Comida paras 5 personas. Por fin porque tenia ganas de conocerlo.
El local me ha parecido bastante normal donde solo destacaria las sillas. Al llegar la musica estaba muy alta y ellos mismos se han dado cuenta y la han bajado.
La carta es muy completa y variada con sugerencias de temporada que algunas vienen en un papel pegado y otra como uno de los arroces que pedimos nos lo cantaron sin decir precio ( cosa que es habitual en todas partes y que no me gusta).

Mientras elegiamos nos pusieron una especie de tarta de remolacha bastante rico asi como el pan: blanco y de centeno tambien muy buenos.

Nos decidimos compartir lo siguiente:
• Ensaladilla rusa. Estaba buena pero algo salada para mi gusto ( esto del exceso de sal me ha pasado con unos cuantos platos)
• Puerros muy pequeños hervidos y con una especie de mousse de romesco. Buen genero pero insulso
• Croquetas de jamon. Saladas. Bastante normales
• Piparritas y judias verdes fritas . quiza lo mejor por original.
Como segundo hemos pedido arroz para cuatro personas compartiendo dos tipos:
• Arroz con rape y cigalas: especialidad del dia. Rico pero salado
• Arroz a banda. Muy bueno. En su punto de todo.
Para finalizar unos cafes.
Para beber agua y el Viognier Miriade de Vallegarcia que esta riquisimo y a 18 euros.

La cuenta en total 175 €. Correcta sin mas.

En resumen, no hemos comido mal pero nada destacable. No es un sitio que repetiria pero le daria otra oportunidad sobre todo porque es mas que correcto y la carta es amplisima lo que permite probar cosas nuevas.

Recomendado por 1 usuario
Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar