Restaurante Neichel (CERRADO): Una estrella Michelín a muy buen precio


Mi esposa y yo, llevábamos mucho tiempo queriendo conocer este restaurante, que en su momento fue el referente de la gastronomía en Barcelona, pero por unas cosas u otras siempre lo íbamos dejando. Por fin, nos decidimos a ir un medio día laborable, para hacer una comida rápida y así conocerlo.

Para empezar, el servicio de sala fue excelente, atento, profesional y al mismo tiempo muy cercano. Los platos salieron con el ritmo justo de la cocina, sin esperas pero sin prisas. Degustamos el Carpaccio de vieiras, salmón y atún en cebiche (sensacional) y la terrina de foie gras ampurdanés, un prodigio en su justo punto de cocción, hacía mucho tiempo que no comía un buen micuit. Para los segundos nos decantamos por el pescado, un espectacular lomo de merluza con navajas y el taco de bonito del Mediterráneo poco hecho, como debe ser para apreciar todo el sabor que nos ofrece el pescado.
Nos ofrecieron el magnífico carro de queso y los dos increíbles carros de postres, pero como habíamos ido sin demasiado tiempo y básicamente para probar el restaurante, lo dejamos para otro día, en el que seguro que nos decantaremos por alguno de los platos de trufa o becada si llegamos a tiempo, y si no siempre nos quedarán alguno de los dos menús apetitosos que ofrecen.

Regamos el ágape con un Augustus cabernet-merlot (24 euros), servido a su temperatura, una botella de agua y dos cafés con sus espléndidos petits fours.

Estar en un restaurante con una estrella Michelin, con un producto mimado y excelente a éste precio, nos va a llevar a visitarlo muchas veces, felicidades a todo el equipo.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar