Para olvidar

Vas al cine y cuando sales tienes una multitud de opciones de franquicias y acabas yendo un día a una y otro a otra, porque ninguna te acaba de gustar. Lo malo es que son las mismas en casi todos los multicines, aunque espero que para la cocina vayan formando personal porque se van a cargar las marcas.

En la terraza con rápido servicio y pocas mesas para cenar un domingo (en el interior solo había una mesa ocupada). Carta de comida en una sola pieza plastificada con diferentes opciones y que sobre el papel apuntan bien pero luego en la cocina no va la cosa tan bien. Incluye los vinos que tiene muy pocas y desconocidas opciones que no te animan a nada que no sea cerveza y lo malo es que para ser cañas tiene poca opcion de cañas y menos de botellines.
Cuatro a cenar: 2 de agua de medio litro, una San Miguel de barril y una San Miguel (variedad al poder) 1516 bastante decepcionante: 5 € de estas dos cervezas no es barato. Pan aceptable.
Comida: surtido de verdura bastante bueno y variado aunque todo hecho a la vez con lo que el calabacín esta medio crudo y la cebolla casi pasada. Chopitos, lo mejor, buena ración y poco aceitosos. Cazuela de la abuela que tenía la patata poco cocida previamente, no había pimientos que hubo que reclamar (y tardaron), bien de jamón y huevos demasiado cocidos con lo que más que trabar la cazuela, se podían comer con tenedor. Entrecot trinchado y pedido muy poco hecho que por supuesto salió más que al punto siendo la carne bastante peleona.
Sin postres ni cafés.
Menos mal que habíamos comido bien a medio día porque nos levantamos con la sensación de ¡error!

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar