Restaurante Angedras

Datos de Angedras
Precio Medio:
52 €
Valoración Media:
5.5 10
SERVICIO DEL VINO:
7.0 10
COMIDA:
7.0 10
ENTORNO:
7.0 10
Calidad-precio:
3.0 10
Fotos:
0
 
País: Italia
Localidad: Alghero (Cerdeña)
Dirección: Via Cavour 31
Código postal: 07041
Tipo de cocina: Italiana
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 52,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


Opiniones de Angedras
OPINIONES
1

Alguero. 14.00 horas. Jueves 15 de agosto de 2013. Fiesta nacional de Italia: Ferragosto. Sin reserva. Sin recomendaciones.

En esas estábamos en esa bella localidad del noroeste de Cerdeña. O sea, sin ninguna expectativa.

¿Nos darán de comer en algún lado?

Paseando, sin prisa alguna, contemplando el mar, la muralla, el barrio pesquero, el puerto viejo… Bonito, precioso. Mientras, mirando de reojo algún restaurante, preguntando… (Por cierto, aquí no habla catalán ni…)

De pronto, en pleno paseo, junto a las murallas que dan al mar, en el corazón del casco histórico, tres restaurantes seguidos a cual más apetecible y con alguna mesa libre. Bueno, sí, uno era más apetecible. Elegante, la terraza divina de la muerte, camareros bien uniformados y una discreta fotografía de la especialidad de la casa: Spaguetti all'aragosta di Alghero. Espagueti con langosta de Alghero. No tendrán sitio, se tratará de reservas… ¡Sí! ¡Iupi!

Me ilusionó. El sitio de verdad que prometía. Y esos espaguetis… ”Si no consigo que me enamore la pasta con una langosta fresca ya abandono” le dije a mi familia.

Nos acomodaron en una buena mesa, pegados al paseo. Y tras él, el mar. Poca gente a esas horas ya paseando por ahí. Fresquitos, esa luz mediterránea… El chapotear de las sombrillas mecidas por la suave brisa marina… Qué bien.

-“No hay langosta”.

Mecag……!!!!!!

“Bueno, mientras lo pensamos, vaya sacando a las niñas este menú especial (22€) tan apañao”.

-“No hay menú”.

Bien, bien.

“¿Cuál es el pescato del giorno?”.

-“Sólo queda lubina”.

Vaya, qué pescado más original.

Mi familia, feliz. Yo me estaba poniendo de una mala leche que no veas… Ya me parecía que hacía mucho calor, que la gente del paseo pasaba muy cerca, el ruidito de las sombrillas era un coñ….

Hasta que llegó mi querido vermentino. Un Tuvaoes 2012. Vermentino di Sardegna. 14 grados. Sublime.

Todo volvió a la normalidad. Cerdeña sin vermentino es como un huevo frito sin sal.

La carta era la de un italiano sofisticado, con ciertos toques de clase, no sé si franceses o… españoles más bien.

Tomamos para compartiresvivir:

Degustazione di mare. Unos antipasti maravillosos, con presentación impecable. Llevaban una ostra, unas tiras de sepia adobada, una gamba, unos boquerones, pulpo casi en carpaccio y un buñuelo de bacalao. De 10. ¡¡¡Vamos, vamos!!!

Ravioli sardi di patate, formaggio e menta, pomodori fresco e basilisco. Raviolis pero en lugar de ser de pasta, eran de patata. Rellenos de una crema también de patata, queso pecorino y menta, y cubiertos por una fina capa de tomate con albahaca. Soberbios. Suaves, finos, balsámicos. Qué pena que no fuera pasta, pues este plato me encantó y por fin podría haber dicho que me enamora la pasta… Pero no, era patata. Pero quéeeee ricos. ¡¡¡Aupa!!!

Entrecote di bue rosso alla griglia con patate al rosmarino. ¡¡¡Mooooooc!!! Pinchazo. Si eso era buey, a mí no me gusta el vermentino. Soso y jasco. Y eso de "rosso"... Rosso, rosso... Pues va a ser que no.

No acababa yo de estar a gusto, se había terminado el vermentino, el buey me había devuelto a la realidad…

-“¡Vámonos a tomar por ahí un helado italiano artesano y un café con hielo de coctelera!”

“¡Vale!”

Pedimos la cuenta y me volvió el yuyu. Después de lo acontecido días atrás, repasamos las cuentas por si aca y… Nos habían cobrado dos risottos cuando habíamos pedido sólo uno para mis hijas, que compartieron dos primeros, el risotto de marras y unos espaguetis. Cierto es que nos lo habían sacado en dos platos pero pensamos que era un detalle de restaurante de nivel, sacar una ración en dos platos individuales. Seremos ilusos.

Se lo hice saber al maitre, un tipo estirado y de gesto avinagrao. Se marchó dentro y salió muy convencido de que habíamos pedido dos.

-"Oiga, mire que… Si piden dos primeros y dos segundos… ¿Cómo van a pedir 3 primeros para las dos?"

El tío se enrocó con pose altiva. Me estaban entrando unas ganitas de...

-Mi familia: “Va, Aurelio, no te cabrees, déjalo”.

Yo: “Venga Aurelio, estamos de vacaciones, pago y me voy, no me voy a sulfurar”.

Le dije: “el cliente nunca tiene la razón” y le di mi tarjeta.

Yo quería salir de ahí, estaba acalorado y ni miré lo que firmaba. Y cuando estamos ya alejándonos, me aparece el maitre a un lado ¡Dios, una aparición demoníaca!

Que hemos pagado mal.

-“Será que me han cobrado mal, yo he pagado con Visa”.

“Sí, sí disculpe, esta vez es culpa mía”.

Lo comprobé y "ellanoqueríaoiga" pero... Tuve que volver (me habían cobrado 40€ de menos) y pasar otra vez la paganini.

La propina, cero pelota la primera vez, y cero pelota la segunda.

Por cierto, las langostas no cesaron de pasar toda la comida una tras otra ante mis narices… ¿las tendrían reservadas o nos vieron pintas de guiris y prefirieron guardarlas para su parroquia habitual?

No sé.

15 de agosto... Cerdeña. Ferragosto. Posiblemente cualquier otro día…

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar