Restaurante El Rebujito de Morán en Barcelona
  

Restaurante El Rebujito de Morán

6
Datos de El Rebujito de Morán
Precio Medio:
65 €
Valoración Media:
6.9 10
Servicio del vino:
6.3 10
Comida:
7.3 10
Entorno:
7.8 10
Calidad-precio:
4.7 10
Fotos:
 
País:
España

Provincia:
Localidad:
Dirección:
Código postal:
Tipo de cocina: Andaluza
Vino por copas: Añadir vino por copa
Precio desde 62,00 € (precio más bajo introducido por un usuario)

Teléfono


6 Opiniones de El Rebujito de Morán

Local ambientado andaluz y un toque gallego , fui a una comida de empresa,picoteamos genero fresco.
El servicio muy proximo y profesional
Picoteamos lo que mas me gusto fue la tortilla de camaron y los callos con garbanzos.
Segundo plato;Hurta al horno con patatas y cebolla lo mejor y frescosegun el jefe traida de Sanlucar este mismo dia.
Postre,: Canutillos de crema,Flan de huevo casero.Tarta.Lo mejor los canutillos
Para bever tomamos2 copitas manzanilla de aperitivo,el albariño en la tetera que no me entusiasmo ,se ve que no soy mucho de albariño y un PX bueno

Fui con dos amigos y decidimos cenar de picoteo andaluz. Pedimos:

Atún con tomate: una especie de escabechado con salsa de tomate por encima. El sabor de la salsa se comía casi por completo al atún. Desacertado en mi opinión porque la textura del atún era excelente, muy tierna.
Boquerones fritos: normales (10 boquerones a 16 euros)
Chanquetes con pimientos: Muy bueno
Tortitas de Camarones: muy normales. Soy un gran aficionado y me decepcionaron.
Presa Ibérica: Bueno/Muy bueno
Lentejas con carabineros: El sabor del carabinero casi no se percibía bajo la potencia de las lentejas. Decepcionante.
1 botella Camins del Priorat.
3 cañas en la barra
3 copitas de Manzanilla de aperitivo
2 cafés
1 carajillo
TOTAL 185 euros

En la opinión de los 3 que íbamos, precio muy exagerado para lo que comimos. Puede que sea una buena opción para comer marisco según lo leído en los comentarios anteriores, pero yo no lo recomiendo para una cena de picoteo.

Local con 'apariencia' de típico andaluz, con platos de ese tipo, jamón, frituras, salmorejo, rabo de toro, etc., y con toques de otras cocinas. Nada mas entrar hay un vivero con unas ostras de fantástico aspecto.

El género que probamos fue excelente, y el que vimos pasar tenía todos los números de ser de la misma clase. Comodidad, buen trato, profesional.

Para compartir entre dos, un par de tazones de salmorejo (sin huevo duro ni jamoncito picado), un plato (100g)de jamón excelente, otro de chanquetes, y uno de morralla y pescadito frito. Dos cañas, un albariño de la casa (muy bueno), sin postres y dos cafés. 129€

En mi opinión, el precio nunca es discutible si la calidad es la adecuada. Te interesará o no, esa es otra cuestión. A mi, en particular, no me invita a repetir visita. Hay infinitas opciones...

La marisquería de moda en barcelona. Destaca sobretodo sus ostras (las mejores que he probado), sus percebes y su albariño servido en tetera. Tiene un toque andaluz-gallego muy atractivo, me encantaron las tortillitas de camarón y tambien destacar su amplia bodega. Servicio muy profesional y familiar, gracias al sr. Morán y Julio. Lo recomiendo a todo el mundo.

Encontramos este restaurante por casualidad, nos hizo gracia xq esta ambientado en un patio andaluz. Nunca en mi vida había probado unas ostras tan grandes y tan sabrosas. De primero pedimos salmorejo con chanquetes, cazón en adobo y jamón ibérico. El jamón estaba impresionante, el cazón en adobo que nunca lo había probado estaba exquisito y el salmorejo muy bueno. De segundo arroz caldoso de bogavante, wenisimo. Lo que más me sorprendio es que pedimos albariño y nos lo servieron en teteras. El servicio muy profesional. Se lo recomiendo a todo el mundo fue una grata sorpresa.

Para buenos homenajes de marisco y pescado.
El decorado de patio andaluz, con peq.comedores a dif. niveles lo hacen acogedor.
El servicio es amable y profes.
Carta de vinos extensa en ref. nac. aunque corta en foráneas. Varios formatos mágnum.
Las copas y el servicio del vino son aceptables. La carta necesita ref.foráneas y más vinos de postre.
En nuestro caso disfrutamos para 3 p. de:
caviar Imperial Beluga: calibre 0, brillante, nada salado y meloso.
Espardenyes rebozadas: exquisitas, tiernas por dentro y con un rebozado crujiente.
6 ostras gigantes: con un tamaño libidinosamente grande! muy sabrosas.
Carpaccio de tiburón. Aderezado con tomate escalibado en exceso. La carne de tiburón era suculenta y tersa.
Lomo de atún en escabeche. Con unas anchoas y unas olivas que conjuntaban. Escabechado que no adolecía de avinagrado.
Camarones: fue lo único que no convenció.
Hurta al horno con patatas y cebolla: ración contundente, semisalvaje?, en su punto de cocción y con un buen chorrito de AOVE.
Canutillos de crema.
2 botellas de champagne Henri Abelé Brut (35,00 €), 2 whiskys Oban, 2 Partagás D nº 4 (escueta selección pero buena rotación y buena conservación).

Este sitio web usa cookies para analizar la navegación del usuario. Política de cookies.
Cerrar