Restaurante Ahí te quiero ver

Datos de Ahí te quiero ver
Precio Medio:
28 €
Valoración Media:
7.0 10
Servicio del vino:
- 10
Comida:
7.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Málaga
Localidad: Marbella
Dirección: Av Cibeles, C/ Atenea S/N Playa Real Zaragoza , Marbella, Málaga
Código postal: 29604
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 28,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: Lunes por las tardes

Teléfono


1 Opiniones de Ahí te quiero ver

Pegado a la playa cercana a una de las urbanizaciones que distan unos 8 Km de Marbella se encuentra este lugar . Abierto en origen como tantos otros chiringuitos clónicos de cañizo de la época, ha sabido realizar una paulatina pero acertada evolución , convirtiéndose en un lugar muy agradable.
Lugar de aspecto limpio, sencillo, con un amplio comedor cerrado por unas enormes cristaleras abatibles que dan a otra zona de mesas , ya en la misma playa y en las que en el verano se llenan todos los días prácticamente.

Día desapacible en lo climatológico, aunque con ese punto interesante donde ver el Mediterráneo un poco más “cabreado” de la cuenta a través de los mencionados cristales.

El restaurante es regentado por una familia, que derrocha profesionalidad por los cuatro costados; servicio eficaz y cercano pero nunca invasivo, guardando tu espacio en todo momento.
Para cuatro personas la comida consistió en lo siguiente:

Gambas de Huelva Aunque no eran de un tamaño excepcional, la restallante frescura con sabor a yodo, el exacto punto de plancha y de sal, la convertían en algo exquisito.

Tonino en leche Túnido similar a la caballa, o al chicharro cortado en trozos, marinados en leche y luego adobado , para terminar cocinado en forma de fritura. Jugoso, fresco, sin un ápice de grasa y con una cobertura crocante que lo convertía en un bocado fino y contundente a la vez.

Boquerones rebozados Pequeños , rebozado perfecto, sabrosos, cruijientes,…tan fácil y tan difícil a la vez…

Continuamos con una paella mixta ( sin ser una especialista en arroces) aunque posiblemente no obedeciera a la definición ortodoxa de este plato. Sin ser de las mejores que he comido, he de reconocer que estaba sabrosa, generosa en topezones y con el puntito de socarrat necesario para volver a repetir.

Para beber empezamos con unas cervezas y claras de gaseosa. Terminamos con un sencillo Verdejo, Monte Blanco 2012 de la bodega Ramón Bilbao

Vajilla, cubertería, coperío de un nivel básico aunque suficente.

No puntuaré el apartado de los vinos, porque no tuve ocasión de ver la carta y sus referencias, aunque no creo que sea de un interés notable, por parte de la casa.
En este caso existen otros valores a tener en cuenta.

Rematamos con unos magníficos cafés.

Ahí te quiero ver... Y ahí nos seguirán viendo

Factura total 112€.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar