Restaurante Bocca di Bacco: Una pena...........


Restaurante situado en una preciosa casa del Siglo XIX con una decoración muy elegante. Mesas amplias, buena separación entre ellas, cubertería, vajilla, mantelería y cristalería de buen nivel.

Carta de cocina italiana pura y dura . Tomamos :
.- Vitelo tonnato : Muy corriente
.- Gamberone : falta de sabor
. Spaghettis con almejas
.- Ravioli ricotta
.- 3 platos de Fregola.
Las pastas , todas, espectaculares. Perfectas en su cocción y en su sabor. Cocina de altura sin duda en este apartado. En especial , los de Fregola fueron soberbios. Punto picante que explotaba en la boca al masticar la pasta y se mezclaba con la acidez del tomate. Diez en textura y diez en sabor. Merece la pena venir aqui para probarlas. Son platos de otra concepción y otra dimensión.
No tomamos postres , luego explicaré porque.
Muy buena carta de vinos. Extensa, muy extensa . Todas las referencias del país transalpino a precios comedidos para ser Berlin. Esta circunstancia aumenta la nota en el servicio del vino , porque lo que es estrictamente el servicio fue bastante más flojo.
Servicio de sala , con jefe de sala altivo y bastante estúpido. Camareros serviciales y simpáticos y , al principio, muy diligentes. Luego, cuando se lleno , un desastre. De hecho anulamos los postres porque tardaron más de veinte minutos en venir.
Al final sales con sensaciones contrapuestas: Marco muy bonito, pastas fuera de lo común, buenos vinos, mal servicio y entrantes del montón.......
Merece la pena? Pues no lo sé. Que cada uno saque las conclusiones que estime. No me arrepentí de haberlo conocido, pero tampoco me atrevería a recomendarlo ojos cerrados.
Imprescindible reservar
El precio incluye una botella de Pinot Gris (muy bueno) , 5 medias botellas de agua (en Berlin el agua es más cara que la cerveza) y un capuccino

  1. #1

    Jeronimo

    Es increíble la calidad que normalmente ofrecen los restaurantes italianos en Alemania, he viajado bastante y durante muchos años por Alemania y no recuerdo ninguno que me defraudara.

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar