Restaurante Puerta del Mar: Celebración familiar


Comida de celebración familiar con los 9 comensales ubicados en una cómoda mesa redonda muy de agradecer en un local lleno y sin cambios apreciables sobre la anterior visita. Mesas bien vestidas, buenas copas, buena separación.

Servicio en sala de gente tan joven y voluntariosa como inexperta y sin una mínima básica formación profesional, preguntando quien quiere copas de vino o cucharas para los postres pedidos, que recoge los platos sin recoger los cubiertos y que luego recoge cubiertos antes de servir platos, que le tienes que reclamar el agua solicitada un paqr de veces, trae equivocados los cafés, se sirven un par de primeros y tardan los segundos mientras se enfrían los traidos, las raciones de arroz servidas en mesa alguna es el doble que la otra ... En fin supongo que por ello necesitan de gente de staff controlando la sala.

Sin cambios notables en carta de comida ni de vinos. Optamos por el menú y en vino por un Luis Cañas crianza 2015 muy cumplidor, además de unas cervezas, un par de agua sin gas grandes, agua con gas Perrier. Sobre la mesa unas pocas papas y unas aceitunas de bienvenida. Buen ritmo de servicio desde cocina.

El menú (17,80€) de fin de semana incluye la elección de un primero y un segundo de entre bastantes posibilidades más el postre. Buenas raciones (sobre todo en el arroz), presentación clásica adecuada. De los primeros que fueron: puntillas salteadas con habitas y ajos tiernos y jamón, salteado de setas con langostinos con huevo poché y aceite de trufa, tellinas y revuelto de espinacas con jamón y queso de cabra, que se tomaron puedo opinar de las puntillas, poco hechas y bajas de sal restándoles sabor.

De segundos se pidieron: canelón de pato, cachopo de ternera gallega con jamón ibérico y mozzarella, carrillera ibérica con salsa de setas con parmentier trufado y chip de yuca, arroz meloso de pollo de corral rustido setas y calabaza, arroz meloso marinado con langostino y pescado de roca, paella de verduras y setas. Del arroz de pollo cumplió bien; del cachopo presentado a modo de paquete cuadrado (nada similar a lo orginal) con correcto rebozado y fritura, cumple sin más.

Para postres elegimos la ración de tarta del carrito tentador. Esta vez la capuchina estaba bastante seca, por contra gustó la de plátano y dulce de leche, muy floja la de manzana con base de galleta y bien la de doble chocolate. Acompañamos con una botella de cava Nodus brut nature.

Acabamos con unos correctos cafés sin más extras y una larga sobremesa mientras nos retiraban el agua y las copas de cava.

Recomendado por 2 usuarios
  1. #1

    Joan Thomas

    Por lo que leo cumplió mas o menos con la comida pero parece que el servicio está lejos de estar a la altura. Ya se sabe, no siempre se sale satisfecho.
    Saludos

  2. #2

    Abreunvinito

    en respuesta a Joan Thomas
    Ver mensaje de Joan Thomas

    Ya me lo pareció la vez pasada, pero allí entramos casi todo el comedor de golpe después de asistir a la mascletá, con lo que parecía más comprensible.
    Pero no es un problema de retraso, es un problema de profesionalidad o/y experiencia.
    Saludos

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.

Cerrar