Mala de verdad

Color dorado pálido, limpia, espuma blanca que parece interesante pero decae con rapidez.
En nariz es muy plana con presencia de cebada y poco más. apenas percibo un aire cítrico sobre el dominio de la cebada.
En boca es peor, muy ligera, con carbónico aceptable, pero sin nada de sabor a nada.

Si se va calentado porque no te acaba de gustar, puedes tirarla entera. Es un tipo Coronitas pero versión mucho peor. Desconozco si en otros paises puede gustar, pero si aquí que la cerveza se bebe muy fría no gusta, en versión caldo debe ser difícil de asumir.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar