Restaurante Tatami

Datos de Tatami
Precio Medio:
23 €
Valoración Media:
5.5 10
Servicio del vino:
5.0 10
Comida:
5.0 10
Entorno:
7.0 10
Calidad-precio:
5.0 10
Fotos:
0
 
País: España
Provincia: Cantabria
Localidad: Santander
Dirección: Dr Fleming 3
Código postal: 39005
Tipo de cocina: Japonesa
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 23,50 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


1 Opiniones de Tatami

Ante la novedad y el auge que está cogiendo la cocina japonesa, anoche acudimos a cenar cuatro personas, a este japonés, que ocupa el local de antigua Sardina de Plata, del añorado Víctor Merino.

Buena recepción y acomodados en una mesa colocada junto a la ventana que da a la plaza que está a 50 metros de la Segunda Playa.

Buena separación entre mesas, toallas de papel que imita a tela.
Tras tomar dos cervezas japonesas Sapporo, decidimos a compartir todo y comenzamos con:

Verduras en tempura: bien presentadas, la tempura normalita y con las tres salsas acompañantes y la soja, resulta entretenida su comida.

Al centro con surtido de sushi, maki y sashimi: no soy nada experto en el tema, pero se dejaba comer, con la expectativa de la variedad, etc.…No resaltaría nada.

Pato asado con salsa acompañado de arroz frito con verduras: la carne del pato con buen punto y sabor sin sobresalir y el arroz más bien flojito.

Postres dos a compartir: Mochi variado (nada de nada a destacar) y helado de té verde, que sabia a té y no tenia cristales.

Carta de vinos muy cortita y sin ninguna imaginación, con precios ligeramente altos. Tomamos dos botellas de José Pariente 2011 a 14.5 euros. El servicio del vino bien realizado, con su cubitera, rellenado, cambio de copas y las mismas de buen nivel.

Todo lo reflejado, más un botella de agua de un litro, ascendió a un total de 94.50 euros.

Servicio de sala muy amable y atento.

No tengo experiencia en este tipo de cocina salvo en alguna ocasión en Madrid y hace ya un tiempo, este lugar se encontraba ayer como mucha clientela, supongo que por la novedad y porque al final se come por un precio muy moderado en este caso.

Mi sensación es que se trata de una opción más, para visitar como máximo una o dos veces al año y solo si se tercia.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar