Historia, lujo, encanto,magia

La que fuera residencia del primer Marqués de Santillana, Don Íñigo López de Mendoza, se ha convertido en un encantador hotel de lujo cinco estrellas donde la exquisita decoración, una localización espectacular y una insuperable atención, hacen de este hotel un lugar único. El hotel tiene parkin privado, pero lo mejor es dejar el coche en el parkin público del pueblo (para ahorrar unos euros). Habitaciones pequeñas pero con todo lujo de detalles, muy coquetas. Espectacular el pequeño jardín exterior. Fabulosas estancias comunes, con pc con internet gratuito. Lo mejor, la tranquilidad que se respira en cada zona del hotel. La mayoría de clientes son jubilados franceses e ingleses, y eso se nota! Fabuloso desayuno, excepcionalmente servido por un chico encantador. En recepción aconsejan y reservan ellos mismos los mejores sitios para cenar.
Visita obligada al menos una vez en la vida!!!

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar