Weihenstephaner Vitus
Cerveza Weihenstephaner Vitus
FICHA TÉCNICA
Cervecera
Bayerische Staatsbrauerei Weihenstephan ( Bayreuth )
Pais:
Alemania
Tipo de Cerveza:
Otros
Graduación (vol):
7,70%
Envase:
Botella
Precio aproximado
Precio Aprox:
2,25 €
PUNTUACIÓN
Nota de cata NOTA MEDIA:
9.13
/
96
Nota de cata CALIDAD-PRECIO:
9,0
ELABORACIÓN
Cerveza de fermentación alta, elaborada con agua pura, un 50% de cebada malteada, Un 50% de malta de trigo, levadura, lúpulos Hallertau Mittelfrüh y Mandarina Bavara. Amargor : 17 IBU. Botella capsulada de 50 cl.
Opiniones de Weihenstephaner Vitus
OPINIONES
5

     Es el buque insignia de la afamada cervecería Weihenstephan, elegida la mejor cerveza del mundo en el prestigioso premio W.B.A. 2011. La botella de 50 cl sólo cuesta 2 € y pico : uno obtiene aquello por lo que paga.

     De color ámbar claro, levemente turbia, como una sidra artesanal, presenta una abundante capa de espuma blanca, bastante duradera pero densa y de consistencia cremosa. Tiene una nariz suntuosa : la paleta ofrece notas bien definidas de orejones, de galleta navideña y de heno recién cortado. Desprende sabores que recuerdan vagamente al pomelo, al plátano macho, a la vaina de vanilla y a las espigas de trigo mordisqueadas : a la vez redonda, suave, seca y vivaz, llena bien la boca y deja en el paladar un agradable toque lupulado, de gran efecto gustativo. Inteligentemente concebida, es decir refrescante y nutritiva, perfectamente equilibrada, con cuerpo esbelto, de suprema elegancia, expresa con gran finura el saber hacer bávaro.

     Muy similar a una weißbier, esta deliciosa weizenbock destaca por la fuerte personalidad que le otorga el 50% de cebada malteada. Acompaña a la mil maravillas un atracón de mejillones a la marinera con papas fritas.

De color ámbar algo pálido con reflejos verdosos y turbia con gran vivacidad. La espuma es blanca nacarada, de aspecto jabonoso en buena cantidad y persistencia.

Una nariz intensa y expresiva con el cereal como protagonista con ese fondo ácido y un punto cítrico de este tipo de birras. Levadura a tope, masa madre y un aire como sulfuroso y mineral también me aparecen. Un toque licoroso... será por sus 7,7º??

En boca resulta cremosa y refrescante con un cuerpo medio. Los sabores resultan más suaves y con menos acidez que sus homólogas. Un punto dulzón de entrada con aparición de amargos más bien en el postgusto de corte herbáceo. Equilibrada con carbónico muy bien integrado y persistencia media.

Botella de 50 cl. con etiqueta clásica y discreta.

Adquirida en Distribuidor de Cervezas por 2,06 €.

Grata sorpresa de esta cerveza de trigo que me ha gustado mucho. Muy redonda y equilibrada y a tope de matices en nariz y en boca. Para beberse unas cuantas sin cansarse, oye!

De color amarilla dorada ligeramente turbia con una espuma blanca muy densa y persistente.
En nariz aparecen muy marcadas las notas de plátano maduro, también se aprecian especias dulces, levaduras, bollería, ligeros tostados y notas florales y acarameladas.
En boca tiene una entrada fresca aunque con con cierto cuerpo y densidad, se aprecia cierta dulcedumbre acompañada de notas cítricas, también se intuyen los lúpulos, final ligeramente amargo.
Muy, muy buena cerveza de trigo que se bebe sola.
Botella de 50cl.

Me animo a subir mi primera nota sobre cerveza después de probar esta maravilla. Supuestamente una de las mejores cervezas de trigo del mundo.

Se presenta con un bonito color amarillo muy vivo con reflejos anaranjados, coronado por una persistente y cremosa espuma blanquecina. Muy franca en nariz llena de flores y con una mezcla de plátano maduro, vainilla, brioche, ligeras especias dulces y cítricos. Con el aumento de la temperatura aparecen apuntes de caramelo de toffe.

En boca es puro equilibrio, con volumen pero fresca, muy buen recorrido, el alcohol totalmente integrado, se compensan las notas dulces con una deliciosa acidez cítrica y un final donde asoma el lúpulo con un leve amargor. Muy persistente, dejando recuerdos de plátano y flores que se prolongan en el tiempo.

Para beber hasta en el desayuno, sobre todo si se tiene en cuenta la RCP.

En el año 725 San Korbinian fundó el monasterio benedictino Weihenstephan. Existen escritos que indican que en el 768 se cultivaba lúpulo en los campos cercanos al monasterio, por lo que se puede suponer que los monjes elaboraban cerveza con él, lo que implicaría que Weihenstephan es la cuna de la cerveza "lupulizada", la que conocemos actualmente.
En 1803 la comunidad religiosa dejó de existir y pasó todos sus derechos, capitales y propiedades al Estado bávaro; éste lo transformó en la Real Cervecería Bávara Weihenstephan y en un Instituto de Agricultura.
La cervecería se transformó en una escuela para cerveceros en 1919 y actualmente es la Facultad Cervecera, de Alimentos y Lácteos de la Universidad de Munich. Casi todos los cerveceros de Europa pasan un año en esta Facultad para ser iniciados en el arte cervecero de los bávaros.
La cerveza es ligeramente turbia y color miel clara ligeramente anaranjada. La espuma forma una corona cremosa y persistente, casi masticable. En boca destaca la sedosidad del trigo con notas frutales y toques cítricos y especiados. Un final con dejo de sabor plátano. Una cerveza potente pero refrescante. Pa repetir. Si, señor.

  • Más leído
  • Más recomendado

- No hay entradas a destacar -

- No hay entradas a destacar -

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar