Entramos un domingo por la noche a tomar unas tapas, después del fútbol. No está mal tener sitios para este día, que muchas veces en complicado.

Pudimos probar una buena ración de pulpo con cachelos (picantito), dos raciones de una rica empanada, y unas zamburiñas a la plancha. Bebimos Tollo Douro (alvariño).

Otro de esos mesones de raciones, producto gallego sin artificios, para apuntar y tener en cuenta en el futuro.

El servicio fue rapidísimo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar