Restaurante El Jardin del Califa en Vejer de la Frontera
  

Restaurante El Jardin del Califa

2
Datos de El Jardin del Califa
Precio Medio:
45 €
Valoración Media:
5.3 10
Servicio del vino:
4.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
9.3 10
Calidad-precio:
4.0 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Marroquí
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 45,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de El Jardin del Califa

El entorno es idílico, en el centro del precioso Pueblo de Vejer de la Frontera, ubicado en el Hotel Jardín del Califa donde nos alojamos con un tratamiento exquisito por el personal del hotel y donde teníamos que caminar entre pasadizos y "mazmorras" para llegar a nuestro ático.

Hasta ahí fenomenal,teniendo en cuenta estas instalaciones y la atención por parte de la recepción ¿quién no va a reservar para cenar en el Jardín del Califa? pues prácticamente todos y debido a esa demanda, se permiten el lujo de bajar la guardia y ofertar un tratamiento raso, sin implicación Enogastronómica y dirigido 100% al concepto "giris" que tampoco nos gusta.

El personal de sala, atento y amable, aunque quién deberí dar la talla es el que no estuvo a la altura, me refiero al "jefe" o gerente como queramos llamarlo.

La comida floja y bien subida de precio, no termina por definirse, de los platos que probamos, lo que se salva y con buena nota es la carne que sale de la brasa, liderada por un cocinero marroquí.

Respecto al vino... pues tuvieron una buena atención a priori, lo que resultó no tan buena, me explico; (por cierto precios elevados un 250%) pedimos un Albet i Noya brut a 18 € y como no había disponibilidad nos ofreciero un Ferret Brut a 21 y un Juve & Camps Rva. Familia a 24€ dejándonos al mismo precio que Albet i Noya "todo un detale la verdad", al decantarno por Juve & Camps, el detalle se desvaneció porque "no había RVa. Especial" y nos sirvieron el cinta púrpura, así que ya empezamos...

Al finalizar erróneamente "porque aunque se esté a 40 km de Jerez" pedimos dos copas de Brandy Fernando de Castilla, el cual no pudimos ver la botella -y yo que me lo conozc,parecía más un Magno que una cosa seria, así que duda razonable- y nos aparecen con dos copas de balón a 30 º, ufffffff el alcohol inviable ver sus aromas, y en boca ni contar. Nos verían con cara de resfriados o dolor de muelas. Una vez le comentamos al personal de sala, que eso de servir a 30ºC un destilado "a que no se les ocurre con un whisky?" como que no, y prestaron atención a la explicación versada que le indicamos (humildes y con ganas de aprender) pero al llegar de vuelta con "otra copa" nos dicen que el Gerente lo seguirá haciendo como hasta ahora, osea que nosotros éramos los raros porque nadie nunca le había dicho nada "concept giri".

Pero lo peor es que venía casi igual de caliente, es decir cogieron una copa normal y vertieron el contenido caliente de la otra. Y al replicarle que ¿cómo podía estar nuevamente caliente? su respuesta fué muy buena ¡es que la botella está justo debajo de un foco halógeno! jajajaja... evidentemente no nos la cobraron, pero si obtengo una lectura, es que así nos vá!

  • El brandy de la discordia

Un Jardin pequeñito dentro de un laberinto de casa con reminiscencias arabes y con suntuosidad y algo de misterio. Bodega preciosa pero con vinos secundarios, sin tener en cuenta quien puede exigir un vino libanes que no existe mas que en la carta. El trato mas que bueno, el jardin entre plantas y flores, algun mosquito maligno y los platos justos , ricos pero he probado mejores marroqueans de luxe. Humus 7, Breuat 8, tagine kefta, 6, cous cous, 6 o 7 en el cous. El vino salvo la cena un Rioja reserva de FOS. pastelillos arabes de perrunate y te marroqui normal. El entorno idilico, pero nada mas. El personal como siempre muy amable.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar