Restaurante Zapirain: Pero qué arte tienes, Amaia.


Con ese afán de visitar todo lo que existe y algo más y a sabiendas de que mal precisamente no íbamos a cenar, nos hemos acercado a este restaurante después de 3 intentos fallidos por lleno y hoy con la suerte de pillar la última mesa disponible.
El local no está mal pero tiene "demasiado" bien aprovechado el espacio. Las mesas de dos comensales están excesivamente juntas e incluso se comparte cubitera, con la susodicha "vacilada" entre vecinos de mesa.
Bien vestidas, estupendo coperío, mantelería, cubertería.....
Dos panes blancos, tipo txapata, muy crujientes y ricos.
Nos traen la carta de vinos para ir "adelantando" trabajo y dentro de ella, que no es corta precisamente, elegimos un Albariño Trico 2011 me ha sorprendido agradablemente. Una nariz muy frutal, intensa, bien empezamos. En boca se nota la acidez, agradable de beber. Para un completo ignorante como yo, ha sido un verdadero placer disfrutarlo. Creo que repetiré en cuanto tenga ocasión.
De aperitivo nos acercan dos vasitos de Pisto fresco, para hacer boca. Las verduras en su justo punto, al dentes.
Carpaccio de bakalao con pimientos rojos asados el bakalao estaba frío, demasiado. Parecía sacado de un congelador, sin sabor a pescado, soso. Al menos al estar tan ricos los pimientos y mezclarlo, el conjunto se salvaba. Nos han preguntado y hemos dado nuestra opinión.
Plato de mini verduras del tiempo destacable. Cada cosa sabe a lo que tiene que saber. Vainas, coliflor, zanahoria, calabacín, escarola...... todo en su punto. Emplatado individualmente y en una ración generosa. Nos ha gustado mucho este plato.
Sapito con patata panadera un señor pescado en su punto ideal. Presentado entero y servido por ellos en ración individual. Ni falta ni sobra tiempo. Perfecta la cocción, perfecto el punto de sal y además un toque picante muy agradable. La salsa de untar pan y las patatas impresionantes. Se nota que tienen arte en el asunto y que saben hacerlo.
Desde nuestra mesa se veían los postres caseros de los que disponían, destacaba sobremanera un Pastel de arroz que nos estaba diciendo a gritos: cómeme. Así que con la generosidad que nos caracteriza, no hemos sido capaces de negarnos. Una ración para compartir. Muy jugoso, muy sabroso, muy dulce.
Para acompañar a los postres hemos disfrutado de un vino que no había probado nunca, un Chateau Lauvignac. Sauternes nos ha gustado mucho. Fruta pura. Con ese toque de peta-zeta que me pone brillo en los ojos. El problema ha sido que me parece excesivo cobrar 10e por una copa sabiendo el precio de la botella.
El servicio en este restaurante es cercano y los dueños en todo momento atentos a todo, sobre todo Amaia que tiene un arte para quitarse los sombreros y las txapelas. Se nota que muchos de los clientes son habituales por las confianzas.
Estando en la misma línea que otros restaurantes de Bilbao que conocemos, le superan, más que en calidad, en entorno.
No obstante prometemos volver porque esa sopa de pescado que hemos visto y esas almejas tamaño ostra, merecen, sin duda una visita.

  • Pastel de arroz.

  • Sapito y patata panadera.

  • Mini verduras de temporada.

  1. #1

    oscar4435

    El trico es un gran vino , quien nos ha visto con lo verdejeros que eramos .

  2. #2

    G-M.

    No, si al final vas a aprender de vinos y todo, jotero!

  3. #3

    Kintiman

    Ostras nene, 65 pavos por un poco de bacalao, unas verduritas, un pescao y un albariño, me parece excesivo, pero viendo que te clavaron 10€ por la copita de sauternes ya veo por donde van los tiros.

  4. #4

    Gastiola

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    La verdad es que sí. Lo que hemos cambiado en cuatro días nosotros con el asunto de vino y lo que iremos cambiando. Ahora algunos días me pido un rueda para potear y no puedo con él. Curioso. Si no te digo más que cualquier día me empiezan a gustar los tintos. :-)))))

  5. #5

    Gastiola

    en respuesta a G-M.
    Ver mensaje de G-M.

    Es un mundo que me queda demasiado grande. Pero como prisa no tengo y tarde no es.........
    Poco a poco, piano-piano.

  6. #6

    Gastiola

    en respuesta a Kintiman
    Ver mensaje de Kintiman

    La verdad es que por ejemplo el precio del sapito (45e) me pareció muy razonable, tenía un tamaño excelente. Lo que me pareció caro fue el vino dulce pero como no tengo ni idea de lo que valen las botellas hasta que miro después pues.......

  7. #7

    oscar4435

    en respuesta a Gastiola
    Ver mensaje de Gastiola

    No seas extremista hasta ese punto no creo que llegues , viendo la cara que poner cuando se acerca un vino tinto .

  8. #8

    Gastiola

    en respuesta a oscar4435
    Ver mensaje de oscar4435

    Yo ya sabes que soy "extremista", jejeje. Eso no tiene remedio, ni quiero que lo tenga. Pero si cuando veo llegar un vino tinto no pongo mala cara, sólo que me vienen las ganas de pedirme una...... para hacerme un...... jajajajaja.

  9. #9

    JoseRuiz

    Si señor, uno de los mejores albariños del panorama actual. Te aconsejo que en la próxima ocasión pruebes un Tricó entradito en años...

  10. #10

    Gastiola

    en respuesta a JoseRuiz
    Ver mensaje de JoseRuiz

    Oído cocina. De los que saben iré poco a poco aprendiendo. Quien me iba a decir a mi con estas edades.....

  11. #11

    Emili

    Has entrado con fuerza este mes de septiembre!!!

    Saludos.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar