Casi dos años después....

y más de tres botellas disfrutadas, me indican que estamos ante una cerveza notable.

El color es un dorado claro y turbio con abundante espuma, poco duradera.

Los aromas son de finos tostados, cereales, toques dulzones, leves ahumados y herbáceos.

En boca es bastante agradable, el paso co buen comportamiento, aunque hay excesivos azúcares, bien en general, el final queda el regusto de aromas de la nariz y toques de frescor.

Bastante buena, pero me gusta más la ota cerveza de esta misma marca.

Cookies en verema.com

Utilizamos cookies propias y de terceros con finalidades analíticas y para mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias a partir de tus hábitos de navegación y tu perfil. Puedes configurar o rechazar las cookies haciendo click en “Configuración de cookies”. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar”. Para más información puedes visitar nuestra Ver política de cookies.

Aceptar