Restaurante Cal Pinxo en Barcelona

Restaurante Cal Pinxo

6
Datos de Cal Pinxo
Precio Medio:
46 €
Valoración Media:
4.8 10
Servicio del vino:
4.3 10
Comida:
4.7 10
Entorno:
6.7 10
Calidad-precio:
4.3 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Zona: Sants-Montjuïc
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de Cal Pinxo

Hacía unos 9 años que fui al Cal Pinxo de Sitges y quería conocer el de Barcelona, a pesar de los cometarios que habñia leído en Verema. Al final se confirmaron estos comentarios.

Para comer pedimos:
Berberechos al vapor y mejillones a la marinera; Bastante pasaditos en ambos casos, y algunos sin abrir.
Croquetas de marisco; Ordinarias, por mucho que busqué el marisco no lo encontré. Como mucho adiviné el bacalao.
Chipirones; Bien, aunque poco limpios y con una presentación substancialmente mejorable.

Como platos principales pedimos:
Entrecot; Bien, preparados al punto que pedimos, con una ración más que generosa.
Cigalitas con setas; Bien, aunque con un exceso de cebolla.
Rape Cal Pinxo; Bien, 3 trozos de rape totalmente cubiertos por la salsa que lo acompañaba (salsa muy parecida a la de Can Costa). El pero es que esta salsa le aportaba un exceso de acidez al plato.

No postres y 2 cafés normalitos. Servicio más bien normalito, aunque muy bien intencionado.

Para beber pedimos un Jean Leon Petit Chardonnay, servido poco frío, pero la cubitera se encargó de arreglarlo.

En definitiva, me esperaba bastante más, tanto en la ejecución y presentación de los paltos, como en el precio, en cuyo caso me espraba bastante, pero bastante menos. No creo que vuelva.

Yo recomiendo este restaurante, tienen buena materia prima: buen pescado y comida muy abundante. Unos buenos buñuelos de bacalao y un arroz, fideua o pescado de buena calidad. No es para ir todos los días, pero yo creo que como restaurante de comida marinera está bastante bien.

Yo no tube tan mala experiencia. Es un restaurante de batalla, pero si uno pide platos normalitos, se puede llegar a un buen grado de satisfacción.
Yo tomé navajas y berberechos a la plancha, que estaban en su punto de todo.
De segundo una fideuá que no estaba mal, y de postre un valenciano con un buen helado de vainilla.
Gramona Gessamí de 1/2.
No salí eufórico, pero tampoco decepcionado.
Volveré.

Mucho nombre...Ca’l pinxo, que si la paella que si l’arròs negre. Que queréis que os diga, que la paella de mi madre levanta un muerto y que les puede enseñar a esta gente a hacerla como Dios manda.

Nada...mucho ruido y pocas nueces...

He estado dos veces. La última vez el año pasado, y nunca volveré. Sencillamente nos sacaron el pan viejo y duro. Al protestar, me dijeron que era por la humedad, y volvieron a traerme el mismo pan. Un restaurante de estos precios no se puede permitir tener pan viejo y duro.

Lo mejor, su localización. El resto no vale un pimiento.

Restaurante dando al Port Vell, donde lo mejor es precisamente eso, su ubicación.
Carta en la que dominan los pescados y mariscos, con algunos arroces.
Carta de vinos no muy extensa, sin especificar añadas.
La camarera, novata, se peleó con la botella hasta conseguir abrirla, con aproximación al maitre para solicitarle ayuda, que fue denegada.
Tras esta anécdota el servicio de camareros fue bueno, con un trato muy afable.
La comida flojita, por lo que lo elevado de la factura final hace replantearse seriamente la repetición de local. Tal vez vale la pena en primavera en la terraza dando al puerto, pero no en el local interior.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar