quedase libre y enseguida pregunte para cambiarnos , y hay empezó la cena .

Buena opción la de elegir, medias raciones, pruebas mas cosas y las veladas se hacen mas divertidas, cada día es mas habitual.

Carta de vinos corta, pero con alguna opción interesante, tanto que no tenían alguna referencia, eso si las que tenían a buen precio el bermejo malvasia a 19€, cuando en mi zona lo compras en tienda a 15€, el dorado 2013 a 24€, tampoco me parece nada caro, en este sentido muy bien.

Como comenta Toni , después de estar un buen rato sin que nos atendiese nadie , llegan y nos comentan alguna cosilla mas fuera de carta , no es de recibo , desde luego este día en concreto el tema sala andaba despistado .

Nos pusieron un aperitivo, tipo corteza con una salsa, pero yo como Toni, no me acuerdo muy bien de que era, eso si este aperitivo junto con el pan, subió la factura 10€.

Seguimos con el gazpacho Thai, bien descrito por Toni, fresquito y agradable.

Ceviche nikei, para algún comensal pasado de soja, no diré que no, pero como me gusta no lo note, el granizado de rocoto, yuzu y cilantro le daba frescura.

Nuestro steack tartar, como comenta Toni, le faltaba un toque más potente, pero eso dejaba ver la calidad de la carne.

Guiso de setas con huevo, aquí pedimos unas alcachofas fuera de carta que nos recomendaron, pero no entendieron o no nos entendimos y guiso de setas, rico y siempre el velito de ibérico aporta sabor.

Nuestra rubia gallega, esta fue una recomendación de Isaac, parecía una loncha de jamón de bellota , con su tocino y todo , sobre este manjar , queso , tomate , piñones y ahumado de romero , muy sabroso , me gusto , pero con esa carne tan rica , peca de demasiado sabor añadido , con los piñones y un pelin de queso , basta , pero bueno yo que soy de contra mas mejor , en este caso note demasiadas cosas que no me dejaban disfrutar de la carne .

Saam de mollejas y calamar, coincido con mi acompañante de mesa, las mollejas pelin pasadas y la salsa picante que acompañaba, tampoco picaba mucho, mejor, yo no soy de pasote en esto.

Callos, aquí si que se lucieron, muy ricos y buen material, que callos hay muchos, pero están estaban muy ricos.

Un par de postres para compartir, brioche, muy sosete para mí y una tarta de queso, rica.

La verdad es que es un estilo de comida que esta muy de moda, con toques asiáticos, sudamericanos y demás, que me encanta, pero que para mi tampoco destaca dentro de la amplísima oferta gastronomica de la capital, cuando mi recuerdo esta con los callos y con la vaca rubia, no podría decir que no volveré , pero antes hay una oferta tan grande en los Madriles y cada vez mas y mejor , que tardare , luego la atención , para mi , que ya soy un viejo cascarrabias , dejo mucho que desear , eso si el local , hasta la bandera y lo hacen bien , pero como un porrón de locales mas de la zona , que no es poco, ojala tuviéramos un triciclo en Bilbao.

  1. #1

    Cervino5

    Totalmente de acuerdo al tema del ambiente del local, lo recuerdo excesivo (desde las despedidas, las mesas altas, la longitud del local,...), la comida me pareció adecuada, pero con el paso del tiempo te das cuenta que se repiten los mismos conceptos en los locales capitalinos.

    Cerca de Triciclo: Vinacoteca Moratín merece la pena, aunque su carta es algo inamobible.

  2. #2

    oscar4435

    en respuesta a Cervino5
    Ver mensaje de Cervino5

    Tomo nota, gracias, como esta la capi.

  3. #3

    Anubis7

    Totalmente de acuerdo en el tema del local y las mesas. A nosotros nos avisaron de que nos iban a tocar mesas altas. No las soporto ¡¡¡ Mi experiencia no fue como la tuya.. este tipo de cocina que como bien dices esta de moda me empieza a cansar. Ponen un poco de cilantro, salsa hoisin, lo meten en un bollo blando que llaman bao o en una masa de empanadilla cruda que llaman gyoza y tenemos que decir que es super creativo y globalizado ... En fin, todo pasara. Gracias por tu comentario. Tan claro como siempre. Saludos

  4. #4

    oscar4435

    en respuesta a Anubis7
    Ver mensaje de Anubis7

    Te entiendo, a mi me encanta el cilantro y el rollo asiático, sino estaría también jarto.
    Lo que pasa que dentro de este estilo, empiezo a hacer distinciones, currado como la candela, o Xo, o sino más de lo mismo.

  5. #5

    G-M.

    Me meten a mi el romerito en la rubia y me la convierten en marrón...

  6. #6

    oscar4435

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Y mira que me gusta el romero, en el queso, pero creo que con esa carne, piñones u un buen aceite y ya. Porque era una loncha del grosor de jamón.

  7. #7

    Abreunvinito

    Lo bueno de los que hablan raro es que comen pronto.
    Yo tampoco estoy por las mesas altas y sillas para comer o cenar. Otra cosa es ir de tapas.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar