Restaurante Taberna Los Gallos: Terracita de moda y ...


Quedamos con unos amigos para ir a este sitio a cenar el sábado. No quedaba terraza por lo que nos tocó en la planta del medio. El problema siempre es el mismo. Es imposible ir a cenar a un sitio con 2 carritos de bebes sin molestar o tener problemas. Cuando llegamos nos indican donde están las escaleras para subir y nos cargamos el carrito al hombro y subimos (nadie nos ofrece ayuda). Y cuando llegamos arriba nos dicen que ¿por qué no hemos subido en ascensor !!!!!?.
Nos sentamos y nos ofrecen carta. Pedimos para tomar unas cervezas, un refresco y un vino. Tiene una buena selección, con vinos por copas puesto en pizarras. Al pedir un Rioja te dan Beronia Pedimos para empezar unas gambas cocidas (buenas), unos huvos con chanquetes (buenos) y unas papas arrugas con salsa. Y la bebida sin llegar. De segundo pedimos pulpo a la brasa (bueno perodemasiado salado), carpaccio (en media ración) que dicen bueno, tartar de salmón (bueno) y Mayoral (bueno).
De postre Arroz con leche de cabra y Natroz, Flarroz que es un arroz con leche con flan, que no es otra cosa que un flan metido en un poco de arroz con leche.
Dos cafes cortado y nada más. La cuanta en total 136.
Puede que un sitio para ir a tomar un par de platos para compartir y luego unas copas con la gente famosa( Lydia Lozano en la terraza) esté bien, pero la verdad, que esperaba algo más del sitio. No está mal, pero no enamora. No es el sitio al cual te lleven unos amigos y luego tengas ganas de repetir con algún otro amigo para sorprender.
Eso sí, la calle Puigcerdá no la conocía con este ambiente nocturno. Quizás me apunte a algún otro local de la misma calle.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar