Restaurante A Casa Portuguesa en Barcelona
  

Restaurante A Casa Portuguesa

3
Datos de A Casa Portuguesa
Precio Medio:
37 €
Valoración Media:
5.6 10
Servicio del vino:
5.7 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
6.3 10
Calidad-precio:
4.5 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: De mercado, Tradicional
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 9,55 € (precio más bajo introducido por un usuario)
Cierra: lunes

Teléfono

Restaurante A Casa Portuguesa Mousse de lima A Casa Portuguesa Bacalao a la brasa A Casa Portuguesa en Barcelona Entrada y "terraza" Restaurante en Barcelona zona restaurante Restaurante A Casa Portuguesa zonacervecería A Casa Portuguesa zona terraza inteiror

3 Opiniones de A Casa Portuguesa

Decoración con predominio del ladrillo visto y la madera. Iluminación más bien escasa. Aire acondicionado justito para el calor que hacía. Mesas más bien pequeñas y bastante juntas. Manteles y servilletas de papel. Copas correctas. Servicio amable que nos informó que sin reserva sólo nos podían ofrecer una mesa alta a la entrada del local. Carta de vinos de la que sólo puedo decir que aparecían la mitad de vinos a copas que en la de internet.

Queríamos picar algo para cenar y nos dejamos aconsejar por el amable camarero:

- Pastelito de bacalao (1,50€) - Según mi mujer, un buñuelo de bacalao empanado con forma de croqueta.
- "Rissol" de cochinillo con salsa de pimienta (2,50€) - Especie de empanadilla triangular rellena de carne deshilachada ligeramente picante.
- "Chamuças" de carne al curry (1,50€) - Otra empanadilla triangular, de menor tamaño que la anterior, con un curry tan ligero que no conseguí encontrarlo.

En los tres casos, fritos que aparecieron al cabo de un minuto aprox. de hacer el pedido ligeramente calientes y nada crujientes.

Continuamos con Pica Pau (7,50€). Según pone en la carta del restaurante, es carne de cerdo adobada a la alentejana con cilantro. Lo que nos pusieron fue carne seca, dura y recalentada con algunas verduras fritas sobre una base de un caldo rojizo e insulso. Fuimos incapaces de probar más que un par de bocados y dimos por acabada la cena.

Para beber, una botella de agua y una copa del vino que también eligió el camarero a petición mía, con la única condición que fuese un vino adecuado para lo que íbamos a comer. No vi la botella. Me comentó el camarero que era un vino del Alentejo. Lo encontré flojo tanto en nariz como en boca, cerrado al principio y con algo de fruta negra en licor apareciendo tímidamente. Estrecho y corto en boca. Eso sí, servido a buena temperatura.

Si lo que recomienda el camarero a los clientes que visitan el local por primera vez son fritangas y comida recalentada, no merece la pena darle una segunda oportunidad al local. Por 19,10€ hay locales donde cenar más y mejor incluso en Barcelona. Y lo de la comida portuguesa... Por lo poco que sé de ella, en este local no se acercan para nada a su calidad.

Nos fuimos a medio cenar y, mientras escribo, todavía repito el dichoso Pica Pau. Le comentamos al camarero que la carne esta reseca, dura y recalentada. Se ofreció a descontarnos el precio rápidamente sin problema. Cuando llegó con la nueva cuenta yo ya había dejado el importe original y estaba saliendo por la puerta. Incluso le dejé propina, por no esperar al cambio e irme cuanto antes. Segundo local del que me voy a medio comer y cabreado, y eso que últimamente he bajado el listón una barbaridad.

Comida infumable.

Local de reciente inauguración, agradable y algo ruidoso, con una barra en el zaguán y dos o tres mesas para los fumadores, para estar en la terraza sin estar del todo fuera, lo que sería impensable en esta ruidosa calle.

Revisita a modo de cena de verano, al final nos juntamos cinco.

Aperitivo inicial, unas buenas aceitunas negras y una ensalada con judias, zanahoria y algo más, fresca.

Compartimos una serie de entrantes:
"Rissol” de Cochinillo con Salsa de Pimienta (empanadillas), bien

Una ensalada de bacalao seco con garbanzos, bien aunque excesivamente seco el bacalao, aquí somos más de bacalao desmigado

Una tortilla con virutas de jamón de cerdo negro alentejano, bien

Unas almejas (ración a la que nos invitaron), algo pasadas de cocción

Una alheira con huevos. La alheira es un embutido similar a la botifarra

Y de platos principales, hubo quien tomó el "Bife a Marrare", un filete a la sarten con margarina y ajos. (No lo probé)

Otros tomamos bacalao a la brasa. Bueno.

Y hasta hubo quien optó por un chuletón (pequeño)

De postre:
Unos optaron por una tarta de galleta maría, café y nata. (Se las prometían muy felices para maridarla con un "Alambre", pero no había)

Otros por la mousse-crema de lima (rica)

Bebimos:
Vinha Paz 2008 (Dao), Quinta do Javali 2009 (Douro) y Quinta da Falorca 2004 (Dao). Ninguno de estos vinos está en la carta.

Café muy bueno en el zaguán, algunos le echaron hielo.

Aquí, con fotos:
http://felixthefox.blogspot.com.es/2012/08/a-casa-portuguesa-ii.html

Tras un par de meses abierto y con ganas de probarlo, al fin nos decidimos hacerles una visita, comida de sábado, local con 5 o 5 mesas llenas (algo menos de medio local). Vamos dos personas……

Decoración rustica pero acogedora, el personal muy agradable, vajilla sin grandes pretensiones y el coperío correcto.

Mientras decidíamos que pedir, pedimos dos copas de Alvarinho Soalheiro 2010, según nos comentaron eran las últimas, esperaban que entrase en breve la 2011, uno vino con muy buena relación precio / calidad. Invitación de la casa….

Vamos con la comida……

Primeros para compartir…..

• Tabla de quesos…. Queso del tipo torta del casar, entero de unos 8-10 cm de diámetro, bueno pero comparándolo con el español, le falta algo de cremosidad. 7,50€.
• Paletilla cerdo ibérico negro del Alentejo…. Sin duda los cerdos no entienden de fronteras, de muy buena calidad, quizás la ración algo escasa (100 gramos), no por la cantidad, quizás fue el corte (algo grueso) lo hacía que luciera poco en el plato. 12€
• Chorizo al fuego…. Un chorizo picante a la brasa, muy sabroso, mezcla entre un chorizo criollo y uno fresco. 8€
Segundos……

Al llegar pusieron los segundos en la mesa de al lado y uno de ellos era un taco de bacalao a la brasa…. Nos dijimos, vaya pinta…….. Ambos pedimos bacalao a la brasa acompañado de unas patatas tipo “caliu”. Para nada seco, muy jugoso….. 14€.

La comida fue maridada con un Quinta Da Romaneira Reserva 2008, nos lo recomendaron y desde luego que fue un acierto, que gran uva es la touriga nacional……… 44€. El servicio se limitó al descorche y prueba, pero tampoco me gusta que la gente esté encima tuyo..... Lo prefiero.....

Postres……

Pedimos un surtido de moscateles y que lo maridaran con lo que ellos consideraran oportuno…. Nos trajeron de dos tipos, el primero un bacalhoa, solo correcto y un alambre 20 años, de muy buena calidad, pero quizás algo menos de temperatura hubiera permitido disfrutarlo más. Para estos vinos trajeron una mouse de lima, muy cremosa y fresca.

Como segundo postre compartimos una tarta que decían que era de “el mejor chocolate del mundo”….. No lo era, pero era bastante crujiente y estaba bastante bien….. Las mouse a 3€ y la tarta a 5€. Los moscateles fueron invitación de la casa.

Salimos a una terraza que hay en la zona de la entrada del local donde es posible fumar y tomamos los cafés, a 1€ la unidad, café de buena calidad (Delta)….. No sabía que todavía existían cafés a esos precios….

Ciertamente salimos muy satisfechos, tanto con la calidad como la cantidad, todo el festín ascendió a 117€ con bebidas incluidas….. Repetiremos sin duda!!!!!!!!!

  • Mousse de lima

  • Bacalao a la brasa

  • Entrada y "terraza"

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar