Restaurante La Punta

Datos de La Punta
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
7.7 10
Servicio del vino:
7.5 10
Comida:
8.5 10
Entorno:
7.4 10
Calidad-precio:
7.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Localidad: L'ESCALA (Girona)
Dirección: Passeig Josep Maria Isern, 3
Código postal: 17130
Tipo de cocina: Añadir tipo de cocina
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 35,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


4 Opiniones de La Punta

Comida de celebración con una pareja amiga, recién llegada de Japón con el recuerdo de esa cocina exquisita que adoran. Ganas de pasarlo bien, y por ello buscamos el lugar adecuado. Queríamos comer pescado fresco y bien preparado, sin adornos que despisten. Es decir, pescado a la plancha, donde el cocinero se la juega , pues allí no hay " trampa ni cartón" ... O el pescado está como debe ser, o no hay solución .
Todo fue genial!
Como no podía ser de otra manera, estamos en L'Escala (Girona), pedimos para empezar unas anchoas como tapa, que presentan sobre unos trozos de pan untado con tomate , sal y aceite (pa amb tomata) , estaban deliciosas., de buen tamaño y calidad.
Después compartimos ventresca de atún rojo a la plancha, que personalmente me gusta más pasada sólo por el soplete, pero al ser Toro, estaba muy rica. También compartimos una ensalada con solo brotes verdes, tomate de huerta, cebolla tierna y aceitunas gigantes, todo muy bien y generosamente aderezado con rico aceite y vinagre de Modena
Seguimos compartiendo y trajeron una tortilla de bacalao jugosisima!, tal y como nos gusta a mi marido y a mi, con llescas de pan tostado para empujar. Otro acierto
Por fin llegan los pescados, que previamente nos fueron presentados en una magnifica panera , y donde escogimos : Gambas rojas tamaño king-size, un gallo de Sant Pére ( aquí se llama así, es el de la mancha oscura en el lomo) de 1.500kg que compartieron entre tres. Y un rom ( rémol) primo hermano del rodaballo , también exquisito si es fresco, de buen tamaño .Al final, los cuatro comimos de todo, pues no podíamos dejar pasar la ocasión de degustarlos . Estaban presentados acompañados de una salserita con una especie de "chimichurri" para pescado ( aceite, algo de tomate, pimienta ...). Bien yo no la probé, pues me gustan estos platos al natural, pero dijeron que estaba muy rica. Hubo un sólo postre . No cafés.
Bien todo ello regado con el rico albariño Bimba y Lola, en su punto de frío .
Quizás un sólo pero... y es que nos gusta el pescado, de esta calidad, un poco menos hecho. Menos mal que esto tiene fácil arreglo para otra ocasión.

En fin, GRAN COMIDA! Y mejor velada en deliciosa compañía. Buen tiempo y marco incomparable desde la mesa, disfrutando el mar de la Bahía de Roses. Y además con muy buena RCP.

Buen restaurante al que he ido en varias ocasiones y se come muy bien .
Producto fresco de buena calidad y poco manipulado .
El problema es que con el tiempo han subido notablemente y sin coherencia los precios y aun mas si pides un pescado fuera de carta . Unos simples mejillones no pueden valer 15 € ( por buenos que sean ) cuando unas sepionas valen 12'5, y un calamar de potera 18 . Pero como esto esta en la carta , uno puede elegir y no hay problema , este viene cuando pides el pescado del dia y te cobran 60 € por media escorpora para 2 personas ( cantidad insuficiente) y te das cuenta que en la otra mesa han servido la otra mitad para una sola persona , y esto es la seguna vez que lo veo en este restaurante , lo unico que en la primera a nosotros nos dieron la cantidad correcta y otra mesa era la que se quejaba poque tenian la misma cantidad que nosotros pero por 30 € mas.

Dos adultos con una niña pequeña :
De primero una ensalada , unas anchoas con pan con tomate y unas sepionas , y de segundo habiamos pedido escorpora para dos , pero la racion que nos han taido era para uno , media escorpora de unos 600 gr aprox. a la que han añadido 4 gambas para que el plato no se viera tan vacio .
Para beber un gramona mas escorpi (16€) y una agua pequeña .
No hemos pedido postres.
Total 108 €

Recién llegados al destino de nuestras vacaciones, ya entrada la noche, preguntamos a la responsable de nuestro alojamiento dónde podíamos encontrar un lugar para cenar ya tarde. Nos explicó que, sin haberlo previsto, nos encontrábamos en medio del “meollo” y que, a solo dos calles, encontraríamos varios locales. Nos aconsejó especialmente éste.

Se trata de un lugar con la concepción más extendida en L’Escala y, por lo visto, en todas las localidades de la Costa Brava. Terraza amplia, no tanto en este caso, vestida al estilo “marinero” (sillas de madera clásicas azules o las típicas de alumninio de terraza, manteles blancos de papel o de tela en el mejor de los casos…), carta centrada en pescados y mariscos, etc.

Tras la correspondiente cerveza de inicio de vacaciones hemos pedido:

- Amchoas de l’Escala sobre pan y tomate: 6 rebanadas de un pan correcto y sus respectivas 6 anchoas de buen tamaño y excelente sabor.

- Sepias a la plancha: tres, de tamaño medio, frescura notable y con acompañamiento de “picada” de ajo y perejil.

- Carpaccio de pulpo: ENMO no se trata de un carpacho al uso pues el cefalópodo tiene una pequeña cocción. Las lonchas finísimas, eso sí. Se condimenta con pimentón rojo y aceite. Lo que vendría a ser un pulpo a feira sin patatas y cortado finísimamente, vamos.

- Navajas a la plancha: 8 unidades de tamaño medio pero más que aceptable sin más preparación.

Para beber tomamos un Gramona Mas Escorpí servido a buena temperatura y con cubitera para su correcto mantenimiento. En la carta un número aceptable de propuestas con presencia destacada de blancos, cavas y los tintos de l'Empordà.

No tomamos postres. Acabamos con dos cafés con hielo. El servicio diligente y educado en todo momento. Una comida marinera correcta, sencilla, no memorable.

Fue un descubrimiento de este sábado. Nos llevó un amigo que sabe que nos gusta el "tema" y acertamos!!
Local pequeño y sin pretensiones que se ve que ha funcionado toda la vida, pero ahora parece ser que el hijo a tomado las riendas, dándole un giro al negocio y apostando por la calidad y la gastronomía, pues el lugar lo merece ya que está situado en el paseo de L'Escala con unas preciosas vistas al mar.
Yo en estos sitios me dejo hacer. Eramos cuatro, y trajeron para empezar: calamares, almejas grandes, mejillones, tallarinas, vieras y navajas a la `lancha todo, y todo muy fresco y poco "manipulado...
Raciones tipo tapa pero, que al compartirlas, fueron suficientes.
El segundo fue compartir un extraordinaria pieza del pescado San Pedro, hecha a la parrilla estilo vasco. Una delicia!!
Todo regado desde principio a fin con un cava Pere Ventura Copage d'Honor Vintage 2008 ( 60% xarel.lo 40% chardonay), en su punto de frío y magnífico!. No por conocido dejo de sorprendernos de nuevo.

En fin, otro local "fichado" y cerquita de casa. Qué bien!!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar