Restaurante La Mary en Bilbao

Restaurante La Mary

Datos de La Mary
Precio Medio:
26 €
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
4.5 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
6.0 10
Fotos:
 
País: España
Provincia: Vizcaya/Bizkaia
Localidad: Bilbao
Dirección: Plaza arriquibar, 3
Código postal: 48008
Tipo de cocina: Mediterránea
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


2 Opiniones de La Mary

05-12-2015. En estas fechas tan propicias para encuentros navideños se eligió este restaurante para una cena de cuadrilla. Ofrecen 2 turnos de cena (21,00 o 23,00 horas). Se eligió por unanimidad el segundo turno ya que la idea era quedar antes de cenar para poder tomar algo y crear ambiente. Al estar ubicado en pleno centro de Bilbao, nos permitió disfrutar de unas copas previas en una de las zonas de bares de moda sabiendo que de un salto estaríamos sentados en la mesa del restaurante.

Local de grandes dimensiones, con decoración tradicional donde predominan los blancos y beiges. Mesas distribuidas en diversas disposiciones para satisfacer la demanda de comensales de esa noche, que era mucha. Nosotros éramos 12 y nos ubicaron en una mesa corrida con sillas en un largo y banco corrido con almohadillado en la espalda en el otro largo de la mesa. No sobraba espacio pero estuvimos cómodos.

Vajilla y cristalería sencilla, con mantelito cubremesa y poco más. Todo preconcebido para dar un servicio ágil e informal ya que se trata de un local de moda y siempre está muy muy concurrido.

Menú de 30 € (Iva incluido), que consta de 4 platos a compartir para cada 4 comensales y un plato principal a elegir. Incluye además pan, agua, refresco, café y vino.
El menú consistió en lo siguiente:

**ENSALADA DE BACALAO CONFITADO, ATÚN, ANCHOAS Y ROMESCO. Todo lo detallado acompañado de lechugas “mézclum” y tomates “cherry”, la salsa romesco venía presentada en dos montoncitos a los bordes del plato. El conjunto mezclado resultaba sabroso. Gustó. (VER FOTO).

**PALETILLA DE JAMÓN IBÉRICO CON PAN DE COCA Y TOMATE: Tostas de pan crujiente, untadas con tomate y jamón. Se acompañaban de una olivas negras que estaban muy buenas. Para mí, lo más rico de los entrantes. (VER FOTO).

**PARRILLADA DE VERDURAS CON ROMESCO: tomate, champis, calabacín, setas, pimiento rojo, cebolla, berenjena y trigueros. Correctamente ejecutada. Como podéis observar, se repite la salsa romesco como acompañamiento. (VER FOTO).

**TIRAS DE POLLO CRUJIENTE CON DOS SALSAS. (leer abajo). (VER FOTO).

**SURTIDO DE CROQUETAS (JAMÓN, JAMÓN Y QUESO, IDIAZABAL Y TXIPIRONES): Las tiras de pollo y las croquetas se presentaron conjuntamente en una pizarra acompañada de dos salsas (en cuencos). No recuerdo las salsas de qué era cada una pero acompañaban bien. Las croquetas correctas sin entusiasmar y las tiras de pollo me sorprendieron gratamente por su jugosidad. (VER FOTO).

DE SEGUNDOS (A ELEGIR):

**TATAKI DE ATÚN CON AGUACATE, MANGO Y SALSA TERIYAKI. (Mi elección). Estaba bueno pero he de reconocer que los he comido mucho mejores. Correcto. (VER FOTO).

**RISSOTO DE CEPS Y PARMESANO. (No era mi elección pero mi compañera sentada a mi derecha lo pidió, y como se le llena antes el ojo que el papo :-P, tuve que encargarme yo de hacer desaparecer el contenido del plato…la verdad que me gustó, arroz al dente y con buen sabor). (VER FOTO).
**BACALAO GRATINADO A LA SUAVE MUSELINA DE AJO SOBRE PISTO.
**ENTRECOTTE DE TERNERA A LA PLANCHA CON ENSALADA Y PATATAS.
**CONFIT DE PATO CON SALSA DE NARANJA Y OREJONES.
**PASTA VEGANA.

Nota: del resto de segundos no os puedo dar mi opinión ya que no los probé. Algunos compañeros de mesa los pidieron y no hubo ni alabanzas ni quejas.

POSTRES (A ELEGIR):

**COPA DE HELADOS DE LA CASA. (Mi elección). 2 bolas de helado de frambuesa con 2 canutillos y nata montada a modo de ornamento. El típico postre de cualquier restaurante normal que gusta a todo el mundo y no tiene ningún secreto.

**BROWNIE TIBIO CON HELADO DE VAINILLA
**PANCHINETA DE HELADO DE VAINILLA

Nota: en el mismo sentido que los segundos platos. No os puedo dar detalles.

Cafés e infusiones varias dieron por finalizada la cena.

**VINO. En este apartado estaba todo condicionado. Nos pusieron un blanco RUEDA, VERDEJO-VIURA “GUTI” 2014 y un tinto RIOJA MURIEL CRIANZA 2012, que estaba rico. Acompañaron con dignidad todos los platos de la comida que no es poco. Servicio del vino apenas existió, apertura de botella y al centro de la mesa, de ahí que este apartado quede penalizado pero suele ser habitual en este tipo de cenas.

El pan que acompañó toda la comida eran bollitos de chapata. Estaban ricos y no faltó pan en toda la comida ya que el servicio estuvo pendiente de ello en todo momento.

Servicio de sala compuesto por personal muy joven. Ponen ganas y paciencia y se nota. El local estaba repleto y no se repercutió en los tiempos. Los platos se fueron sucediendo con un ritmo adecuado; eso sí, el que busque servicio personalizado de mesa sobre todo en estas fechas que sepa que éste no es su restaurante.

Una vez más, como en casi todas las cenas, conversaciones cruzadas, bromas, risas y carcajadas surcan la mesa sin descanso creando un ambiente bullicioso en el que la compañía y el buen rollo prevalecen sobre la cuestión gastronómica. Pero de eso se trata, de pasar un buen rato con la gente que quieres y aprecias comiendo de la mejor manera posible, y si además resulta asequible al bolsillo no se puede pedir más.

Precio final…30 € Iva incluido, sin trampa ni cartón.

  • Rissoto de ceps y parmesano.

  • Tataki de atún con aguacate, mango y salsa teriyaki.

  • Surtido de croquetas y tiras de pollo con 2 salsas.

  • Parrillada de verduras con romesco.

  • Paletilla de jamón ibérico con pan de coca y tomate.

  • Ensalada de bacalao confitado, atún, anchoas y romesco.

Franquicia catalana que ha llegado a Bilbao. Local con una decoración bastante agradable. Las mesas demasiado juntas.
No aceptan reservas luego si hay sitio bien y si no lo hay pues o esperas o te piras.
Hoy había mucho sitio, los no futboleros allí estábamos y también algún japonés despistado.
Hemos pedido una ensalada que se ofertaba como ensalada de pollo con salsa al pesto. Nos han sacado una ensalada de lechugas con unos trozos de pollo a la que hemos tenido que aliñar para que tuviera algún sabor, el pesto no brillaba demasiado.
De segundo mi chica ha pedido un salmón a la plancha con verduras, unos diez minutos menos de plancha le hubieran venido estupendamente al pescado; muy seco y sin sabor. Las verduras distaban mucho de estar precisamente aldentes y mi chica no suele quejarse nunca de comida alguna, es la mejor comedora que he conocido jamás. Yo me he pedido un entrecot con patatas fritas y pimientos rojos.
Me han preguntado que si lo quería poco hecho, al punto o muy hecho. Yo como siempre lo he pedido al punto, ellos me habrán entendido mal y lo han sacado muy, pero que muy hecho. Eso sí, tengo que reconocer que de sabor estaba rico.
Las patatas congeladas y los pimientos de bote.
Hemos pasado de postres.
Lo hemos regado con un Paco y Lola 2011, albariño que la verdad es que está rico de ganas, refrescate y para mi opinión mejor boca que nariz.
En definitiva, un sitio donde quitar el hambre por no mucho dinero pero si lo que quieres es comida de calidad igual no es el lugar más indicado.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar