Isle of Jura Superstition

Whisky Isle of Jura Superstition

Puntuación del whisky
Puntuación sobre 100:
95
Puntuación Media:
8,9
Calidad-precio:
7,0

Destilería: Isle of Jura Distillery Craighouse
País: Reino Unido
Licor: Whisky
Graduación (vol): 43,00%
Precio aproximado: De 30 a 49,9 €
Descripción
Otros licores catados de esta destilería

Elaboración: Isle of Jura Superstition procede de una de las destilerías más antiguas de Escocia. Se trata de una mezcla de los whiskies añejos mas finos de la destilería, con whiskies más jóvenes que emplean agua de turba para su elaboración. El agua procede del manantial de agua pura Bhail. La botella esta coronada con la Cruz egipcia, ya que lo toman como un símbolo de buena suerte.

5 Opiniones de Isle of Jura Superstition

Excelente y complejo Single Malt de la isla de Jura, marcado por la "Crux Ansata", símbolo de la buena suerte.
Se trata de un single malt elaborado mezclando whiskies de distintas edades, desde 10 hasta 20 años de crianza.
Color ambar, mas oscuro que otros whiskies de la misma destilería.
En nariz es un desfile de aromas que se van presentando conforme se va abriendo. Empezamos por una nota ahumada sutil y muy agradable, "lightly peated" como lo indica la etiqueta. Despues de un rato aparecen notas dulces entre las que podría destacar los frutos secos, castañas asadas, avellanas ... tal vez dátiles, algo de miel, y una nota de chocolate amargo que aparece después de un buen rato.
En boca es menos ahumado que en nariz, donde la nota de frutos secos y el ligero ahumado es complementado por una nota salina. A destacar su textura - es un whisky con cierto frescor y de tacto muy suave.
Me ha gustado mucho y también a la gran mayoría de los catadores que participaron en la degustación de Jura.
El precio es mas acomedido que muchos maltas de 15 años.

Color ámbar tostado.
Aromas intensos a melocotón, heno, especias punzantes, anís, avellanas, turba, madera quemada, cueros y humedad.
En boca se muestra corpulento y denso y observamos tonos a miel, pimienta, frutos secos, caja de cerillas, madera mojada, algas y un deje final mentolado francamente refrescante.
Postgusto enorme.
Un whisky armado, complejo, bien ensamblado y de meditación que sin embargo entra solo por ese punto a menta y anís. Hay un poco de todo, algo de fruta, botica, notas dulces, salinidad y frescor.

Cobrizo amielado con ribetes acerados. Muy limpio, muy brillante y de gota majestuosa.
En nariz, mucha más turba que su hermano menor el Jura 10 Años. Turba que no satura, también henos, yodos, y si te sumerges alguna discreta vainilla. Paso de boca armónico. Alguien me podrá tildar de atrevido si digo que incluso fresco. Final redondo y elegante sin excesivas puntas.

Color ambarino.
Nariz de buena intensidad con aromas de orejones, yodo, turba, carbón, cuero, tostados, ahumados y toda esa colección de aromas de este estilo de Isley que tanto me gustan. Tiene unas notas de praliné y bombón de licor muy interesante, sobre todo por vía retronasal y tras el envite de las notas yodadas y sus toques salinos. El equilibrio del alcohol en boca es exquisito, es cálido pero con cierta frescura, no es punzante, es más bien refrescante por la agudeza con que se desarrolla a medida que sube la temperatura en boca.

Me ha sorprendido por ese estilo tan marcado.

George Orwell escribió su obra “1984”. El agua es pura, el aire aún más y la suave brisa marina unida a la larga tradición de una comunidad dedicada a la elaboración de whisky hace posible la obtención del Island más delicado. Esa isla tiene el nombre de Jura...
Esta versión Superstition hace honor a la gente de Jura debido a su carácter supersticioso, la aversión a cortar turba antes de mayo y otras profecías aún perduran en esta vieja isla.

Debido a sus exclusivos alambiques, sus aromas recogen buena esencia de turba pero suave y seco, resultado de la destilación enfocada a capturar sólo las partes más ligeras.

Un whisky pletórico en su puesta en escena, con un color cobrizo brillante que como una llamarada nos muestra sus intensidad en nariz, amoras maduros de fruta -melocotón-, y dulces como el caramelo, coexisten con aromas de turba, ahumados y especiados que abren paso a una boca seria, seca, llena de matices en su paso -pasas y fina madera- y con un postgusto fino y elegante, un whisky de raza aunque domado.

  • Más leído
  • Más recomendado

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar