Restaurante Asia Chic: Cada cosa en su sitio


No todos los días puede uno ir a cenar a donde quisiera y además, qué narices, habrá que probar todo lo que se pueda para poder opinar, digo yo.
Comparar el pescado crudo que he comido hoy con los marinados del Mugarra, sería como comparar a un cura de pueblo con Dios.
Tengo que reconocer que el pato lo cocinan bien, y no hablemos de la tempura de langostinos que pedimos para terminar el Txomin Etxaniz, que ya sé que es un vino fácil de beber, por eso me gusta tomarlo de vez en cuando. Soy amigo de las burbujas.
La separación entre mesas............. pues ya sabemos, igual es para hacer amigos.
Pero bueno, la cuestión es que siempre está repleto y me imagino que el precio será determinante a la hora de elegir este tipo de sitios.
Eso sí, la carta de vinos impresionante, las copas muy correctas, la cubitera no hay que pedirla y además te lo dan a probar. Así que en este espacio, la valoración sería un poco injusta pues la nota subirá en comparación con otros sitios donde la comida es mucho mejor pero el servicio de vino es peor.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar